Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zertrug escriba una noticia?

Inscribirse en un academia de baile

22/06/2016 14:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Quieres aprender a bailar? Que mejor manera de hacer esto que con un academia de baile, encuentran la mejor academia para que te vuelvas un astro en la pista de baile

Placeres hay muchos en la vida: comer, dormir, hacer ejercicio, compartir con quien amamos, bailar... Este último es uno de los placeres más emocionantes que podemos vivir si nos gustan las expresiones corporales compartidas. Nadie niega que bailar una pieza con alguien sea una de las cosas más divertidas que podemos hacer. De allí a que hayamos decidido ir e inscribirnos en una academia de baile.

 

Encontrar la academia de baile correcta

 

Como todo en la vida, hay lugares buenos para nosotros, otros no tanto, y otros, los mejores, que parecen caernos como anillo al dedo. Son estos últimos los que debemos buscar si deseamos encontrar la academia de baile que mejor se adecue a nuestras necesidades.

 

¿Cómo hacerlo? No es tan difícil: se debe, primero, tratar de buscar todas las academias de baile locales que podamos conseguir. Así tendremos un buen catálogo de opciones que nos servirán al momento de elegir la mejor para nosotros.

 

Luego podemos averiguar qué es lo que se dice sobre esa academia. Y si conseguimos a alguien que nos diga directamente, que haya vivido alguna experiencia allí, pues nos será mucho más fácil todo.

 

Perder el miedo

 

Lo siguiente es perder el miedo ante las muestras de baile público. Muchas de estas academias son grupales (si podemos pagarnos un instructor privado, pues ¡perfecto!). Así que el miedo o la vergüenza no deberían estar de nuestro lado.

 

Se trata de que nuestros movimientos logren una delicadeza y una organización tales que se parezcan a unos de esos firmes y bellos arreglos frutales. Y para eso es que estará la labor del instructor.

 

Perder el miedo ante algo es ganar una confianza. Y no hay, no puede haber, un entrenamiento eficaz si la confianza no está de nuestro lado. Fallaríamos los pasos, nos desconcentraríamos y sentiríamos al final que perdimos nuestro tiempo.

 

La práctica hace al maestro

 

No hay duda sobre este punto: para poder ser buenos bailarines, necesitamos practicar cuanto podamos. Por fortuna, y hasta los momentos, nosotros somos dueños de nuestro cuerpo. Y podemos usarlo cuanto queramos.

 

Para bailar, sólo hacen falta ganas. Y si estamos en una academia, ganas serán las que nos van a sobrar para hacer los movimientos más intrincados y difíciles que conozcamos. Con un poco de música en sesiones semanales, suplementarias a las lecciones, ya habremos hecho todo el trabajo. ¿Qué más nos puede faltar?


Sobre esta noticia

Autor:
Zertrug (15 noticias)
Visitas:
139
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.