Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joramfer escriba una noticia?

La desgracia venezolana

18/11/2010 13:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Una clase política alejada de los libros y del conocimiento, que emplea su tiempo en subir los escalones que conducen al poder"

Venezuela es un pueblo que históricamente se mantiene encerrado dentro del marco de los intereses de grupos de presión que en la mayoría de los casos tienen como prioridad el beneficio propio antes que el desarrollo y el progreso de la Nación. Han sido muy escasos los venezolanos que en el ejercicio de la Presidencia de la República persiguieron el avance de Venezuela hacia un estado de modernidad. Fue bastante paradójico que en los años 80 se creara la Comisión para la Reforma del Estado, mejor conocida como COPRE, y sin embargo el Presidente Jaime Lusinchi se opuso rotundamente a la propuesta de la elección directa de Alcaldes y Gobernadores. Sin la firme decisión de Carlos Andrés Pérez y Eduardo Fernández, quienes como candidatos presidenciales se comprometieron a otorgarles a los venezolanos el derecho a elegir directamente a sus autoridades locales e impulsar la descentralización, ese logro no se habría materializado.

Una clase política obtusa saboteó irracionalmente la modernización de la economía venezolana que un grupo de profesionales de primera línea, aupados por Carlos Andrés Pérez en su segunda presidencia. Políticos acostumbrados al goce y disfrute absoluto del control del poder, rechazaron que gerentes y tecnócratas a quienes ellos no controlaban, dirigieran ministerios, institutos autónomos y empresas del Estado. Una dirigencia sindical parasitaria, habituada a hacer valer su poder político, no entendió que el modelo rentista y hedonista improductivo estaba agotado y con su actitud le sirvieron de apoyo y de tontos útiles al grupo de militares felones, que con la excusa mentirosa de defender los derechos del pueblo deseaban en verdad acabar con el sistema de libertades para instaurar una dictadura bárbara en donde los delitos de todo tipo pueden ser perpetrados libremente por los miembros de la mafia que controla el poder mientras la población ve como disminuye cada día su calidad de vida.

Una cita del periodista Ángel Rodríguez – Valdés, en su libro “Los rostros del golpe” define claramente la realidad de nuestra dirigencia: “una clase política alejada de los libros y del conocimiento, que emplea su tiempo en subir escalones que conducen al poder” El rostro que mejor identifica a esa clase política en aquel momento era el del “caudillo” Luis Alfaro Ucero, corruptor y envilecedor de la política venezolana, cuyos discípulos y socios siguen influyendo grosera y torpemente en el atraso intelectual y político de Venezuela. Mientras no sean expulsados de la dirección política del país estos especímenes aborrecibles no saldremos del hoyo en que nos encontramos. ¿Cuál es la diferencia entre alfaristas y chavistas? Ambos buscan el enriquecimiento personal y el saltarse a la torera todas las leyes de la decencia y la moralidad. Ambos abusan de las trampas electorales para perpetuarse en el poder. Ambos tienen defensores inmorales, mercenarios dispuestos a cualquier contorsión en sus conciencias con tal de defender a quienes le permiten medrar a sus anchas en las arcas públicas y ambos se defienden mutuamente tras bastidores.

La inmoralidad de la dirigencia política de ambos bandos es una de las caras de la desgracia venezolana.

Jorge Ramírez Fernández

8.323.315

e-mail: jorgeramirezfernandez@hotmail.com

www.jorgeramirezfernandez.blogspot.com

Twitter:@jorgeramfer

Facebook: Jorge Luis Ramírez Fernández

Barcelona Anzoátegui Venezuela


Sobre esta noticia

Autor:
Joramfer (62 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.