Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joramfer escriba una noticia?

Honestidad y política

09/10/2010 04:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando Gonzalo Barrios dijo: "En Venezuela la gente roba porque no hay razones para no robar", expresó una verdad del tamaño de un templo

< !-- @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } A:link { so-language: zxx } -->

Hay quienes dicen que todos los políticos son ladrones. Que la política es sucia. Que es imposible ser honesto y ser político. Quienes así piensan lo hacen por dos razones: o fueron defraudados por algún líder o dirigente o sencillamente son deshonestos y generalizan para justificar su propia deshonestidad. Hoy en Venezuela los más destacados dirigentes políticos son multimillonarios sin que nadie sepa como lograron sus fortunas. Cuando Gonzalo Barrios dijo que “en Venezuela la gente roba porque no hay razones para no robar”, expresó una verdad del tamaño de un templo. En nuestro país, el común de la gente siente fascinación por los ladrones del erario público.

Muchos periodistas adoran e idolatran a los políticos ladrones y discriminan a los hombres honestos. Lógicamente, éstos últimos no pueden pagarle a quienes han hecho del palangre un modo de vida. Mientras los corruptos son ensalzados, los honrados son humillados. A Rómulo Betancourt sus amigos reunieron para comprarle una casa y un carro. Ahorita, cuál dirigente de cuarto nivel tiene una mansión y se desplaza en autos lujosos, usan ropa y relojes de marca, no salen de los restaurantes de moda y nadie les conoce una ocupación productiva.

Hay algunos depredadores que con sólo un período como Alcaldes son dueños de emisoras de radio y otros medios de comunicación, y exhiben fortunas que muchos empresarios exitosos envidiarían. Claro, esos ladrones encontraron la Lámpara de Aladino o saquearon la Cueva de Ali Babá. Los que alcanzaron una gobernación lograron la condición de magnates.

Y entonces, en un gobierno como el de Chávez hacen fiesta, porque en estados cómo Anzoátegui, que desde hace tiempo se ganó el triste título de “el estado más corrupto de Venezuela”, ratificado con holgura en estos tiempos de “revolución”, la mitad de los electos como diputados tiene cuentas pendientes con la justicia. Algunos, siendo candidatos no se atrevieron a dar una sola declaración contra un gobierno que los espera en la bajadita, y no precisamente porque los chavistas sean muy honestos. Son tanto o mas delincuentes como aquellos, pero tienen el poder y lo usan mafiosamente.

Dará mucho de que hablar éste tema de la honestidad y la política.

Jorge Ramírez Fernández

8.323.315

e-mail: jorgeramirezfernandez@hotmail.com

twitter: @jorgeramfer

www.jorgeramirezfernandez.blogspot.com

Facebook: Jorge Luis Ramírez Fernández

Barcelona Anzoátegui Venezuela


Sobre esta noticia

Autor:
Joramfer (62 noticias)
Visitas:
167
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.