Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Hollande recibe a los dos rivales en la batalla por la estratégica Alstom

28/04/2014 19:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El alemán Siemens confirmará este martes su oferta para una adquisición parcial de Alstom, constructora de los trenes de alta velocidad franceses TGV, que también interesa a la estadounidense General Electric, mientras que Francia marca el empleo como máxima prioridad.

El patrón del grupo alemán, Joe Kaeser, salió este lunes sonriente y guardando silencio de la presidencia francesa al término de una entrevista con el presidente François Hollande.

Poco después, una fuente cercana al dossier afirmó que Siemens debería confirmar su oferta este martes.

Entrada la noche, Siemens publicó un comunicado que calificó la conversación de su patrón con el presidente Hollande de "muy abierta, confiante y amistosa".

"Después de este encuentro, Siemens se reunirá para decidir si presenta una oferta sobre Alstom en qué consistirá", agregó el grupo alemán.

El Ministerio alemán de Economía defendió el lunes abiertamente un acercamiento entre Siemens y Alstom, que aseguró supondría una "gran oportunidad y un gran potencial" para las políticas industriales de Alemania y de Francia.

El Estado francés estima que debe disponer del tiempo necesario para examinar todas las ofertas.

El patrón de General Electric, Jeffrey Immelt, se reunió con Hollande por la mañana.

Tras una hora de entrevista en el palacio presidencial del Elíseo, Immelt evocó "un diálogo abierto, amistoso y constructivo" en un comunicado. "Estamos determinados a trabajar juntos", añadió.

General Electric aportó algunas respuestas pero todavía queda mucho trabajo, observó por su parte una fuente cercana al caso en París.

Durante este primer encuentro, Hollande aprobó el plazo de dos días que se ha dado Alstom antes de responder a las ofertas de los grupos estadounidense y alemán y recordó las líneas rojas fijadas por el gobierno francés: preservar el empleo, la localización de las actividades (energía y transporte esencialmente) en Francia y la independencia energética de Francia.

El Estado francés no es accionista de Alstom desde 2006, pero el gobierno, que hizo de la lucha contra el desempleo y la desindustrialización en Francia el eje de su proyecto político, intervino en el asunto, tanto más cuanto se trata de un sector estratégico.

El grupo estadounidense, que tiene 305.000 asalariados en el mundo y una facturación de 146.000 millones de dólares, quiere comprar el sector energía de Alstom, es decir sus divisiones especializadas en equipos para centrales nucleares, en líneas de alta tensión y en energías renovables, que representan más del 70% de la actividad de la firma francesa y una facturación de 14.000 millones de euros.

Las negociaciones estarían muy avanzados entre el grupo francés, dirigido por Patrick Kron, sobre una operación estimada por la prensa en unos 10.000 millones de euros. La compra no concerniría el sector de transportes de Alstom, que fabrica trenes de alta velocidad. El grupo Bouygues, principal accionista de Alstom, con 29, 4% de su capital, sería favorable a esa venta.

Siemens habría propuesto por escrito retomar la actividad energía de Alstom, ambicionada por GE, a cambio de una suma a la que se agregaría "la mitad de su rama transportes", afirmaron varios medios de prensa.

- Independencia energética, centro de decisión y empleo -

El lunes, el ministro francés de Trabajo, François Rebsamen, declaró que su voluntad es "la independencia energética sea mantenida" que "los centros de decisión permanezcan en Francia" y que "todos los empleos sean salvaguardados".

Según el ministro de Economía, Arnaud Montebourg, la propuesta de GE "plantea un problema por una razón simple, a saber que lo esencial de Alstom, 75% de la empresa, 65.000 asalariados en el mundo, van a ser dirigidos desde Connecticut".

"Hemos dicho que esa situación es inaceptable", recordó Montebourg, que no descartó una compra por el Estado de las acciones de Bouygues en Alstom ni una eventual nacionalización temporaria, considerada empero "prematura".

"Las empresas francesas no son presas (de caza); en cambio, estamos dispuestos a establecer alianzas que nos permitan armarnos en la mundialización", agregó, dando a entender que sería favorable a un acercamiento de Alstom a Siemens.

El domingo por la noche, el consejo de administración de Alstom se dio plazo hasta el próximo miércoles para pronunciarse en favor de una u otra de las propuestas. Hasta entonces, la cotización de la acción del grupo francés seguirá suspendida en la Bolsa de París.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1791
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.