Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La Legionela hay que combatirla pronto, pero sin alarmismos. Está muy lejos de ser tan peligrosa como el Ebola

24/09/2014 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No existe vacuna, pero los antibioticos son hoy eficaces, aunque no se ha enontrado uno que específicamente lo sea. El control puede hacerse de varias maneras, La enfermedad no suele ser una amenaza para personas sanas y se adquiere a través de gotitas que contengan la bacteria

El brote de Legionela detectado en la ciudad catalana de Sabadela en solo una semana afectaba a 34 personas. De ellas

cuatro  han fallecido, ocho fueron dados de alta y 22 continúan ingresadas en tres hospitales de la comarca: 18 enfermos permanecen hospitalizados en el Parc Taulí, dos en la Clínica del Vallès y otros dos en el Hospital General de Catalunya

 Un portavoz de médico de  La Generalitat dijo desconocer el foco de legionela y no descarta nuevos casos

 El Departamento de Salud insistió en que todos los afectados, de edades comprendidas entre los 45 y los 94 años, padecían enfermedades previas "graves o muy graves", como cáncer o insuficiencias cardíacas y respiratorias. Según Salud, los tres nuevos casos detectados desarrollaron la sintomatología propia de una neumonía -fiebre alta, dificultad respiratoria y dolor corporal- entre el 15 y el 20 de septiembre, y uno de ellos ha tenido que ser ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

La Generalitat todavía no ha encontrado el foco de contagio, aunque la sospecha se centra en alguna torre de refrigeración de alta potencia. Entre el 15 y el 16 de septiembre, cuando la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) decretó la alerta epidemiológica por el brote de legionela, técnicos del Departamento de Salud inspeccionaron y limpiaron 38 torres de refrigeración de las 21 instalaciones consideradas de "alto riesgo" en Sabadell. Con todo, debido a la propagación del brote, la ASPCAT ha reforzado los controles de vigilancia y ha comenzado a revisar también las zonas de bajo riesgo, como fuentes ornamentales y sistemas de riego.

Salud preveía conocer hoy los resultados de los primeros cultivos realizados en las instalaciones revisadas, pero ha emplazado al próximo viernes para dar a conocer las conclusiones de la investigación que ahora está en curso. Aunque la ASPCAT ha hecho una llamada a la calma y ha mostrado su "tranquilidad" tras haber intervenido y limpiado las zonas sospechosas, no descarta que se pueda producir un goteo de casos en los próximos días, ya que el período de incubación de la enfermedad puede durar más de una semana.

La legionella es una infección pulmonar originada por alguna bacteria de la familia Legionellaceae, especialmente la Legionella pneumophila Es la responsable del 90% de los casos), que se caracteriza por neumonía con fiebre alta. También conocida como enfermedad del legionario, su nombre deriva de que el brote original de esta bacteria aconteció durante una Convención de la Legión Americana en Philadelphia, en 1976.

Fiebre, tos fuerte, diarrea, dolores musculares o dificultad para respirar son sus síntomas más comunes.

También puede darse otra forma clínica, no neumónica, conocida como 'Fiebre de Pontiac', que se manifiesta como un síndrome febril agudo y autolimitado.

Las bacterias que causan esta enfermedad tienen su hábitat natural en aguas estancadas, y proliferan en general en ambientes cálidos y húmedos. La mayor fuente de contagio para las personas lo constituyen los sistemas de agua y aire acondicionado de los grandes edificios como oficinas, hospitales, hoteles, centros comerciales, spas... Las bacterias se inhalan al respirar y comienza la infección.

A nivel particular no se pueden tomar medidas para prevenir la infección. Revisar y mantener en las mejores condiciones los sistemas de agua y refrigeración de los edificios que, como se ha comentado, son los focos de infección, es la única forma de evitar el desarrollo de las bacterias que originan la enfermedad.

Nunca se ha demostrado que exista riesgo de infección de una persona a otra.  

Los factores de riesgo de la legiónella no son como los del Ebola, pero hay que seguirle el paso para atajar los brotes.

Aunque cualquier persona puede infectarse con la bacteria de la legionella, hay ciertos factores de riesgo que incrementan las posibilidades de contraer la enfermedad y que, además, complican el pronóstico y dificultan el tratamiento

 

:

 .Fumar (cualquier paciente que haya contraido la legionella debe dejar de fumar inmediatamente).

 -Padecer algún tipo de afección pulmonar o del sistema respiratorio de carácter crónico (EPOC, asma).

 

  -Edad avanzada.

  -Tener debilitado el sistema inmunológico a causa de alguna enfermedad como el cáncer o el SIDA, o haber sido sometido a un trasplante.

 .Tomar fármacos que inhiben el sistema inmunitario (quimioterapia, corticoides).

 .Pacientes con enfermedades como insuficiencia renal en estado avanzado o diabetes mellitus.

 .Los hombres son más propensos que las mujeres a contraer la infección.

Por otro lado, es extremadamente raro que tras haber superado la enfermedad dicha persona pueda ser contagiada una segunda vez por la legionella. Al parecer, la primera infección proporciona cierta inmunidad contra un hipotético segundo contagio.

Síntomas de la legiónella: el periodo de incubación desde que se contrae la infección hasta la aparición de los síntomas, está entre dos y diez días

  Al principio, el paciente puede sentirse cansado y débil. Los síntomas más frecuentes de la legionella son:

 .Fiebre alta.

  .Alteraciones gastrointestinales, como dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea.

 -Tos improductiva, a veces con esputo.

 -Dolor de cabeza.

 -Fatiga y malestar general.

  -Dolores musculares.

  .Dolor de pecho.

  -Dificultad respiratoria (especialmente a medida que avanza la enfermedad).

   -Letargo y falta de coordinación.

Para tratar la legión ella eficazmente y desde el principio hayque echar mano a los antibioticos, habitualmente quinolonas y macrólidos (azitromicina, claritromicina, eritromicina    (levofloxacina, ciprofloxacina, moxifloxacina...) ).

El tratamiento de la legionella debe iniciarse en cuanto se sospeche que se padece la enfermedad, ya que si se trata adecuadamente y desde el principio el pronóstico es muy bueno, especialmente si el paciente no presenta ninguna patología previa ni tiene el sistema inmunitario debilitado por otras razones (trasplantes, etcétera).

Sin embargo, no hay que olvidar que esta enfermedad puede ser mortal, sobre todo para las personas que padezcan otras enfermedades, o aquellas que contraigan la infección mientras permanecen hospitalizadas por una intervención quirúrgica u otras causas.

La mejor prevención de la legión ella es evitar lo que favorezcan a las bacterias de la familia Legionellaceae

Es preciso, pues,   adoptar medidas dirigidas a –responsables de la enfermedad–, puedan colonizar un medio, se multipliquen, y se dispersen en el ambiente. Las temperaturas apropiadas para la proliferación de estas bacterias oscilan entre los 25 y 45 ºC, y las aguas estancadas y sucias son su medio favorito.

Por lo tanto, las principales medidas que se deben adoptar para prevenir la infección por legionella, y que son comunes a todas las instalaciones susceptibles de ser colonizadas por bacterias de la familia Legionellaceae son:

 -Evitar estancamientos de agua, con un diseño adecuado de las instalaciones.

 -Eliminar o reducir la suciedad, siguiendo un programa de mantenimiento.

 -Impedir la proliferación y supervivencia de la bacteria en la instalación, mediante su desinfección continua y el control de la temperatura.

 

Los edificios que cuentan con instalaciones con torres de refrigeración, especialmente si son de grandes dimensiones, siempre tienen riesgo de contaminación por legionella, y la única forma de eliminarlo es seguir escrupulosamente las actuaciones de mantenimiento y control que establece la legislación. El  decreto 865/2003, de 4 de julio, en prevención de la legionelosis, obliga también a realizar un tratamiento de limpieza y desinfección previo a la puesta en marcha de cualquier instalación de agua o aire acondicionado que haya estado parada más de un mes.

Esta medida también se debe aplicar a los equipos que nebulizan agua en ambientes exteriores, que cada vez se utilizan más en las terrazas de bares y restaurantes en épocas de altas temperaturas para mejorar el confort térmico de los clientes, y que también se emplean para humidificar los alimentos durante su almacenaje o exposición.

El agente causal de la Legionela no fue identificado hasta 1977.Era una enfermedad rara y misteriosa

Las fuentes ornamentales, piscinas, spas y similares, aunque teóricamente suponen un menor riesgo de contagio, también requieren limpieza y desinfeccion periódicas, que incluyan análisis y un mantenimiento químico y biológico.

En el caso de que se produzca un brote de legionelosis, los servicios de inspección de Salud Ambiental de Salud Pública llevan a cabo una revisión extraordinaria de las instalaciones sospechosas de ser el origen de la infección, que incluye una toma de muestras para cultivo. Si se detecta cualquier deficiencia en la instalación o en sus niveles de control, se procede al cierre cautelar de la misma. Además, se realiza una investigación epidemiológica de los casos que se hayan producido, y se alerta a los servicios asistenciales para que aumenten la vigilancia e informen de posibles nuevos casos al Servicio de Vigilancia Epidemiológica.

Prevención de la legionella en el hogar

Las medidas que se pueden adoptar en el hogar para prevenir la infección por legionella son:

-En caso de emplear filtros en grifos, duchas, u otros posibles elementos terminales de la red de distribución de agua, mantenerlos siempre muy limpios. Además, es aconsejable purgar una vez a la semana los grifos que apenas se utilicen.

-Las alcachofas o difusores de la ducha, mejor si son de gotas gruesas.

.Una vez al año, desinfectar todos los filtros o difusores. Por ejemplo, se pueden sumergir durante 30 minutos en un litro de agua al que se le añadan previamente diez gotas de lejía.

 -Los aparatos de aire acondicionado privados instalados en domicilios particulares no conllevan ningún riesgo de transmisión de legionella, porque en estos dispositivos no hay un circuito cerrado de agua, por lo que no existe la posibilidad de que la bacteria se multiplique.

El género Legionella es un grupo patogénica de las bacterias Gram-negativas, que incluye las especies L. pneumophila, que causa la legionelosis  (todas las enfermedades causadas por Legionella), incluyendo una enfermedad de tipo neumonía llamada enfermedad del legionario y una gripe leve, como enfermedad llamada fiebre de Pontiac .

Se puede visualizarse fácilmente con una tinción de plata . Legionella es común en muchos entornos, incluyendo el suelo y los sistemas acuáticos, con al menos 50 especies y 70 serogrupos identificados.

Las cadenas laterales de la pared celular llevan las bases responsables de la especificidad del antígeno somático de estos organismos. La composición química de estas cadenas laterales, tanto con respecto a los componentes, así como la disposición de los diferentes azúcares determina la naturaleza de los determinantes de antígenos somáticos u O, que son los medios esenciales de serológicamente clasificar muchas bacterias Gram-negativas.

Legionella adquirió su nombre después de un brote de julio de 1976 de un entonces desconocido "enfermedad misteriosa" enfermado a 221 personas, causando 34 muertes.

    El brote se detectó por primera vez entre las personas que asistían a una convención de la Legión Americana asociación -an de EE.UU. militares veteranos . El convenio en cuestión se produjo en Filadelfia durante la Estados Unidos Bicentenario años en julio 21-24 de 1976 Esta epidemia entre los veteranos de guerra estadounidenses, que se producen en la misma ciudad que-y en pocos días de los 200 años de la firma de la Declaración de Independencia, fue ampliamente publicitado y ha causado gran preocupación en los Estados Unidos.

Hasta enero de 1977, el agente causal no fue identificado. Era una bacteria previamente desconocida, que posteriormente fue bautizada Legionella.

Legionella  tradicionalmense te detectó por cultivo en extracto de levadura carbón tamponado (BCYE) en agar. Legionella requiere la presencia de cisteína y hierro para crecer y por lo tanto no crece en medios de agar sangre común utilizado para el total de los recuentos viables de laboratorio basado o en laminocultivos sitio. Procedimientos de laboratorio comunes para la detección de Legionella en agua  concentrar las bacterias (por centrifugación y / o filtración a través de filtros de 0, 2 micrómetros) antes de la inoculación en un agar de extracto de levadura de carbón vegetal que contiene antibióticos (por ejemplo glicina vancomycim polimixina ciclohexamida, GVPC) para suprimir otra flora de la muestra. El calor o tratamiento con ácido se utilizan también para reducir la interferencia de otros microbios en la muestra.

Después de la incubación durante un máximo de 10 días, las colonias sospechosas se confirman como Legionella si crecen en BCYE que contiene cisteína, pero no en agar sin cisteína añadido. inmunológicos técnicas se utilizan comúnmente para establecer la especie y / o serogrupos de bacterias presentes en la muestra .

Aunque el método de chapado es bastante específica para la mayoría de especies de Legionella, un estudio ha demostrado que un método de cocultivo que da cuenta de la estrecha relación con las amebas puede ser más sensible ya que puede detectar la presencia de las bacterias, incluso cuando enmascarado por su presencia dentro de la ameba.  En consecuencia, la verdadera prevalencia clínica y ambiental de las bacterias es probable que se subestimado debido a falsos negativos inherentes en la metodología de laboratorio actual.

Muchos hospitales utilizan la prueba de antígeno urinario de Legionella para la detección inicial cuando se sospecha de neumonía por Legionella. Algunas de las ventajas que ofrece esta prueba es que los resultados se pueden obtener en cuestión de horas en lugar de los cinco días que se requieren para la cultura, y que una muestra de orina por lo general se obtienen más fácilmente que una muestra de esputo. Las desventajas son que la prueba de antígeno en orina sólo detecta el antígeno de Legionella pneumophila serogrupo 1 (LP1); sólo una cultura detectará la infección por cepas no-LP1 u otras especies de Legionella y que los aislados de Legionella no se obtienen, lo que dificulta las investigaciones de salud pública de los brotes de LD.

Nuevas técnicas para la detección rápida de Legionella en muestras de agua están surgiendo incluyendo el uso de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y ensayos inmunológicos rápidos . Estas tecnologías normalmente pueden proporcionar resultados mucho más rápidos.

Patogenia

Legionella vive dentro de amebas en el entorno natural. Tras la inhalación de la bacteria puede infectar a los macrófagos alveolares. subvertir los mecanismos normales de la célula huésped para crear un nicho donde las bacterias pueden multiplicarse. Esto da lugar a la enfermedad de los legionarios y la forma menor, Pontiac fiebre . transmisión de Legionella está en el aire a través de las gotitas respiratorias que contienen la bacteria.

Una vez dentro de un anfitrión, la incubación puede durar hasta dos semanas. Síntomas prodrómicos son similares a la gripe, incluyendo fiebre, escalofríos y tos seca. Las etapas avanzadas de los problemas de la causa de la enfermedad con el gastrointestinal las vías y el sistema nervioso y provocar diarrea y náuseas. Otros síntomas avanzados de neumonía también puede presentarse.

Sin embargo, la enfermedad generalmente no es una amenaza para la mayoría de las personas sanas, y tiende a conducir a síntomas perjudiciales sólo en aquellos con un sistema inmune comprometido y los ancianos. En consecuencia, se debe comprobar de forma activa en los sistemas de agua de los hospitales y hogares de ancianos. El Departamento de Servicios de Salud de Texas proporciona recomendaciones para hospitales para detectar y prevenir la propagación de la infección nosocomial (hospitalaria enfermedad adquirida) debido a legionela. De acuerdo con la revista "Control de Infecciones y Epidemiología Hospitalaria, " neumonía por legionela adquirida en el hospital tiene una tasa de mortalidad del 28%, y la fuente es el sistema de distribución de agua. En los Estados Unidos, la enfermedad afecta a entre 8.000 y 18.000 personas al año.

Normalmente existen especies de Legionella en la naturaleza en concentraciones bajas, se ha encontrado en las aguas subterráneas, lagos y arroyos. Después de entrar en el equipo artificial, dadas las condiciones ambientales adecuadas, puede reproducirse. La transmisión de persona a persona de Legionella no se ha demostrado.

 

Fuentes documentadas incluyen torres de enfriamiento,   piscinas (especialmente en los países escandinavos), sistemas domésticos de agua caliente y duchas, máquinas de fabricación de hielo, armarios refrigerados, spas de hidromasaje, aguas termales, fuentes,   el equipo dental,   de líquido limpiador de parabrisas de automóviles y el refrigerante industrial.

 

 

La transmisión aérea de las torres de refrigeración y los equipos de eliminación de calor utilizado en el aire acondicionado

El más grande y la fuente más común de brotes de legionelosis son como dce el título, lastorres de enfriamiento y los sistemas de agua de refrigeración industriales, principalmente debido al riesgo para la circulación generalizada. Muchas agencias gubernamentales, fabricantes de torres de refrigeración, y organizaciones comerciales industriales han desarrollado pautas de diseño y mantenimiento para controlar el crecimiento y la proliferación de la Legionella en torres de refrigeración.

La investigación reciente en el Journal of Infectious Diseases demuestra que Legionella pneumophila, el agente causante de la enfermedad del legionario, se puede viajar por lo menos a 6 km de su fuente por transmisión aérea. Anteriormente se creía que la transmisión de la bacteria se restringió a distancias mucho más cortas. Un equipo de científicos franceses revisó los detalles de una epidemia de la enfermedad del legionario, que tuvo lugar en Pas-de-Calais, norte de Francia, en el período 2003-2004. Había 86 casos confirmados durante el brote, de las cuales 18 resultaron en muerte. La fuente de la infección fue identificada como una torre de refrigeración en un petroquímica planta, y un análisis de los afectados en el brote reveló que algunas personas infectadas vivían en cuanto a 6-7 km de la planta.

Aunque no existe una vacuna para la legionelosis, y la profilaxis de los antibióticos  no ha sido en general acertada. Cualquier vacuna autorizada para los seres humanos en los EE.UU. es más probable que pasar muchos años antes. Estudios de vacunación utilizando células muertas por calor o acetona-muertos se han llevado a cabo, y los conejillos de indias fueron desafiados por vía intraperitoneal o utilizando el modelo de aerosol de la infección. Ambas vacunas se muestran para dar moderadamente altos niveles de protección. Protección se encontró que era dependiente y correlacionada con los niveles de anticuerpos dosis medida por ensayo de inmunoabsorción ligado a enzima a un antígeno de membrana externa y por indirecta de inmunofluorescencia de células muertas por calor.

Se ha descubierto que Legionella es una especie diversa genéticamente con 7-11% de los genes específicos de la cepa. La función molecular de algunos de los factores de virulencia probadas de Legionella se han descubierto por algunos investigadores.

 

El control del crecimiento de la Legionella puede hacerse por métodos químicos o térmicos. La más cara de estas dos opciones es el control-es decir, la temperatura, manteniendo toda el agua fría por debajo de 25 ° C (78 ° F) y toda el agua caliente por encima de 51 ° C (124 ° F). El alto costo incurrido con este método surge de la amplia remodelación necesaria para los sistemas de distribución complejos en grandes instalaciones y el costo de energía de enfriamiento existente o calentar el agua y el mantenimiento de las temperaturas requeridas en todo momento y en todos los puntos distales dentro del sistema.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1679 noticias)
Visitas:
9526
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.