Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jesús Oliveros escriba una noticia?

Juan Tineo, ganador por naturaleza

17/10/2013 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tiffanny Cornejo Castillo.- PRENSA ATLÉTICO VENEZUELA CF (@ATLETICOVZLA)

A los 17 años los intereses de un joven pueden resumirse en sus amistades, los estudios, o quizás la fiesta de graduación. A esta edad, los logros generalmente no exceden de un título de bachiller, alguna medalla en un torneo escolar u otro resultado de este estilo. Sin embargo, su caso es diferente

Él ya sabe lo que vivir alejado de su familia y tener un empleo con el que ha representado a Venezuela, vistiendo la camiseta vinotinto y dejando el nombre del país en alto. Sabe lo que es debutar como titular en una Primera División, donde la mayoría de sus compañeros le duplican la edad; lo que es disputar la final de un torneo, lo que son las derrotas y lo que son los triunfos, lo que es salir detrás de un sueño y también lo que se siente cumplirlo.

Y es que, aunque no es una característica típica de su edad, la madurez es su carta de presentación. Ésta, combinada con la seguridad indiscutible de su personalidad, ha sido su clave para, desde muy pequeño, cumplir sus objetivos.

Cuando solo contaba con seis años, edad en la que practicaba fútbol y béisbol tomó su primera y hasta ahora más importante decisión de vida y, sin dudar, le notificó a su mamá que solo quería quedarse con el balompié.

"Ella me preguntó: '¿Y entonces qué pasará con el béisbol?', y yo le dije: 'Tranquila mamá, solo voy a jugar fútbol, pero ya verás que voy a tener mucho éxito aquí'", evocó Juan Miguel Tineo Villabón, quien hoy, a solo horas de entonar el himno nacional en el Mundial Sub 17 de los Emiratos Árabes Unidos, parece no haberse equivocado.

Hacedor de sus sueños

A partir de la promesa que le hizo a su madre, hace 11 años, se le volvió costumbre decretar sus logros, convirtiéndose en juez de su destino.

Como fanático del Real Madrid –equipo del que es hincha- más de una vez se imaginó practicando en Valdebebas y visitando el Santiago Bernabéu.

Su sueño no tardó en llegar, pues en el 2011 fue escogido por formadores del equipo merengue en el campamento de una conocida empresa venezolana y, como parte de un grupo final de 22 venezolanos, entrenó por más de una semana en Madrid con la selecta cantera, topándose con las grandes figuras de ese club.

De niño también se imaginó siendo vinotinto y desde que es Sub 15 viste la camiseta nacional, la misma que volvió a enfundarse años más tarde cuando pasó a ser Sub 17, con la que actualmente vive su mejor momento.

"Quiero ir al Sudamericano y luego clasificar al Mundial, trabajando duro, con mentalidad positiva y sabiendo que nada es imposible", mencionó, en junio del 2012, tras recibir el primer llamado de Rafael Dudamel para concentrar junto a 32 jugadores más, en San Felipe, en el primer módulo de dicha Selección.

"Saldremos a luchar por la clasificación al Mundial, al que todos queremos ir y por darle esa gran alegría a Venezuela (...) Yo ya me veo en los Emiratos, corriendo junto a mis compañeros en la cancha", vaticinó en marzo del presente año -tras conocer que había sido seleccionado para viajar a Argentina a disputar el Sudamericano-, quien, justamente ese mes, celebró que su meta se cumplía y junto a su grupo aseguraban su boleto a la copa del mundo de los EAU.

"Ahora toca trabajar por quedar en la lista final que viaje al Mundial. Con mi trabajo estoy seguro que allá estaré", dijo al empezar la preparación pre mundialista, quien se inició en la disciplina en la Hermandad Gallega de Valencia y a principios de este mes finalmente recibió el llamado a embarcarse camino al Medio Oriente.

"El Atlético cambió mi vida"image

"Mi entrenador en la Hermandad me decía que me tomara esto en serio, que yo estaba para grandes cosas y ahí fue cuando me lo creí", recordó sus inicios el volante y zaguero que luego pasó por las inferiores del Carabobo FC, aunque no fue hasta que dio su siguiente paso, cuando asentó el fútbol en su vida.

"Fiché con el Atlético Venezuela y cambió mi vida. Crecí como persona, como profesional y gracias a ellos llegué a la Vinotinto que hoy en día es mundialista", aseguró y extendió su agradecimiento a los formadores de La Cantera capitalina, de quienes asegura han marcado su carrera.

"Con los profes Jonathan Rosas y Francisco Velásquez estaré siempre agradecido. Siempre confiaron en mí y me dieron sus palabras de aliento cuando lo necesitaba. Significan mucho en mi carrera", reconoció el admirador de Tomás Rincón y Juan Arango, a quienes describe como "los más grandes", aunque rectifica: "Es que todos los venezolanos son así".

"Un chamo más de mi edad"

Con todo este currículo, Tineo también conoce las consecuencias de los logros, como es estar separado de su familia y amigos, perderse momentos importantes con sus seres queridos y tener compromisos como un adulto. Sin embargo el oriundo de Valencia, sencillo y preciso, se describe como un chamo más de su edad, pero "con un poco más de responsabilidades".

En sus ratos libres –cuando los tiene–, disfruta de estar con su familia viendo películas de terror y suspenso. Es amante de la comida venezolana, en especial del pabellón criollo, plato que extraña en cada viaje y concentración.

"En Argentina en el Sudamericano me hizo falta" confesó, entre risas, el mismo que no le tiene temor a nada, pues desde que perdió a su papá, hace a varios años, sabe que tiene una gran protección y de allí nace su única cábala. "Rezo un Padre Nuestro a Dios y a mi papá cada vez que salgo a algo importante, con ellos sé que nada puede salir mal", asegura quien considera que, hasta ahora, su mayor logro ha sido ser parte de un grupo que une al país.

"Pese a los problemas, logramos identificar a un país en un solo color y es un orgullo, pues unir a un país es cosa de héroes y así seguiremos, saliendo adelante unidos", decreta, como ya es costumbre, quien no se detiene en su búsqueda de más.

"Me veo campeón del mundo"

Su lista de logros, para tan corta edad, es inmensa, pero él, inconforme por naturaleza, se permite seguir soñando. "En 10 años me veo en Europa, jugando como profesional. Es una meta que sé que voy a cumplir", determina su objetivo a largo plazo.

A corto también lo tiene muy claro y, ya en la ciudad de Sharjah, tras todo el recorrido que arrancó en Yaracuy en junio del 2012, está listo para entonar mañana el Gloria al Bravo Pueblo a las 8:30 am (hora de Venezuela) ante Túnez, en el estadio que lleva el mismo nombre de la localidad.

Una vez más cumplirá con su rutina: rezará un Padre Nuestro, se encomendará a su papá, pisará el césped primero con el pie derecho y, sabiendo que su capacidad de predecir es proporcional al talento que demuestra en la cancha, suelta un último pronóstico: "Estamos listos para ser campeones del Mundo. Vamos a lograrlo".


Sobre esta noticia

Autor:
Jesús Oliveros (3768 noticias)
Fuente:
desafiodeportivo.com.ve
Visitas:
135
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.