Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Las homilías y las palabras subyugadas del intercambio ruso- USA deben interponer a Venezuela, (4)

15/01/2022 15:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Europa y Japón deben definirse ante lo brutal de China hacia Rusia, en su doble porción de caja de gatos, las políticas deben ser claras

La Tecla Fértil

Hay líderes que se encuentran semidemoniados que brotaron después de 1918 y, no parecían dispuestos a esperar el sosegado desarrollo de las instituciones. Ni Locke, Rousseau y menos Stuart Mill pudieron prever la antinomia moderna entre derecho político y tecnificación, ni el avance de la desbordada marea social. Durante el Siglo XIX, aunque hubo muchas letras de códigos, instituciones arcaicas y burocracia de los Estados, se esforzarían en decir, acerca de un gran naufragio que era la distribución de las riquezas por los impuestos directos y una legislación creciente que desprotegió a las clases proletarias. Allí, en 1918 brotaron líderes que declaran un terrible conflicto fáustico de nuestra edad, siglo XXI.

El Ingeniero y profesor, Héctor Navarro sintetiza de manera consensual, lo siguiente: “En realidad, aunque las derechas pretendan lo contrario, la notable reducción de la abstención que muchos esperaban (y el gobierno deseaba) es un indicador de que se está abriendo la posibilidad de una mayor participación del pueblo en la conducción de su destino, ese pueblo que en TODAS las encuestas rechazaba tanto a Maduro como a Guaidó con más de un 80%. Ese pueblo fue capaz de derrotar los más viejos trucos que usaban adecos y copeyanos en la cuarta república para lograr votos a través de las dádivas y las amenazas. Ese pueblo, en Barinas, resultó victorioso. Una victoria limitada, parcial, pero fue una victoria. Para la derecha de oposición al gobierno y probablemente para toda la derecha, la victoria hubiera sido cierta, contundente, si se hubiesen completado las jornadas del 21 de noviembre sin las maniobras de sus socios del gobierno que han puesto en tela de juicio la propia legitimidad de su modelo corrupto de democracia. Ellos, la derecha en su conjunto, necesitan que, al menos en las apariencias, las instituciones funcionen, pero botaron por la borda esa posibilidad”.

¿Qué es lo que no ha definido Europa aún? ¿Estamos en un mundo multipolar? ¿Defendemos un mundo multipolar? Hasta ahora Europa ha sido el gran aliado de EEUU, ha defendido un mundo unipolar, una defensa que ha durado 20 años, lo cual no es mucho en términos históricos. Pero Europa, en este momento, es incapaz de actuar como un sujeto político autónomo a nivel internacional y defender un modelo propio; sigue comportándose como aliado militar subalterno de EE.UU. que se lo está pagando con un enorme desprecio. "Ustedes enfréntese con Rusia, y con eso ya cumplen; de Asia, me encargo yo" parece haberle dicho Biden a los europeos. Antes ya se lo había dicho Donald Trump.

La obra de Zbigniew Brzezinski,  El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense..., refleja los postulados fundamentales de la geopolítica occidental contemporánea. Es el diseño de contención bajo control estadounidense de los grandes centros de poder en el litoral de Eurasia, después de la Guerra Fría: China, Irán, Turquía y los países de la UE. Para lograr este fin, se plantea ampliar la influencia estadounidense en los territorios postsoviéticos y avanzar en el debilitamiento de Rusia. Eurasia se concibe otra vez como un espacio geopolítico, cuyo dominio abre la posibilidad de controlar el mundo, ya que después de la desintegración de la Unión Soviética hubo, en efecto, un cambio tectónico en la geopolítica mundial, “pues Estados Unidos por primera vez logró constituirse en un árbitro de las potencias euroasiáticas con presencia en la región y llegó a ser la mayor potencia mundial”.

El abandono del reset (la estrategia para con Rusia que concibió el gobierno de Barack Obama en su primer periodo presidencial, movido por una estrategia belicista en Europa) coincide con las aspiraciones de los países del denominado Intermarium, término tomado del líder polaco Josef Pilsudsky, quien vivió en el periodo entre las dos guerras mundiales y que consideraba que Alemania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) no serían permanentemente débiles. Su propuesta fue una alianza que fortaleciera la región que comprende desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro, incluyendo a los países al occidente de los Cárpatos. Hoy, este término en la geopolítica es útil como una manera de agrupar países colindantes con la esfera de influencia de Rusia y que están cautelosos de la nueva relación de Berlín con Moscú. Éstos son: Estados Bálticos, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania y Bulgaria, y puede incluirse a Suecia y Finlandia, ya que ambos países se muestran también cautelosos con respecto de Rusia y tienen interés en mantener a las Repúblicas Bálticas independientes de Moscú, porque consideran la región Báltica como su esfera de influencia y son los líderes del Grupo Nórdico.

En conclusión, el grupo denominado Intermarium intenta contener a Moscú y considera que hoy no podría apoyarse sólo en Alemania para hacerlo. Además, este grupo considera también que el involucramiento de Estados Unidos en Medio Oriente, Asia Central y el norte de África, ha convertido a Europa del Este en segunda prioridad para Estados Unidos. Esta preocupación se evidenció en la decisión de Washington de alterar sus planes sobre el proyecto denominado Defensa Antimisil (DAM) en septiembre de 2009 (estrategia del reset de Obama), a cambio de concesiones rusas en Asia Central y en Afganistán, que consistían en lograr la aprobación rusa de sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y la concesión de una ruta a través del territorio ruso para suministrar los pertrechos de guerra estadounidenses para su ocupación de Afganistán.

El presidente Nicolás Maduro Moros debe ser más cauteloso en sus declaraciones y no puede imponer un criterio en cuanto a Venezuela sobre su soberanía.

Mariano Picón Salas nos habla sobre el espíritu de la nueva edad, (Siglo XIX y XXI), nos visualiza un mundo abstracto en la Edad Media que temió a la naturaleza y llenaba de monstruos lo que no se atrevió a tocar y dominarse, la belleza concreta del universo, pero, en su época, ese mundo estaba en una burbuja en el fondo de un gran mosaico lleno de equilibrio y armonía porque se respetaban los acuerdos económicos. Ya había un nuevo mito sobre el amor encerrado en los rostros individuales y, en las caras astutas y débiles, sutiles de banqueros y de condotieros afortunados.

El profesor Navarro nos describe que el pueblo venezolano asume con conciencia su rol histórico y no desea que el madurismo9 siga utilizando la imagen de Chávez y se abuse de la relación de Vladimir Putin con nuestro comandante.

Los Estados Unidos no dudara en priorizar la zona de Asia Central y Medio Oriente sobre una estrategia de largo plazo en la Europa del Este.

Estos países están respondiendo a la situación con dos estrategias principales. La primera es mantener el compromiso de Estados Unidos el mayor tiempo posible; la segunda, crear alianzas políticas y militares regionales, independientes de la OTAN, que puedan servir como alternativas a la presencia de Estados Unidos en la región, presencia que preferirían estos países. Sin embargo, el problema es que Estados Unidos, como ya se anotó, estaba inmerso en dos guerras en el Asia Central y Medio Oriente, y aunque todavía está tratando de salir de Irak y Afganistán, aún está comprometido.

Es el momento de los manejos diplomáticos

Por tanto, los países del Intermarium están formando dos alianzas regionales para crear coaliciones con otros países que también están preocupados con el reposicionamiento ruso: el Grupo Visegrad o V4, que incluye a Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Hungría y el Grupo Nórdico Báltico. Estos dos grupos no tienen mucha relación entre sí, especialmente el Nórdico Báltico del Norte que incluye también al Reino Unido y a veces a Irlanda. El Nórdico Báltico se integró a principios de 2011 y consta de las tres repúblicas bálticas de la extinta Unión Soviética: Lituania, Estonia y Letonia, Noruega, que pertenecen a la OTAN, Suecia y Finlandia, que cooperan con esta alianza, sin pertenecer a ella. El Grupo de Visegrad decidió formar un batallón en mayo de 2011, bajo el mando polaco, para estar en funciones en 2016. Las capacidades de este grupo de batalla aún tienen que determinarse, pero la decisión muestra muy claramente que el V4 está formado por un grupo político que evolucionará a un grupo que establece como prioridad de su misión la formación de fuerzas militares..

Según George Friedman, la decisión del V4, a principios de 2011, es muy importante para Europa. El 12 de mayo de 2011 anunció la formación de un grupo de batalla bajo el mando de Polonia. Este grupo estaría listo en 2016 como una fuerza independiente y no sería parte del Comando de la OTAN. Por lo demás, en 2013 los cuatro países del V4 iniciaron ejercicios militares conjuntos, bajo los auspicios de la Fuerza de Respuesta de la OTAN. Estos países temen el fortalecimiento actual de Rusia y además la atracción con Europa se ha desgastado. Así, los países nórdicos comparten la suspicacia ante Rusia. Noruega también teme la actividad de Rusia en el Mar de Barents. Estos países y el Reino Unido estaban preocupados por el surgimiento de la relación ruso-germana, como ya se anotó.

Los países nórdico-bálticos tienen ya un grupo de batalla creado desde 2008, bajo el formato del grupo de batalla de la UE. Sus miembros actuales son: Suecia, Finlandia, Noruega, Estonia e Irlanda, si bien Lituania se unió en 2014. El propósito del Grupo Nórdico-Báltico es aumentar el componente militar, más allá del batallón que hay.

El Báltico Nórdico se reunió con el gobierno del Reino Unido en enero de 2011, para constituir un nuevo grupo cuyo objetivo estratégico fundamental fuese ampliar las relaciones con los estados miembros generalmente escépticos del liderazgo franco germano en la eurozona. Esta cumbre podría considerarse como el primer paso hacia el liderazgo de Londres y de los nórdicos en asuntos estratégicos en el Báltico. Mientras tanto, por la deuda soberana en la eurozona, Berlín está forzando reformas fiscales en este bloque y París lo apoya. Sin embargo, una Europa unificada bajo el liderazgo alemán, históricamente ha sido una preocupación para Londres. Así, este grupo reintroduce a Gran Bretaña como un importante actor en la región. Londres ha afirmado que, si el grupo avanza en consolidación, esta cumbre puede ser permanente en sus reuniones, algo que Moscú examinará de cerca.

En la medida en que Europa Oriental actúa para contener el resurgimiento de Rusia en la región, ésta ha respondido con negociaciones sobre seguridad con países de Europa Occidental, una táctica que fortalecía los nexos de Moscú con Europa Occidental (particularmente con Alemania) y hacía que la percepción de los países de Europa Oriental pareciera irrazonable, por lo que la creciente fisura entre Europa Occidental y Europa Oriental podía conducir a una crisis toda vez que ésta trata de evitar ser una zona de amortiguamiento entre Rusia y Washington. Pero el conflicto en Ucrania ha revertido esta situación y ha alineado a Alemania con Estados Unidos y los países del Intermarium. Estos juegos de poder entre las grandes potencias para los realistas sistémicos, como John J. Mearsheimer, se deben a que:

La estructura o arquitectura del sistema internacional obliga a los Estados a buscar el poder, ya que en un sistema mundial en el que no hay una autoridad superior que se encuentre por encima de los grandes poderes, y donde no hay ninguna garantía de que uno no va a atacar a otro, se vuelve lógico para cada estado ser lo suficientemente poderoso como para protegerse en caso de un ataque. En esencia, las grandes potencias se encuentran atrapadas en una jaula de hierro donde no tienen más remedio que competir entre sí por el poder, si quieren sobrevivir.

Pero, es un abuso que un país extranjero intervenga en nuestro país para colocar sus misiles mirando a USA y utilice, incluso a Cuba como escudo cuando le negaron ayuda en años anteriores.  Ninguna potencia puede involucrarnos en sus asuntos internos y algunos venezolanos deben ir a juicio bajo código civil- penal y militar por utilizar el nombre de Venezuela sin autorización del pueblo

-* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (2023 noticias)
Visitas:
5056
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Primeros Ministros

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.