Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Historias de la Mafia: Balas y lealtad Por: Carmen Luisa Ugueto

08/07/2010 09:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

foto-2

Para ti, por el año y el apodo

En la mafia representada en el cine, existe un código implícito, una ética, unos principios básicos inviolables: la confianza, la lealtad, hacer lo que dices, cumplir lo que prometes, ceñirse a la palabra empeñada es ineludible. Suena contradictorio que se muestre a hombres que viven "infringiendo la ley" practicando una moral estricta en su universo, donde cualquier traición se paga con la vida. Quizás por eso se valora tanto la lealtad porque se sabe que quien se aleja de ella no la sigue contando.

Si eres "de la familia" no puedes traicionarla, si hacemos un "negocio" juntos y te comprometiste, estás obligado a cumplir. En un mundo donde no puedes respaldarte con abogados y leyes (ya que se está fuera de la ley) lo único realmente importante es el compromiso basado en lo que dices. En las historias de mafiosos subyace la reflexión sobre una de las más valiosas cualidades humanas: la lealtad.

Dejando de lado la sordidez del mundo del crimen, utópicamente, los mafiosos manejan un código ético envidiable. Claro que, como en la vida, los relatos de la mafia están llenos también de traidores y desleales. Es el contraste natural, nadie aprecia más la lealtad que aquel que ha sido traicionado.

El cine siempre se encarga de ponernos a pensar. De mostrar en circunstancias poco usuales para la mayoría, emociones, que a fin de cuentas, son en el fondo, de igual naturaleza que las que nos topamos a diario. En Donnie Brasco (1997), film sobre la mafia y sus breñas, pero sobre todo sobre la comunión que podemos establecer con los otros a pesar de las circunstancias, ocurre algo parecido.

Al Pacino, quien ha sido el mafioso cinematográfico por excelencia, desde los comienzos de su carrera fílmica, es "El Zurdo", mientras que Johnny Depp es Joe Pistone (Donnie Brasco), el film fue dirigido por Mike Newell, el mismo de la catastrófica Amor en los tiempos del Cólera y esta basado en la historia real contada por el propio Joe Pistone.

Joseph Dominick Pistone, alias Donnie Brasco, fue un agente secreto del FBI que estuvo trabajando infiltrado en una familia criminal de Nueva York. En el film, Donnie es Johnny Depp, quien se gana la amistad y el aprecio de "El Zurdo" un mafioso de poca monta, que no ha podido escalar posiciones dentro de "la familia", pero que le sirve de enlace para desde adentro recaudar pruebas de las actividades ilegales que estos realizan. Al ganarse la confianza de "El Zurdo", Donnie inicia una relación que lo hará dudar de las razones que lo llevaron a aceptar ese trabajo, sufriendo una transformación: All my life I’ ve tried to be the good guy, the guy in the white fucking hat. And for what? For nothing. I’ m not becoming like them; I am them.

foto-1

Surge entre ellos, Donnie y "El Zurdo", una forma de identificación, de simpatía. Aparece "la lealtad" y "el compromiso" haciéndolo titubear en sus valores y su misión, aunque quizás se conmueve con la vida de "El Zurdo", cuya única familia es su novia y un hijo drogadicto que en lugar de representar una ayuda forma parte de sus problemas. O tal vez el vínculo que confunde a Donnie, es el afecto que todo el tiempo el otro le demuestra:

How many times have I had you in my house? If you’ re a rat, then I’ m the biggest mutt in the history of the Mafia.

Esta forma de relacionarse, esa unión en el "delito" hasta el momento desconocida para Donnie decanta a la lealtad como uno de los picos más alto dentro de la condición humana. Claro que, vista del modo más real posible, la lealtad con tachas, la lealtad a pesar de no poseer recursos para llevarla a cabo, pues no olvidemos que Donnie y El Zurdo jugaban en equipos contrarios.

Pistone, el Donnie Brasco real, relata su experiencia en el libro Donnie Brasco: My Undercover Life in the Mafia de 1987. Mas tarde publicara otro libro sobre su vida en 2004: The Way of the Wiseguy.

Por: Carmen Luisa Ugueto

Colaborador de Correo Cultural de Conarte


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (15307 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
2527
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.