Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hernán Serpa escriba una noticia?

Historia de una entrevista

17
- +
07/08/2020 20:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Reseña personal de mi vivencia buscando empleo

Hace una semana me llamaron para una entrevista virtual, me extraño que fuera una llamada tarde en la noche, bueno no tan tarde en sí, pero si tarde para una llamada de esa índole. Cuando uno se encuentra en búsqueda de empleo y más en estas fechas de pandemia, cualquier llamada de números desconocidos, se vuelve una esperanza de poder establecerse en un país que no es el que me vio nacer. La entrevista sería al día siguiente, por lo que me puse a preparar la entrevista, buscar los datos de la empresa, las responsabilidades del cargo al cual me había postulado y todo esto me llevo a recordar que desde que me fui de mi país de origen, he tenido muchas entrevistas raras y algunas absurdas en realidad.

En una de las oportunidades de esas entrevistas escabrosas, me llamaron para una entrevista, por recomendación de un amigo, me citaron en un centro comercial, apenas llegar, una mujer entre los 30 y 35 años me recibe en la feria de comida, empezamos la conversación y lo primero que me dice es “tú eres la persona ideal para este puesto…”, comentándome que le parece muy buena mi hoja de vida, por supuesto la emoción se apodero de mí, pensé que había mejor forma de empezar una entrevista, después de 15 minutos hablando de mi experiencia en mis diferentes empleos y de mis habilidades, esta mujer muy amablemente pasa a elogiarme nuevamente y a decirme que soy la persona que están buscando para el puesto, mi cara debió verse muy mal cuando me dijo que el cargo era para reparar lavadoras, a lo que ella acusó “no son cualquier tipo de lavadoras, son lavadoras industriales…” más allá de que no se nada de reparar lavadoras, en mi hoja de vida no se ve reflejado nada de eso, mi experiencia ni cerca esta de esto. Intente explicar que no tenía problema en aceptar el empleo, siempre que tuviera algún tipo de entrenamiento, pero esta mujer no se inmuto, insistió que yo era el ideal para el cargo, sin más que añadir culminó la entrevista. Me citaron para otra entrevista virtual, ya que la empresa principal no estaba en la ciudad donde me encuentro, en esta entrevista virtual reiteré que no tenía experiencia en reparación de lavadoras, a la persona que me estaba entrevistando si le pareció un poco raro, pero igual tuvimos la conversación clásica de una entrevista. Y si pensaban que no se podía poner más raro, me citaron para una prueba con un detector de mentiras, si nunca han estado en una prueba de un detector de mentiras (lo normal de todo el mundo), les cuento que no es muy agradable.

La persona que me iba a realizar la prueba era un expolicía, en un cuarto muy pequeño, comenzó con una entrevista muy intimidadora, preguntas muy repetitivas, una cámara apuntando y el expolicía detrás de una laptop. Después de 45 minutos de muchas preguntas, tal como: ¿has robado? ¿has consumido drogas? ¿has violado la ley? Me dice que el me va a decir una pregunta y yo le tengo que contestar con una mentira, la función de la pregunta según me explicó, era de control, la pregunta en cuestión era:

En una de las oportunidades de esas entrevistas escabrosas, me llamaron para una entrevista, por recomendación de un amigo

-  ¿alguna vez en la vida has robado?

-  Yo nunca he robado, le conteste

-  Perfecto, dijo el expolicía

-   Pero no entiende, le digo que de verdad nunca he robado

-   No te creo, seguro alguna vez robaste algo, así que contesta que no en la pregunta de control.

Ya esto pintaba muy mal, luego me conectó electrodos en el pecho y en los dedos de una de mis manos y me hizo sentar sobre un cojín, que según él tenia un sensor que podía medir cualquier pequeña vibración. Me dijo que iba a hacer 5 preguntas más la de control, yo pensé, bueno ya estamos por terminar, durante el interrogatorio no podía verlo a la cara y no podía moverme, al terminar las preguntas me desconecto, reviso en su laptop los datos obtenidos y yo me dije, bueno no fue tan malo, el expolicía me dijo “vas a repetir esto 5 veces…”, al final no me dijeron nada solo que le enviarían un informe a la empresa. La empresa que repara lavadoras nunca se volvió a contactar conmigo, saco como conclusión que pudieron pasar 2 cosas: Uno, la empresa no le gusto el informe que le enviaron de las pruebas del detector de mentiras, o dos, se dieron cuenta que yo no se nada de lavadoras industriales.

En cuanto a la entrevista que tuve la semana pasada, me fue bien, me citaron a pruebas grupales con 2 candidatos más, pensé que me había ido muy bien, pero me llamaron esta semana para decirme que lamentablemente no me eligieron, pero que me tendrán en sus bases de datos y me pregunto si esto es un eufemismo para hacerlo menos penoso al momento de la llamada.

Me llamaron para una entrevista virtual, me extraño que fuera una llamada tarde en la noche


Sobre esta noticia

Autor:
Hernán Serpa (5 noticias)
Visitas:
164
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.