Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fb1457450674070 escriba una noticia?

Las Coordenadas de un Divorcio

08/03/2016 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Sabes como actúa el Karma?, ¿eres infiel?, ¿porque la vida te regresa lo que haces?

Alfredo, 36 años de edad, soltero, arquitecto de profesión, socio del también arquitecto Alberto, con quien trabaja en un exitoso despacho; además amigo desde hace quince años de Miguel, Bernardo y Carlos, con quienes se reúne todos los jueves en un bar de la ciudad para jugar dominó.

Hace un mes, Alfredo contrató como dibujante a Claudia, una joven arquitecta recién egresada. El motivo por lo que Claudia fue contratada en el despacho, originalmente obedecía en buscar apoyo laboral para Alfredo, quién trabajaba en el diseño de un proyecto de gran relevancia; pero la realidad es que Alfredo, contrató a la joven, por su escultural belleza, dejando a un lado los atributos profesionales que debía cumplir el candidato para el citado puesto.

Lunes 18 de agosto, 16:00 horas. Alfredo, Alberto y Claudia, acuden a las oficinas de su potencial cliente para presentar el diseño del edificio, en el que llevan trabajando incansablemente mes y medio. El cliente, que sometió a concurso el proyecto, sólo le faltaba conocer y evaluar la propuesta de Alfredo y Alberto, quienes la exponen con gran maestría, resaltando los atributos creativos de su diseño. El cliente, una vez concluida la presentación, sin esgrimir algún comentario sobre el proyecto arquitectónico, terminantemente decide que ellos son los ganadores del concurso.

19:30 horas del mismo lunes. Alfredo, Alberto y Claudia, salen de las oficinas del cliente, repletos de satisfacción y alegría por el logro obtenido, por lo que Alberto propone festejar con unos tragos en un bar cercano, los tres arquitectos acuden con gran entusiasmo y felicidad.

Después de un buen rato y unas cuantas bebidas, aderezadas con una gran cantidad de relatos referentes a los cambios que tuvieron que realizar al proyecto en cuestión, Alberto, siendo un hombre casado, decide dejar a sus amigos para regresar temprano con su familia. Alfredo y Claudia, se quedan en el bar festejando.

21:30 horas. Con el calor de las copas y la felicidad del momento, Claudia y Alfredo comienzan a besarse. Alfredo reconoce la gran oportunidad que soñó vivir cuando entrevistaba por primera vez a Claudia, y con su desarrollada habilidad de “Don Juan”, la seduce y la convence en continuar el momento en un lugar privado.

21:55 horas. Alfredo y Claudia, sin parar de besarse durante el trayecto en el auto, ingresan a un discreto motel ubicado en la salida de la ciudad. Alfredo inmediatamente nota, que en la habitación contigua, se encuentra estacionado el automóvil de su gran amigo Miguel.

Miguel, casado hace 8 años con Sonia, trabaja para una gran firma financiera, es un hombre de 35 años de edad, ultraconservador y dedicado a su trabajo y a su esposa. A diferencia de los amigos del grupo, Miguel siempre se ha jactado públicamente por el amor que tiene hacia su pareja, argumento que utiliza para evadir cualquier invitación que le implique cometer un acto de infidelidad matrimonial, lo cual despierta aun más la curiosidad en Alfredo, al ver el auto de su amigo estacionado en el motel.

Alfredo instala a su fogosa compañera en la habitación, y le solicita unos minutos para salir en búsqueda de unos hielos para la botella que traía consigo en la cajuela del auto.

Al escudriñar con detalle el auto del vecino de cuarto, corrobora que se trata del auto de Miguel, puesto que tiene una calcomanía inconfundible de los “76 ers” junto a la placa trasera, y tiene aquel golpe en la puerta que le dieron hace meses a Miguel. Alfredo se percata que los seguros del auto están libres, por lo que encuentra la gran oportunidad para hacerle una broma a su amigo; abre la puerta del conductor, y encuentra el GPS que Miguel recientemente había comprado, y que les había presumido en una de las últimas sesiones de dominó; Alfredo retira el GPS, y regresa con rapidez a su habitación.

Jueves 21 de agosto 21:30 horas. Alfredo, Bernardo y Carlos se encuentran como cada semana, en el bar donde se reúnen a jugar su tradicional partida de dominó en compañía de unos tragos. Alfredo les cuenta a los demás, que había coincidido con Miguel en un motel, motivo por lo cual, le tenía preparada una “Gran Broma”, la cual, permitiría conmemorar el día en que se hizo patente la flaqueza de su amigo, quién se ostentaba siempre como: “El Marido más fiel”. Todos los amigos se frotaban las manos ante el momento venidero en que podrían por fin, colocar a Miguel en el mismo “nivel de hombría” que ellos practicaban.

21:42 horas. Miguel llega al bar con el mismo ánimo de siempre; aún con la corbata anudada, como siempre perfectamente alineado en su persona, satisfecho de un día más de trabajo. Al llegar a la mesa, se hace un gran silencio en todos, las caras de cada uno, ofrecen una reprimida sonrisa, esperando que Alfredo comenzara con el esperado evento para desenmascararlo; Miguel, al ver la extraña actitud de sus amigos, plantea directamente su apertura, colocándose en una posición totalmente abierta para recibir, el “habitual comentario soez” que con seguridad recaería sobre su persona, en son de burla por su siempre conservadora actitud.

Alfredo, lanzando al aire el anzuelo, pregunta a Miguel sobre el paradero de su GPS de ultima generación que había instalado en el tablero de su auto semanas atrás. Miguel, extrañado por la pregunta, contesta con mucha molestia que “Se lo habían robado a su esposa el lunes pasado”, día en que tomó prestado su auto para acudir al gimnasio.

Los tres amigos, que se habían preparado para saltar en abrazos y palmadas hacia Miguel, una vez que confesara su aventura, bañándolo de cerveza y de calificativos, se quedaron sentados como “estatuas de cantera”, con las miradas perdidas, aferrados con fuerza a las botellas que tenían en sus manos, en un total ambiente revuelto entre tristeza, desilusión, angustia y sobrecogimiento, ante la gravedad que representaba la respuesta franca e “inocente” de Miguel.

Como era natural, Miguel, al ver el cambio de actitud en sus amigos, se volcó en preguntas, mismas que sus interlocutores recibían totalmente comprometedoras. Ante los hechos y el ambiente que predominaba en la mesa, Alfredo cometió dos muy lamentables errores; dejó caer al piso el GPS que guardaba precariamente en la espalda, a la altura de su cintura.

Miguel, al ver que no sólo era extraña la pregunta planteada, ya que él creía que nadie sabía del “robo”, no podía sostener el cúmulo de incógnitas que sus amigos le ofrecían; el hecho de que ahora tenía su GPS frente a él, lo sorprendió aún más, por lo que se volvió contra Alfredo sumamente molesto.

(Sonia, la esposa de Miguel, le había contado que el lunes, día en que él se encontraba de viaje, no había podido utilizar su camioneta debido a que tenía un neumático sin aire, por lo tanto se había visto forzada en utilizar su auto. Sonia había ido con un grupo de amigas a tomar un café a media mañana, y por la tarde había acudido al gimnasio, por lo que seguramente le habían robado el GPS en el “Valet Parking” del café.)

Creyendo fielmente en la versión de su esposa, Miguel le preguntó a Alfredo ¿cómo había logrado sustraer su equipo?, pero Alfredo, sumido en angustia, nervios, y sin conocimiento en la versión de Sonia, cometió el segundo error y le explicó el evento del Motel, a pesar de que los demás amigos proponían con sus miradas penetrantes y fijas, que Alfredo inventara otra versión.

La mirada abrumada y humedecida en lágrimas, fueron el primer síntoma visible en el gesto de Miguel, quién se quedó en un completo silencio sobre la mesa, encogiendo los hombros y anclando su cabeza al piso, mientras se aflojaba poco a poco, el nudo de su corbata.

Los amigos no encontraban las palabras para consolar a Miguel, lo cual se acentuaba por el doloroso sentimiento que les invadía, al ser en conjunto, los protagonistas directos del lamentable descubrimiento, que sin dudas daba un vuelco total en la vida de su amigo.

Miguel se quedó unos minutos sentado, y luego se levantó abruptamente de la mesa, para salir corriendo del bar, retirándose violentamente los brazos de sus amigos que trataban calmarlo y detenerlo. Miguel subió a su auto para manejar sin rumbo, lo hizo por horas, llorando y golpeando incansablemente el tablero de su vehículo.

Los amigos volvieron a la mesa, se quedaron sentados, inmóviles y sin encontrar algo con que poder dar marcha atrás a los hechos, reprochando la irresponsable claridad con la que actuó Alfredo ante el comentario de Miguel.

Blippar, realidad aumentada para tu marca

Viernes 22 de agosto, 9:00 horas. Bernardo, quién también trabajaba con Miguel en la firma, llega a la oficina esperando encontrar a su amigo, pero este no se presenta en todo el día. Miguel había viajado el lunes pasado a una importante reunión comercial, cuyos resultados debía exponer este día ante sus jefes, pero Miguel nunca llegó, por lo que Bernardo tuvo que cubrir a su compañero ante la evidente molestia de los directores de la compañía.

Al finalizar la accidentada reunión de trabajo, Bernardo con mucha preocupación busca a Miguel en su casa, pero le contesta Sonia con voz cortante, informando que Miguel había llegado completamente ebrio en la madrugada, y después de haber sostenido un fuerte pleito, Miguel se había marchado de casa.

Bernardo busca a Miguel sin éxito, ninguno de los amigos y familiares directos conocen su paradero, y tampoco hay respuesta alguna en su teléfono móvil, motivo por el cual, Bernardo convoca una reunión urgente, entre los protagonistas de los eventos del jueves en el bar.

Sábado 23 de agosto, 14:30 horas. Con la finalidad de apoyar al apesadumbrado amigo, se juntan en casa de Bernardo con sus respectivas esposas, a excepción de Sonia, la cual era juzgada por todos como “libertina”, por citar decentemente los calificativos vertidos. Las esposas de los amigos se enteran con detalle, de lo ocurrido entre Miguel y Sonia, y la forma en la cual se descubrieron los hechos.

Pilar, la esposa de Bernardo, reacciona con un inusual nerviosismo, orillándola a proponer soluciones poco convencionales y lógicas, despertando así, serias interrogantes en Lucia, la esposa de Carlos.

Lucía, estudió psicología, y aunque no ejerce, cuenta con los elementos, que le permiten realizar un rápido análisis en el comportamiento de las personas, lo cual despierta en ella, grandes interrogantes respecto a la inesperada actitud de Pilar, a quién decide citar en un café, con el pretexto de poder continuar en la búsqueda de una posible ayuda para el matrimonio en conflicto.

Lunes 25 de agosto, 11:00 horas. Pilar y Lucía se reúnen en un café para platicar. Lucía, haciendo gala de sus habilidades, logra extraer de Pilar, la verdad que previamente notó oculta en su amiga.

Pilar le confiesa que aquel lunes, mientras Sonia se encontraba en el vapor del gimnasio, tomó prestado su auto, para acudir al motel en compañía de un compañero del gimnasio, con el que comenzaba a tener una aventura. Pilar, confiando en su amiga, le solicita encarecidamente una actitud discreta al respecto, sin embargo notó que su pedido no tendría eco, ya que Lucía le recriminaba con severidad, la gran injusticia en su actuar, lo cual había desencadenado en un severo riesgo para la continuidad de un matrimonio, que se había caracterizado siempre por su armónica convivencia.

Lucía solicitó firmemente a Pilar que confesara sus actos, en Pro de la salvación de la pareja, sin embargo, Pilar se negaba invadida por la vergüenza y por el fundado temor que despertaba, ante las consecuencias que tendría el conocimiento de la verdad en su vida matrimonial.

23:14 horas del mismo lunes 25 de agosto. Lucía le cuenta a Carlos durante la cena, la verdad de los hechos que tenían a Miguel y Sonia en conflicto y por consecuencia, al grupo de amigos sumidos en una gran angustia.

Lucía había logrado hablar por teléfono con Sonia, quién se negaba a tratar el tema personalmente, ya que había sido difamada por su esposo, y con la intención de mantener el asunto en privado y vivir en soledad su dolor, se había recluido en casa, esperando que Miguel le ofreciera más detalle y disculpas, respecto a las acusaciones que había inferido injustamente sobre su persona.

Miguel, simplemente se había “refugiado” en casa de su medio hermano, quien vivía en una ciudad vecina, abandonando así a su esposa y su vida laboral, incapaz de asimilar el supuesto acto de traición que le había propinado su cónyuge.

Carlos, sorprendido por la nueva versión que le revelaba su esposa, decide poner “Cartas en el Asunto”, buscando que el verdadero culpable afronte los hechos, por lo que decide hablarle muy severamente a Pilar, exigiendo que esclareciera los hechos ante Miguel, Sonia y sobre todo, ante su marido; de no hacerlo, sería entonces él, quien ventilaría los hechos con los involucrados.

Así Miguel perdió su trabajo, por abandonarlo “Sin explicación”. Sonia y Miguel se agredieron con una gran cantidad de calificativos ofensivos, que presentaron heridas tardías en sanar, pero al final de la historia, continuaron con su vida de pareja después, de unos largos meses de separación.

Bernardo y Pilar terminaron separados mediante un juicio de divorcio necesario, en donde afloraron otro tipo de problemas conyugales, que se venían acumulando en la relación desde años atrás.

Alfredo se tornó más discreto en su actuar, evitando realizar más bromas a sus amigos.

Los cuatro amigos, tardaron dos años en volverse a reunir en el bar acostumbrado, y los que aún permanecían casados, nunca más, fueron testigos de reuniones entre sus esposas, sólo convivían entre ellos los jueves.

Pilar fue completamente abandonada por las esposas de los amigos de su ex marido.

Es así como un simple y sencillo GPS, determinó las “Coordenadas de un Divorcio”.

Todo acto que realizamos, tiene consecuencias inimaginables, por eso debemos pensarlos bien antes de llevarlos a cabo, más aún, si es un acto que se aleja de nuestros principios.

Cada acto que realizamos en nuestras vidas, se asimila con un temblor en la tierra, solo que los buenos actos, normalmente se pierden en el anonimato, pero los actos deshonestos, sacuden las vidas con una onda de penetración similar a la de un terremoto, lo cual no alcanzamos a visualizar y medir, muestra de ello es el ejemplo contenido en la anécdota que acabas de leer. Lo acontecido, lamentablemente derivó en un “parteaguas” doloroso en la vida de varias personas.

La mente del hombre, al conocer determinados sucesos, generalmente nubla su visión, y normalmente sólo permite observar hechos con prejuicios, en lugar de pensar y actuar, una vez que se tiene pleno y fundado conocimiento en la verdad.

Tener bien en cuenta que: Si te hablan mal de alguien, cualquiera que sea tu fuente de información, nunca te colocará en posesión absoluta de la verdad, ya que no has vivido los hechos que vivió el sujeto en cuestión. ¡Nunca juzgues a alguien con la ligereza habitual en que lo hacemos!. Con más razón tratándose de relaciones humanas en conflicto, en donde hasta el mismo Juez encargado de la causa, desconoce la verdad de los hechos, únicamente conoce las versiones de las partes, ya que difícilmente las relaciones humanas cotidianas son documentadas (a menos que alguien se dedique a grabarlas en vídeo) por ello, el veredicto de un Juez dependerá en un gran porcentaje, de la habilidad que éste tenga, para identificar la verdad.

Esta es una historia basada en un hecho real, relatada con nombres de personajes distintos, y que se expone una vez que derivó en una declaración de verdad.

Las conclusiones contenidas en los últimos párrafos, constituyen únicamente la opinión personal del autor, ejerciendo con ello, este elemental derecho, sin violentar la privacidad de las personas involucradas en un hecho real.

Por: Juan Michelena Blippar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Fb1457450674070 (2 noticias)
Visitas:
1658
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.