Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josefasuarez350 escriba una noticia?

La Crónica

09/12/2021 10:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Origen y desarrollo de la Crónica

 Hurtigruten “A la carta” para disfrutar “del viaje por mar más bello del  mundo”

Termino de leer, en el Libro “Kilómetro Cero”, las crónicas de Leonardo Padrón y una de ellas: “La crónica y sus Afanes”, me fascinó, por la explicación que el autor da sobre ese género. Yo había leído algunos escritos de él, que siempre me causaban admiración, ya que ese venezolano es un notable y exitoso escritor contemporáneo, es poeta y, en televisión, un comentarista muy capaz y versado de la realidad actual de nuestro país, Venezuela. Otros méritos de su persona, son: ensayista, cronista y guionista, tanto de cine como de televisión. Ha publicado innumerables y exitosos libros sobre poesía y la vida política de Venezuela. Entre ellos:

-         Antología Poética

-         Tatuaje

-         Balada

-         Los materiales Humanos

-         La Orilla Encendida

Ha sido expositor de radio y entrevistador de notables personalidades.

Yo no he leído todos sus libros; pero ahora, después de leer “Kilómetro 0”, me dedicaré a ello, ya que en ese libro, mediante sus crónicas, realiza un viaje, como se comenta al final del libro, por su país, el continente, la literatura y la música y sobre todo, su historia personal.

Yo escribo crónicas o lo que también llamo crónicas por Internet en Globedia.com, Josefa350, desde hace casi cuatro años; pero hasta ahora que leí la clase magistral de Padrón, no sabía, a ciencia cierta, lo que es realmente una crónica, ya que no soy periodista ni comunicadora, solo soy educadora retirada que trata de plasmar en sus escritos la realidad actual venezolana, sobre la nefasta Revolución del Siglo XXI, también he escrito crónicas familiares, metafísicas, históricas y sobre los valores del ser humano y en ellas resalto siempre la situación actual de nuestra patria Venezuela. Gracias al escrito de Padrón, creo que pueden llamarse crónicas y ubicarse en ese género literario, ya que entendí muy bien su clase...

Ahora, voy a transcribir algunos párrafos de “La Crónica y sus Afanes”, de Leonardo Padrón:

“Empiezo por aclarar que en el mundo de la crónica soy más un fanático que un teórico; pero quisiera desbrozar algunos de los motivos por los cuales la crónica, como género, me entusiasma tanto, al menos, lo que yo dudosamente entiendo como crónica. Y digo dudosamente, porque he leído tantas definiciones que casi alcanzan el hartazgo.

Carlos Monsivais, decía que la crónica es el género donde el empeño formal domina las urgencias informativas.

García Márquez, muy en su estilo, soltó esta flecha: “una crónica, es un escrito que es verdad”.

Antonio Cándido, en otro encomiable ejercicio de brevedad, la llama: “literatura al ras del suelo”.

Martín Caparros, una crónica químicamente pura, la cataloga como un intento, siempre fracasado, de atrapar el tiempo en el que uno vive...

Mark Kramer lo dijo así: “género que tiene un pie en la ficción y otro en la Notaría”.

Leí tantas definiciones que me quedé aterrado de pensar que quizás nunca había escrito una sola crónica, a pesar de ufanarme de algunas páginas con ese nombre...” Pág. 85 del libro kilometro cero.

 

 

Va ganando reputación academica la palabra.....

Darío Jaramillo Agudelo ha dicho que la crónica periodística es la prosa narrativa de más apasionante lectura y mejor escrita, hoy en día, en Latinoamérica...

Después de leer todas esas afirmaciones de autores importantes, he comprendido que Leonardo Padrón, como escritor nato que es, es el más autorizado para hablar de la crónica.

Ojalá mis escritos, que yo llamo crónicas, sin saber realmente el significado, y el significante de la palabra, (hasta que leí a Padrón), también soy una fanática de la crónica, leo muchísimo: libros clásicos, históricos, religiosos, literatura contemporánea y de otras épocas y cuando leí a Pablo Neruda, durante mi permanencia en Chile, me apasioné con ese escritor y sobre todo con su libro “Confieso que he vivido” (Memorias), que son realmente crónicas.

Pablo Neruda, también dio su definición de crónica: “el poeta debe ser el cronista de su época”. En esa obra sintetiza sus conceptos sobre el arte, la filosofía y la historia de su país, en esta época contemporánea; pero sobre todo, su historia personal,

Recuerda en ellas su vida y las anécdotas con sus amigos. Que constituyen magníficas y reales crónicas. Entre estos amigos, recuerdo a Miguel Hernández, Eluard, Aragón, Ehremburg, Vallejo y muchos más.

En sus memorias, en forma magistral, Neruda inicia escribiendo sobre su país. Del 1er Capitulo “El Bosque Chileno”, cito un párrafo: “El universo vegetal susurra apenas hasta que una tempestad ponga en acción toda la música terrestre

. Quien no conoce el bosque chileno, no conoce este planeta. De aquellas tierras, de aquel barco, he salido yo a andar, a cantar por el mundo”.

Y realmente salió a cantar y el mundo entero canta “20 poemas de amor y una canción desesperada”, y los versos del Capitan que estuvo inédito por unos años, escribió poesías, artículos periodísticos en su juventud, escribió “Crepusculario”, dirigió y escribió en revistas, entre ellas, el Caballo de Basto. Desde muy joven se convierte en viajero del mundo y narra en crónicas increíbles su itinerario consular por Rangoon, Ceilán, Singapur. A continuación, cito algunos párrafos de Neruda para que disfruten su estilo, que además de increíblemente magistral, en algunas ocasiones hace gala de un humorismo sano.

“En Buenos Aires, conoci a un escritor argentino, muy excéntrico, que se llamaba o se llama Omar Vignoli. No sé si vive aún. Era un hombre grandote, con un grueso bastón en la mano. Una vez, en un restauran en el centro, me había invitado a comer. Ya en la mesa, se dirigió a mí con voz estentórea, que se escuchó en toda la sala, repleta de parroquianos: Sentate, Omar Vignoli, , , Me senté, con cierta incomodidad y le pregunté: de inmediato: ¿Por qué me llamas Omar Vignoli, a sabiendas de que tu eres Omar Vignoli y yo Pablo Neruda? “

Sí, me respondió; pero en este restauran hay muchos que solo me conocen de nombre y como varios de ellos me quieren dar una paliza, yo prefiero que te la den a ti”

Pablo Neruda. Confieso que he vivido. Pág. 63

De 1921 a 1927, estuvo en los países asiáticos. Viajó a Barcelona y Madrid. En 1936 se editó 20 poemas de Amor. Presenció la Guerra Civil Española, donde matan a uno de sus entrañables amigos: Federico García Lorca e inicia España en el Corazón. En esta época, fundó la revista “Caballo Verde para la Poesía”.Durante la guerra civil española, Neruda organizo el traslado de un numeroso grupo de exilados españoles a Chile. Él decía: “Es la más noble misión que he ejercido en mi vida.”

En Venezuela, los gobernantes de turno, que se dicen socialistas o comunistas, debieran inspirarse en este comunista que sí sabía, entendía y practicaba lo que sentía, porque era un consumado político, claro en sus ideales y único en la literatura suramericana.

Informo a mis lectores que Pablo Neruda, además de ser un cronista universal, escribió “Los Nombres de Venezuela”, que anexaré a esta crónica, donde conocía pueblos que ni el venezolano más viajado había oído nombrar...

“Oda a los Nombres de Venezuela

Los llanos requemados de febrero,

ardiente es Venezuela y el camino divide su extensa llamarada,

la luz fecundadora despojó el poderío de las sombras,

cruzó por el camino mientras crece el planeta a cada lado,

Desde Barquisimeto hacia Acarigua como un martillo,

el sol pega en las ramas clavos celestes a la tierra.

Estudio los rincones y como un gallo encrespa su plumaje sobre las tejas verdes de Barinas, sobre los párpados de Churuguapo,

tus nombres, Venezuela, los ritos, enterrados, el agua, las batallas,

el sombrío enlace de jaguar y cordilleras

Los plumajes de las desconocidas aves condecoradas por la selva,

las palabras apenas entreabiertas,

como de pluma o polen o los duros nombres de lanza o piedra:

Aparurén, Guasipati, Canaima, Casiquiare, Mavaca, o más lejos;

Maroa, donde los ríos, bajo las tinieblas combaten como espadas,

arrastran su existencia, madera, espacio, sangre,

hacia la espuma férrea del Atlántico…

Nombres de Venezuela fragantes y seguros corriendo como el agua sobre la tierra seca, y luminando el rostro de la tierra, como el araguaney cuando levanta

Su pabellón de besos amarillos

Ocumare, eres ojo, espuma y perla

Tocuyo, hijo de harina,

Siquisique, resbalas como un jabón mojado y oloroso

Y, si escogiera, el sol nacería en el nombre de Carora,

el agua nacería en Cabudare,

la noche dormiría en Sabaneta.

En Chiriguare, en Guayana, en Urucure, en Coro, en Bucarai, en Moroturo,

En todas las regiones de Venezuela desgranada

No recogí sino éste, este tesoro: Las semillas ardientes de estos nombres, que sembraré

En la tierra mía, lejos…

                                                                                                                Pablo Neruda”                            

Otras crónicas de Neruda y Padrón en la proxima crónica.


Sobre esta noticia

Autor:
Josefasuarez350 (85 noticias)
Visitas:
3739
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.