Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eldiario.es escriba una noticia?

La hucha de las pensiones no es la única ni la que más deuda pública española compra

0
- +
16/07/2017 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

"El gobierno del PP de Rajoy está usando hasta el 97, 4% de los fondos de reserva del sistema de pensiones en comprar deuda pública. Es decir, el Estado español pone en el mercado deuda soberana, pero el único que la compra es el propio Estado español, que se adquiere a sí mismo la deuda que emite, usando para ello los fondos que garantiza las pensiones futuras". ¿Le ha llegado este whatsapp? Desde hace varios meses se ha viralizado por internet esta versión sobre la quiebra del fondo de pensiones, algo diferente a la que también se promovió hace unos años en la que se hablaba de la quiebra del sistema de pensiones calificándolo de "esquema ponzi".

Como buen bulo, este nuevo mensaje alarmista de whatsapp, ha cobrado una nueva vida y el texto mezcla realidad y ficción. La idea fuerza se sustenta con muchos datos y unas buenas dosis de alarmismo para pedir, finalmente que se difunda entre la población.

Por partes, a día de hoy, el 100% del fondo de reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, está invertido en deuda pública española. Lo está desde 2014. Precisamente en 2013, año en el que empezó a viralizarse esta idea de la quiebra, fue el último año en el que el 97% del fondo estaba invertido en deuda pública, lo que confirma que el bulo está a punto de ser uno de los más añejos del whatsapp.

El año en el que el fondo tuvo menos invertido en deuda española fue en 2007, cuando la mitad era español y la mitad era extranjero. La deuda española daba por aquel entonces una baja rentabilidad y había otros activos más jugosos. La debacle de las bolsas llevó a girar el criterio de inversión. Por un lado, el fondo empezó a tener que vender activos para pagar las pagas extraordinarias, y en las ventas se fue soltando los bonos extranjeros. La deuda que se ha renovado ha sido española.

En un primer momento la decisión sonó controvertida, precisamente por el mensaje que lanza el bulo del whatsapp sobre mantener el déficit comprando los activos, lo cierto es que ha terminado siendo muy acertada. En 2010, en el estallido de la crisis del euro, la rentabilidad del fondo se resintió, pero a partir de 2013, con las continuas inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo, la renta española ha resultado una magnífica inversión. Con todo, aquellas críticas de hace cuatro años siguen aparenciendo en las pantallas de nuestros móviles, con argumentos unos falsos y otros obsoletos.

El buen comportamiento de la deuda pública española ha llevado a que las rentabilidades del fondo hayan estado los últimos años por encima del 4%, lo que, según recogía el diario económico Cinco Días, lo situaría como el mejor fondo de renta fija en España. Cabe recordar que es casi imposible que un fondo de gestión privada autorice invertir el 100% en el mismo tipo de activo (solo cambian los plazos en el caso del español). Pero la decisión de España ha terminado por ser un acierdo y lo que queda del fondo tiene una buena rentabilidad.

La segunda parte con la que arranca el bulo es la que tiene un mayor error de concepto y es más desacertada. Cuando se generó el bulo, allá por 2013 o 2014, el Fondo de Pensiones aún estaba cerca de los 60.000 millones de euros y, aún así, su inversión de la hucha apenas suponía un 6% de toda la deuda emitida por el estado español.

A día de hoy, la hucha de las pensiones apenas atesora 15.000 millones de euros, lo que supone algo menos de un 1, 5% de la deuda pública española Cabe recordar que España tiene una deuda que ronda el 100% de su PIB, esto es, un billón de euros. Así que no es que no sea creíble, es que imaginar que el Estado español es el único inversor en bonos del Estado no puede estar más alejado de la realidad.

De hecho, los residentes extranjeros tienen casi la mitad de la deuda española. Según los datos del Tesoro, las Administraciones Públicas apenas invierten por el equivalente al 7, 25% del tota de la deuda con datos de 2016.

"Resulta escandaloso que el único comprador es el propio Estado español, que se adquiere a sí mismo la deuda que emite, usando para ello los fondos que garantizan las pensiones futuras. No deja de ser un .engaño contable con la deuda pública española dado que, como vemos, todo es un escándalo, la forma de hacerlo, sin consultar a los órganos correspondientes, jugando con el dinero que no es suyo y aquí la prensa en el más absoluto de los silencios, mientras que la prensa internacional lo denuncia".

Este es otro párrafo del bulo, cuya primera parte ya hemos aclarado. También hay varios errores de concepto como que la hucha de las pensiones "garantiza las pensiones futuras". La hucha se creó para usarla en circunstancias extraordinarias como estas a sabiendas que ni en su momento más álgido, hubiera podido soportar más de un año el pago de una nómina de pensiones (solo en la última extra se fueron 9.500 millones). Era un parche para utilizar mucho más adelante y que ante el descalabro de los ingresos de la Seguridad Social se ha tenido que utilizar.

Los criterios de inversión del fondo se llevan cada año al Congreso y al Pacto de Toledo donde son informadas las autoridades correspondientes y los medios dan buena cuenta de cada una de las retiradas (que suele ser una de las noticias más leídas del día).

¿Está todo bien entonces? Pues no, pero no por los motivos que aduce el bulo. En primer lugar, si España tuviera algún incumplimiento de deuda, uno de nuestros menores problemas sería lo que hay en el fondo de pensiones. Prácticamente todo el sistema financiero se colpasaría, necesitamos la financiación para pagar la nómina de los funcionarios, servicios públicos, etc...

El fondo de las pensiones no mengua por estar invertido en deuda pública, al contrario. Pero sí se reduce por las continuas disposiciones para pagar la extra a los pensionistas. Desde 2014 el empleo crece a ritmos del 3%, y la Seguridad Social, un auténtico coladero de bonificaciones y subvenciones, no logra embridar sus cuentas. Su déficit es casi del mismo tamaño que lo que queda de fondo de pensiones y es el causante de que España se desviara en otros ejercicios de lo pactado con Bruselas.

El fondo se puede agotar este año (el Gobierno tiene previsto recurrir a un crédito de 6.000 millones para pagar las dos extras que quedan, además de sacar otros 3.500 millones de la hucha) y o se mejoran los ingresos de la Seguridad Social o habrá un importante problema para que las pensiones se mantengan al nivel actual. Contando, eso sí, con que hay una reforma en marcha que hace que cada año nos jubilemos un poco más tarde y con una prestación un poquito menor y que ya no haya una revalorización de las pensiones conforme a la inflación.


Sobre esta noticia

Autor:
Eldiario.es (2120 noticias)
Fuente:
eldiario.es
Visitas:
2
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.