Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vozdevanguardia escriba una noticia?

La SoberanÍa

07/07/2012 04:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es sencillo abordar el tema de la soberanía en un espacio reducido, profundizar en ello implicaría desarrollar los conceptos vinculantes como el de Nación, pueblo, Estado, gobierno, identidad y democracia, lo que se traduciría en un texto muy extenso. Pero, necesariamente hay que tocarlo, más cuando el actual caudillo de Venezuela ha hecho tanta alharaca sobre que ahora si somos soberanos y poco se ha mostrado la forma tan descarada en que el Régimen ha entregado nuestra soberanía nacional a intereses foráneos.

Venezuela en su historia ha sido casi nula en el desarrollo de políticas económicas soberanas y lo más grave es que ha contado con los recursos para lograr la independencia económica, pero quienes han estado en el poder se han ocupado más de sus intereses que los de la nación. Pero nunca antes se había comprometido tanto nuestra soberanía como en los últimos14 años; recordemos que cuasi que vende a precios irrisorios la Plataforma Deltana a la ChevronTexaco, propiedad de los Bush, al mismo tiempo que decía que George Bush era el engendro del diablo, la banca se encuentra en manos de emporios extranjeros, ha entregado recursos energéticos, como el carbón, el gas y el petróleo a las empresas multinacionales, convertidas en empresas mixtas, transformándolas en socias y otorgándoles en propiedad privada el 40% de la producción petrolera, se han realizado regalos a otros países por más de 64 mil millones de dólares, mientras los problemas de salud, vivienda, educación, desempleo, vialidad e inseguridad se han multiplicado.

Pero no contento con eso hace el peor negocio que en 100 años se haya hecho, es la deuda adquirida con el imperio chino, comprometiéndose a pagar con petróleo a futuro y colocándoselo a 40 dólares el barril y lo más grave es que manipula con dichos convenios y los sitúa como si fueran negociaciones justas, le esconde al país que nos estamos arrodillando frente a la China. Y paradójicamente esa Nación es una de las que aplica el neoliberalismo con mayor crudeza, al punto que los trabajadores son esclavos del capital. Además, habría que agregar que en medio del capitalismo global que reina en el planeta, todo negocio con la China beneficia indirectamente a los países que tienen allá grandes inversiones, como por ejemplo los EEUU.

En estos 14 años se ha reforzado el modelo rentista petrolero desarrollado durante los 100 años de la era petrolera, ahora somos más dependientes que antes, hemos sufrido una merma del 40% de la capacidad productiva del aparato industrial y agrícola, lo cual ha incrementado las importaciones de todo tipo, sobre todo, de productos finales y bienes de consumo masivo, particularmente de productos alimenticios, se importa el 80% de lo que consumimos, es decir hemos generado mayores capitales a las grandes transnacionales mientras se hipnotiza al pueblo con el discurso anticapitalista, es motivo de alarma la deuda pública tanto interna como externa de casi 200 mil millones de dólares. Compra armas, militariza a la sociedad, hace uso de sus discursos teatralizados para convencer a sus creyentes de que están frente a peligrosos enemigos internos y externos, para mantener el secuestro de la nación. Queda claro que su verborrea sobre la soberanía, el antiimperialismo y la redención de los pobres es una farsa.

Y con el cuento de la integración del sur, de la necesidad de una sola nación latinoamericana y la lucha por un mundo multipolar, este régimen nos ha ido colocando en un callejón sin salida. Actúa como si bastara con la producción petrolera, frena la diversificación de la economía, evita el desarrollo del sector agrícola nacional para beneficiar a los países aliados que no cuentan con petróleo, convirtiendo a nuestro país en un mercado fijo receptor de productos de otros países en aras de contribuir a un "desarrollo sostenible" en la región, esto es cuando menos un sin sentido que la historia se encargará de juzgar como una de las más crueles conductas contra su propio pueblo. Y no se trata de ir contra la integración de Latinoamérica, lo clave es que todos los países de la región se desarrollen pero no en detrimento de algunos de sus integrantes, lo planteado es convertir a Latinoamérica en un poderoso polo de desarrollo, al fin y al cabo el conglomerado de naciones que la conforman poseen identidades e intereses similares. Un país es soberano cuando es autosuficiente, cuando produce lo que consume y exporta el excedente, cuando es independiente económicamente, cuando desarrolla relaciones de intercambio comercial y tecnológico beneficiosas para la nación, cuando su dirigencia piensa con cabeza propia. Dice Heraclio E. Atencio que "no hay peor pérdida de la soberanía de una Nación que la pobreza de su propio pueblo."

¡Construir una política económica soberana, independiente y dirigida al desarrollo y progreso de la nación es posible!

¡UNIDAD POPULAR PARA EL PROGRESO!

Ing. Golfredo Dávila Sec. General de Vanguardia Popular en el Zulia


Sobre esta noticia

Autor:
Vozdevanguardia (235 noticias)
Fuente:
vozdevanguardia.blogspot.com
Visitas:
695
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.