Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La pandemia del miedo

13/11/2020 06:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A punto de cumplir un año, el Covid-19 se ha convertido en el virus más letal que ha conocido la humanidad, causando estragos entre la población por el elevado número de muertes y en la economía de los países que no han sabido responder a la pandemia

La diversidad de opiniones y respuestas ante la pandemia ha producido un desconcierto generalizado en todos los sectores de la sociedad, incluida la comunidad científica, que se rasga las vestiduras ante determinadas opiniones y actitudes de sus colegas.

Los ciudadanos de a pie se sienten desorientados, confundidos, frustrados y atemorizados por las informaciones que reciben, por las recomendaciones y por las imposiciones de muchos de sus gobiernos, que llegan hasta el extremo de limitar sus libertades más elementales.

Las medidas adoptadas por muchos gobiernos no acaban de obtener los resultados esperados y lejos de ello en algunos casos el crecimiento de muertos y contaminados sigue creciendo sin parar.

Como consecuencia de lo anteriormente dicho, no es de extrañar la aparición de brotes de protesta y grupos de negacionistas que animan la orquesta de la confusión agrandando más si cabe la confusión y el miedo generalizado.

Esto agudiza la contradicción entre dirigentes y dirigidos, que cada vez más se sienten engañados y desprotegidos por sus gobiernos, por los partidos gobernantes y por la misma ciencia, lo que les lleva a la salida desesperada y vieja conocida de “alcanzar la misericordia de dios”.

Y esto no hay dios que lo arregle de la noche para la mañana, no hay fe ni milagros que cure a los enfermos y menos que evite la contaminación entre los parroquianos que se agolpan sin ton ni son en cualquier esquina, por no decir autobús o metro.

Esto no hay dios que lo solucione cuando buena parte de los ciudadanos siguen arrojando la basura al suelo, cuando en sus casas no observan las más elementales reglas de la higiene o cuando siguen escupiendo al suelo sin darse cuenta que escupen al cielo.

El contagio se produce por un medio contaminado y ¿qué más contaminado que el dinero?

Esto no hay dios que lo arregle ni oraciones que lo consuelen, cuando hemos llevado a nuestras casa la mascota de turno, que no hace otra cosa que ampliar las ya superpobladas ciudades en las que intercambiamos virus y bacterias por doquier, ampliando nuestros niveles de propagación en compañía de las mascotas.

Por si todo esto fuera poco, no pensamos ni siquiera un momento que uno de los vehículos de transmisión de virus y bacterias con mayor potencial lo constituyen las monedas que pasan de mano en mano en un número incalculable de veces al día y en los más diversos lugares.

Una de las medidas preventivas adoptadas por China como consecuencia de la pandemia y que pretende mantenerse de por vida es precisamente la supresión del uso de las monedas físicas, imponiendo el uso del pago digital vía Wiffi, conocido en España como pago BIZUM y ampliamente extendido en China.

En España ha sido adoptado por todas las entidades bancarias, sin embargo el gobierno español en ningún momento ha emprendido, ni ha potenciado una campaña a favor de su uso como forma para evitar el contagio del Covid-19 y otras enfermedades.

Esta simple medida al alcance de la gran mayoría de los ciudadanos, fácil de usar con cualquier teléfono móvil, es la gran desconocida de millones de usuarios de estos dispositivos populares.

Este tipo de medidas tan elementales y baratas contrastan con otras mucho más costosas e ineficaces que sin embargo se está obligando a adoptar a la ciudadanía en general.

Otra cosa es el gran beneficio que trae para la economía su implantación y que debe ser objeto de otro artículo, pero de momento este tipo de medidas contribuyen a evitar el miedo al contagio, el miedo al contacto con elementos transmisores de ese contagio y a una mayor tranquilidad a unos ciudadanos cada vez más atemorizados por la pandemia.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1405 noticias)
Visitas:
5575
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.