Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anunnakienfessolsinaps escriba una noticia?

No, los 'hipsters' no causan la gentrificación en España

24/09/2016 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algunos artículos aparecidos en la red inspirados en la prensa anglófona estas semanas acusan a los jóvenes de acabar con la vida en los barrios sin embargo la gentrificación es un fenómeno constante y relativo a la ordenación territorial

Eldiaro.es en 2014 publicaba un artículo en el que como el británico Guardian en 2013 advertía de los peligros de la llamada economía Hipster. Esta teoría procede del libro 'We first take Manhattam' tratado sobre como el hecho de que un barrio contenga hipsters dentro lo hace mas atractivo y produce en Reino Unido y EE.UU la subida de los alquileres al revalorizarse la zona.

La gentrificación es un fenómeno que se da cuando una barrio tradicionalmente obrero se vuelve elitista. Viene del anglicismo 'Gentry', una clase nobiliaria equivalente al hidalgo español considerada la burguesía territorial. Sobretodo el cambio de usos del barrio de rurales a urbanos. Básicamente coincide en el envejecimiento de la población y la expulsión por el elevado nivel de vida que adquiere el barrio de las clases populares que abandonan voluntariamente el barrio. El coautor del manifiesto comunista, Engels ya avisó en el siglo XIX de este proceso. David Ley geógrafo de la facultad de Columbia Británica en Canadá, en 1978 habla de nuevas clases medias procedentes de profesiones liberales que con su adaptación del entorno cultural lo transforman debido a una nueva demanda. Es decir, la nueva población del barrio con nuevas rentas y gustos haría desaparecer la anterior demanda y debido a su mayor poder adquisitivo la desplazará hacia otra diferente.

Así, en diversos medios digitales ha aparecido a lo largo de 2016 especialmente una proclama unánime, la economía Hipster está destrozando la economía capitalista de los barrios proletarios. Aunque la situación económica distinta de los EE.UU y Reino Unido tiene mas sentido, para transladar la responsabilidad de la gentrificación al movimiento hipster en España es necesario saber que entendemos por Hipster.

La definición mas habitual de hipster empieza en resaltar el rasgo de que son gente habitualmente joven. En los años 40 en EE.UU 'hip' era el nombre que recibían los blancos conocedores de la cultura soul y jazz, término que ha evolucionado como hipster. Sin embargo en el siglo XXI este término se ha pervertido para incluir cualquier tipo de tendencia juvenil independiente de lo cortado por las multinacionales. No tener un afeitado wilkinson es hipster, elaborar tus propios platos es hipster especialmente si presentan alguna innovación étnica o personal, conocer mas de 5 tipos de bollería no industrial es hipster, escuchar cualquier clase de música que no haya sido vomitada por un subproducto televisivo que ni sabe lo que está haciendo es hipster, la dieta vegana es hipster, estudiar en la universidad en lugar de hacer una FP es hipster, que una chica lleve las axilas tan peludas como un varón de su misma especie es hipster.

Hipster es una forma de denominar a lo que se le escapa al control a la industria cultural masiva sea lo que sea. La alarma de 'pensamiento independiente' de los Simpson. Con la palabra hipster en el siglo XXI puedes abarcar todo lo que no sea consumible y hacerlo herramienta de consumo. Mientras la juventud normativa gasta cientos de euros a la semana en discotecas, stripers, prostitutas, drogas y demás hábitos de barrio, resulta que los que son de clase alta son los jóvenes que gustan de bajar a tomar una caña o incluso un Gin-tonic al bar de barrio. El hipster es ese portentoso chaval que lleva bicicletas antiguas de un barrio gentrificado a otro pero no el discotequero estilo 'pim pam toma lacasitos' que se puede permitir un coche con el que acudir a sus discotecas favoritas a drogarse y reírse de la Guardia Civil de tráfico para Callejeros de Cuatro. Este si es considerado de clase obrera, puesto que su forma de ser se acerca a lo que el sistema cultural capitalista espera de el. A lo largo de los años 10 del siglo XXI esa palabra ha ido comiendo terreno sobre la independencia juvenil. Todo lo que antes era inclasificable ahora tiene una marca, el rap es hipster, el indie es hipster, el rock es hipster, todas las músicas electrónicas en las que no pegue un remix de pitbull es hipster. En resumen el hipster es un jóven acusado de tener inquietudes culturales.

Si tenemos en cuenta que el fenómeno se extiende incluso a la oferta de ocio, repostería y hostelería cada día mas colectivos pequeños e independientes de jóvenes normales con aspiraciones culturales o comerciales son clasificados así sin desearlo. Así que podemos afirmar que lo clasificado como 'hipster' abarca una clase social desde la propia élite cultural y su consiguiente renta alta en muchos casos, hasta las casas ocupas y movimientos sociales de los barrios. Es decir, la denigrante etiqueta se nos aplica a los jóvenes no clasificables transversalmente de todos los estratos sociales, que aunque en Reino Unido y EE.UU mantienen un nivel adquisitivo ascendente debido al rejuvenecimiento de las ciudades inherente a estos procesos, en España suponen una de las clases mas precarias de Europa.

Los barrios mas gentrificados de Europa sin embargo, independientemente del número de barbas son casualmente los mas turísticos

Sólo el 20, 8% de los menores de 30 años consigue emanciparse en el reino de España, es el colectivo con mas riesgo de pobreza, la superficie máxima a la que aspiran estos pocos menores de 30 es alrededor de 50 metros cuadrados así que es difícil que un colectivo minoritario dentro de un colectivo minoritario que consigue emanciparse con los salarios mas bajos de España produzca la subida de los alquileres sola. La mitad de los jóvenes de 25 años está en paro y son el colectivo con la renta mas baja por el mismo trabajo. Es difícil pensar que puedan constituir una élite social en si misma, tan solo un 40 por ciento de los trabajadores menores de 30 cobra mas de 1.000€, mas de un tercio está en riesgo de exclusión social, por no hablar del hecho de que la estética conocida como 'hipster' no es la mas adecuada para el trabajo bien remunerado especialmente en lo relativo a la atención al público, campo de trabajo donde más cobran los jóvenes españoles, el trabajo sobre-cualificado es la norma entre los que mas estudios poseen. Por tanto clasificar a los hipsters de 'élite económica' es un traslado de un fenómeno estrictamente anglosajón a una Europa del Sur donde no se da tal fenómeno. Si que se da sin embargo en todo el planeta por igual el prejuicio a que una persona con apariencia desgastada de barrio pueda poseer cámaras fotográficas de calidad en lugar de destinar esos fondos a una buena discoteca o a un afeitado.

Así podemos ver como las carísimas barberías juveniles sustituyen a las humildes peluquerías chic con nombres franceses y posters de famosos, el efecto del cupcake obliga a cerrar cada dia mas reposterías humildes y pequeñas como Mercadona, las elitististas bicicletas y sus tiendas a los sencillos deportivos familiares y sus concesionarios. Las familias obreras no pueden competir con tanto tatuaje y tanto vello facial y se ven obligados a emigrar al chalet en primera línea de playa en pleno Otoño para buscar un barrio mas acorde a su demanda como obreros.

Los barrios mas gentrificados de Europa sin embargo, independientemente del número de barbas son casualmente los mas turísticos. Solo hay que fijarse en la capital hipster de Europa, Barcelona, donde las barbas pueblan todos los barrios de la ciudad y el modelo turístico ha desbordado el centro histórico. Especialmente el raval, considerado el 'barrio hipster' siendo el mas turístico de España.

Además Neil Smith, geógrafo de la Universidad Rutgers de New Jersey corrigió las investigaciones de Ley, Rutgers desprecia este desplazamiento de la demanda que presuntamente causaría la economía hipster, ya que se da por distintos motivos incluso macroeconómicos, sin embargo quienes voluntariamente actúan buscando este proceso son actores inmobiliarios, financieros y comerciales. La raíz del proceso no estaría en la barba y las pixies, sino en la actividad de aquellos que obtienen beneficio económico del aburguesamiento del barrio. Según Smith, esto está íntimamente relacionado con el turismo. Los comerciantes y caseros junto a la administración diseñan los barrios turísticos, los cuales se llenan de oferta de ocio buscando atraer a este turismo, con el cual llega la repoblación, las discotecas y con la juventud y la moda, las barbas y las camisas rotas. Smith describe tres fases económicas claras en el proceso. En este, es habitual que la propia administración lo guíe y fomente en los presupuestos, mostrando a veces su podedumbre invirtiendo solo en servicios públicos en el momento en el que la clase potentada ya ha colonizado el barrio tras años de negligencia como es el caso de Harlem en New York.

Como conclusión, si estudiamos la gentrificación como fenómeno histórico en arreglo a su historia y no solo a los prejuicios rápidos concluiremos que el modelo turístico actual y la ordenación urbana son los responsables del fenómeno y no los gustos personales de los pobladores. Esta clase de prejuicios culturales son sesgados y equivalentes a los discursos xenófobos, hacen apología al odio y pueden alentar causas violentas como los disturbios de Londres en los cuales los anarquistas del movimiento antigentrificación atacaron establecimientos hipster. Por suerte en España los anarquistas también son etiquetados como tales. 


Sobre esta noticia

Autor:
Anunnakienfessolsinaps (57 noticias)
Visitas:
6291
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.