Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elcajigalence escriba una noticia?

Hora cero a la revolución

04/11/2012 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Con $232 mil millones en deudas y 8 millones de manos extendidas se iniciará un nuevo período de gestión bolivariana mientras 47 sectores laborales en conflicto van por sus reivindicaciones. Por Francisco Olivares

Siguiendo los consejos de Fidel Castro el presidente Hugo Chávez ha llegado a la conclusión de que "no se puede estar regalando todo, hay que cuidar la sustentabilidad" así lo expresó a sus ministros el pasado 26 de octubre durante un Consejo de Ministros en el que contradictoriamente se asignaban nuevos recursos para sostener la red de Mercal y otros programas emblemáticos de la revolución.

Pasado el proceso electoral, el Gobierno iniciará un nuevo período con una deuda que remonta a 232.589 millones de dólares (BAV-MPPF) y 8 millones de venezolanos con las manos extendidas que esperan que se les cumpla todo lo ofrecido en los meses de campaña.

El asunto sin embargo es de dónde sacar el dinero con recursos cada vez más reducidos, y al mismo tiempo llevar adelante el Plan Socialista 2013-2019 que se sostiene a base de los dólares del petróleo, con un presupuesto deficitario y luego de un año electoral en el que prácticamente el Gobierno ha echado la casa por la ventana.

Sectores laborales con contratos vencidos, desempleo, damnificados a la espera de viviendas, beneficiarios de misiones, consejos comunales y regiones aplazaron sus aspiraciones a la espera de la reelección del presidente Chávez. Durante la campaña el candidato-presidente pidió paciencia, ofreció mejorar la eficiencia de la gestión y hasta dio su palabra a sectores laborales como los de Guayana, que en medio de la campaña presionaron para que se reconocieran sus convenciones vencidas, para atenderlos luego de las elecciones.

Hasta en algunos refugios de damnificados, las pancartas alusivas al "Corazón de la Patria" han sido sustituidas por la llamada "hora cero" en la que se indica que han esperados dos años para ser reubicados y advierten que el plazo ha de terminar para lanzarse a las protestas.

La ineficiencia gerencial, reconocida por Hugo Chávez, que se suma a una política de controles y expropiaciones que ha deteriorado el aparato productivo del país, conspiran contra las ambiciones de una amplia población que aspira a ser retribuida y el deseo del Gobierno de implantar un sistema de comunas que tiene su fundamento el gasto público.

La deuda pública está en 93.589 millones de dólares, el fondo chino llegó a 32.000 millones de dólares y la deuda de PDVSA es de 43.000 millones de dólares. A ellos se agregan pagos pendientes de pensiones de 14. 000 millones de dólares, las demandas internacionales que alcanzan a 50 mil millones de dólares. Ese es el escenario que se vislumbra en el 2013 y que Moisés Naím bien definió como: "Lo que Chávez hereda de Chávez".

De dónde sacar recursos

El economista José Guerra señala que Hugo Chávez al haber ganado la elección presidencial con 55% de los votos, va a interpretar eso como una mandato para seguir adelante con el proyecto socialista, estatista, tal como lo hemos venido conociendo.

Hay indicios de que se van a incrementar las expropiaciones. Se trata de incrementar el área del Estado en la economía, que es una política para quitarle espacio al sector privado. La cuestión es cuáles son esos sectores en los que el Gobierno va a afincarse.

Hasta ahora, explica Guerra, ha sido muy duro contra el sector agro alimentario. En el caso de la producción manufacturera, las han atacado, ya no con las expropiaciones masivas, sino con los controles, como el control de cambio, guías de movilización, ley de costos y precios justos etc. En materia de expropiaciones no han sido tan radicales como en el sector primario agroalimentario.

Entonces la pregunta es si el Gobierno va a dar un paso adelante en esa área y si se va a meter con la industria manufacturera. Allí se presenta un serio problema, precisa el economista, es que en las industrias donde han expropiado no les ha ido bien. Entonces corren el riesgo que si se lanzan por la plataforma de más expropiaciones se crea un problema serio porque van a tener que buscar más importaciones tal como ha corrido en el sector primario de alimentos, y consecuentemente tener que también importar. "No me queda duda de que ellos van a acentuar el modelo estatista. Aquí no hay propiedad social, eso no existe. Todo es propiedad del Estado". Record de gastos En 2012 el Gobierno rompió el record histórico del gasto público en Venezuela. Se calcula que ha podido llegar hasta 50% del PIB: "esta es una cifra muy grande porque Chávez lo consiguió en 26 % cuando asumió el poder" sostiene el economista José Guerra. El problema de este gasto es que no hay cómo financiarlo, entonces el Gobierno debe recurrir a la deuda.

El dilema entonces para el Gobierno es que si baja el gasto puede producir una recesión en la economía, que sería el escenario más probable.

Afirma el especialista que no cree que no se puede gastar más de lo que se gasta ahora. Entonces tratarán de mantener el mismo nivel de gasto. Pero eso implica un esfuerzo en términos de financiamiento y eso podría llevar a una situación de mayor presión sobre el Banco Central y sobre el marcado financiero interno para financiar ese nivel de gasto.

Explica Guerra que este gasto se asienta en dos fuentes. Sobre el Banco Central, porque se ha convertido en el financista del déficit fiscal. Y sobre el mercado financiero porque, como hay control de cambio, los bolívares están atrapados en una especie de corralito monetario, porque los bolívares no salen del sistema por el control de cambio. Si el cambio fuera libre la gente no tuviera bolívares sino dólares, pero no puede cambiar bolívares por dólar. El Gobierno se aprovecha, de ese amarre que puso y comienza a emitir unos bonos que los compra la banca, y la banca a su vez compra esos bonos con los depósitos del público. Entonces la liquidez está allí. El Gobierno tiene esas dos fuentes: BCV y la liquidez del público para financiarse con el corralito monetario que hay en el país. Este mecanismo desde luego va a significar que la deuda interna va a seguir subiendo, si el Gobierno opta por mantener el nivel de gasto.

Se calcula que el gasto total en 2012 terminará en 528, 8 millardos de bolívares. El presupuesto original se estimó en 297, 8 millardos. Según Ecoanalítica, los créditos adicionales cerrarán en 230, 9 millardos de bolívares. Guerra piensa que no va a ser posible mantener el ritmo de gasto y en 2013 debe producirse una des aceleración, porque mantener 50% de gasto del PIB es prácticamente imposible. "No hay financiamiento que aguante ese gasto".

Para explicarlo en cifras describe que lo gastado en 2102, a un tipo de cambio a 4, 30, son 175 mil millones de dólares, lo cual es mucho menos de lo que nos ingresa, que son 125 mil millones de dólares en ingresos internos y externos. Los externos son básicamente petróleo y los internos son IVA, aranceles y otros impuestos. Es decir existe un déficit de 50 mil millones de dólares. Esa es la deuda nueva que se contrajo en 2102. De esa deuda nueva, 25 mil millones de dólares es la deuda que emitió PDVSA y la compró el BCV. La estatal petrolera financió la mitad del déficit fiscal con la emisión de bonos. El resto lo financió la banca venezolana. La pregunta es ¿Esta fiesta puede durar hasta cuando? ¿Se puede gastar ese volumen de dinero el año que viene?

Para José Guerra la respuesta es "solo si se consigue financiamiento. ¿El mercado está dispuesto a prestar ese dinero? Puede ser porque no hay posibilidades de inversión, el control de cambio sigue funcionando, pero estás aumentando la deuda sostenidamente. Conflictos laborales

La coordinara nacional de la UNT Marcela Máspero augura tiempos de conflictos laborales para el año 2012. Sostiene que el presupuesto recién presentado no tiene previsto nada para los contratos colectivos en la Administración Pública, en las que hay numerosos contratos que están vencidos y eso no está reflejado en el presupuesto. Ni siquiera serán posibles aumentos de salario dado que la partida 401 se mantiene igual. Señala que hay 10 mil órdenes de reenganche en el sector público que no se han acatado por lo que el panorama laboral para el 2013, si no hay un cambio radical del Gobierno, de las instituciones y no hay eficacia y eficiencia, no va haber posibilidad alguna de tener paz laboral.

La dirigente sindical, aun cuando aclara que la UNT apoya al presiente Chávez, cuestiona la forma en que se han manejado las empresas estatizadas, afirma que la mayoría de ellas no han tenido éxito y dependen de los recursos que les aporta el Estado. Como ejemplo de una mala gestión llevada por lo que denomina una "tecnocracia" se pueden ver casos como del de Agropatria, en la industria del cemento, en Petrocasa, en las centrales azucareras, en las empresas alimenticias y especialmente en Guayana. La UNT maneja actualmente 47 conflictos en todo el país, de los cuales varios sectores ya están llamando a movilizaciones. "Hay un fracaso en las gestiones, no lo podemos negar, y eso tiene que ver con la mala gerencia" concluye la dirigente Marcela Máspero. Twitter:@folivares10

Fuente. EL UNIVERSAL

domingo 4 de noviembre de 2012 12:00 AM

Editor: Teólogo-Informático Roberto Romero Prensa Digital Notic Voz el Cajigalense; Yaguaraparo, Municipio Cajigal, Estado Sucre, Venezuela. Dirección Internet: http://robertoromeropereira.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Elcajigalence (2185 noticias)
Fuente:
robertoromeropereira.blogspot.com
Visitas:
354
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.