Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

La línea 10 de Metrovalencia funcionará en el verano de 2021 con 15 minutos de frecuencia y se conectará a La Marina

0
- +
11/12/2019 01:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La futura línea 10 de Metrovalencia, cuyas obras se han retomado este año tras ocho años paradas por la quiebra financiera del anterior Consell del PP, entrará en funcionamiento en el verano de 2021. Esta es la previsión que maneja el titular de Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, que este martes ha realizado una visita al túnel y a las obras en superficie junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, entre otras autoridades.El recorrido por el subsuelo ha permitido comprobar el estado tanto del túnel como de las tres estaciones construidas: Alicante, Russafa y Amado Granell. El acondicionamiento de la superestructura y estaciones este trazado está a punto de adjudicarse por 20, 7 millones de euros, ha indicado España, tras licitarse por algo más de 27 millones, por lo que habrá un importante ahorro. Se trata del contrato más importante del proyecto, cuya inversión en conjunto asciende a 50 millones de euros (la de mayor volumen de la Conselleria), de los que 20 millones están cofinanciados por la Unión Europea. El resto de adjudicaciones, a partir de enero, consistirá básicamente en la electrificación de todo el recorrido entre la calle Alicante y Natzaret y la construcción de talleres provisionales en este último barrio para poder ponerlo en marcha en el verano de 2021, tal y como ha anunciado el presidente Puig.Además, durante el primer trimestre de 2020, la Generalitat anunciará cuál es la solución elegida "para la conexión de la L10 con toda la fachada marítima, tanto el trazado como el calendario" y meses más adelante se dará a conocer "cuál es la red del futuro de Metrovalencia, dónde queremos que crezca, en qué líneas, valorando lo que ya tenemos y nuevas posibilidades", ha dicho España, quien ha insistido en hacerlo "con planificación", también financieramente, para evitar situaciones vividas en el pasado con paralizaciones de proyectos. "No queremos volver a anunciar líneas que luego no vamos a poder construir", ha afirmado.La frecuencia de paso aproximada de la nueva línea será de 15 minutos. "Es otro de los desafíos que tenemos, mejorar las frecuencias, y la tenemos tanto en el mes de julio, y vamos a estudiar cómo podemos mejorarlas en el resto de las líneas. Es complicado, porque tenemos limitaciones presupuestarias y para contratar maquinistas, pero si nos creemos la emergencia climática, un buen servicio público de transporte ferroviario a través de metro o tranvía tiene que ser prioritario", ha añadido el titular de Movilidad.El número de viajeros que se calcula que podrán utilizarla al año, entre Alicante y Natzaret, ronda los 3, 5 millones de personas. Esta cifra puede aumentar si se tiene en cuenta la demanda potencial de futuras ampliaciones, tal y como consta en los propios estudios de FGV que publicó 20minutos . La línea 10, que tiene una demanda ligada no solo al trabajo, sino también al ocio, al turismo y a los eventos, parte desde el centro de València, junto a la calle Alicante y la Gran Vía Germanías y avanza hacia Russafa por la avenida Reino de València. También tiene una estación subterránea en la avenida Amado Granell, por donde sale en superficie hacia la parada de Hermanos Maristas y la avenida Antonio Ferrandis. En este punto, permitirá desplazarse al futuro pabellón Arena del Valencia Basket y a la Ciudad de la Justicia. Las siguientes paradas serán Ciudad de las Artes y las Ciencias, Oceanogràfic, Moreras y Natzaret.Otra de las opciones para conectar con la red existente es la construcción de un túnel peatonal que vaya desde la calle Alicante, en un lateral de la Estación del Norte, hasta el vestíbulo de la estación de Metrovalencia de la calle Xàtiva, una de las alternativas que está en estudio en estos momentos.Respecto a la línea 10, España ha afirmado que es posible afrontar la nueva línea con las unidades de tranvía Bombardier que ya posee Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), si bien ha añadido que uno de los objetivos que afrontará el próximo año será la renovación de la flota con ayuda de fondos europeos, para que las frecuencias no se vean afectadas.España también ha afirmado que todas las actuaciones que están llevando a cabo para finalizar la línea "están siendo coordinadas con el Ayuntamiento", ya que se trata de la primera línea de FGV exclusivamente urbana. En este sentido, los técnicos de FGV se han puesto en contacto con el área municipal de Movilidad Sostenible para impulsar la prioridad semafórica del tranvía en superficie para que pueda atravesar más rápido los cruces con el tráfico rodado.La visita de las autoridades al recorrido inicial de la línea 10 se ha efectuado con dos microbuses desde la estación de la calle Alicante a través del túnel subterráneo, con parada en las de Russafa y Amado Granell. Ha finalizado en la rampa de Amado Granell, donde se está construyendo actualmente la parada en superficie de Hermanos Maristas.Allí, el jefe del Consell, Ximo Puig, se ha felicitado por la evolución de las obras, que permitirán cumplir con el calendario anunciado inicialmente, y ha destacado las potencialidades de la línea para "coser" la ciudad de València desde la periferia hasta el centro. Además, también ha valorado los planes de expansión futuros de Metrovalencia, entre los que figura la conexión de la L10 al resto de la red de metro y tranvía de FGV.Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, ha afirmado que la nueva línea del metro será "un instrumento fundamental para conectar más barrios, Natzaret y Moreras con el centro". Además, ha valorado que, para resolver el cambio climático, "hemos de afrontar problemas relacionados con la energía y con la movilidad, y este paso es fundamental para la reducción de emisiones". Finalmente, ha insistido en la apuesta del Ayuntamiento para que, una vez llegue la L10 en 2021 a Natzaret, "nos planteemos la conexión con el Cabanyal a través de La Marina para resolver problemas y que la conexión de la fachada marítima sea potente".


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (43952 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
7
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.