Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

El Hilo Invisible ? CrÍtica

12/02/2018 08:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Sixto Javier Pérez

El Hilo invisible, la última película de Paul Thomas Anderson, es una obra maestra, ¿alguien lo dudaba? Y hasta me atrevo a decir que sus 6 nominaciones a los Oscar me parecen pocas, pero a pesar de ello no se la puedo recomendar a todo el mundo. La película tiene un complejo trasfondo psicológico que puede confundir a muchos, pero que si llegas a entenderlo estoy convencido que entrará en tu lista de mejores películas del año.

Es larga, sedosa y pausada, con una banda sonora exquisita y la magnífica interpretación de uno de los mejores actores de la historia de Hollywood: Daniel Day-Lewis. La película va más allá de un amor en cine de época, va sobre la locura, sobre la obsesión y las dos caras del amor.

image

Londres, años 50. El famoso modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville) son el centro de la moda británica con más glamour. Woodcock viste con su estilo distintivo a la realeza, estrellas de cine y demás damas de la alta sociedad. Las mujeres pasan por su vida sin dejar huella, hasta que aparece una bella y temperamental joven llamada Alma (Vicky Krieps), una camarera que se convertirá en su musa y amante. Sin embargo, la perfectamente estructurada vida de Reynolds se verá alterada por la llegada de la joven, y eso es algo que el modisto no había contemplado.

Los actores están todos perfectos. Los juegos de miradas entre los tres protagonistas son un alarde de cine puro y duro. Los sonidos y silencios que, en ocasiones, dicen mucho más que una frase de diálogo muestran un gran talento delante y detrás de las cámaras. Las elipsis visuales son sutiles como la película misma. Pero el personaje estrella es el que interpreta Danie Day Lewis. Es de lo más hipnótico que recuerdo en una pantalla; cada sutil movimiento, cada detalle de su proceso creativo, su costumbrismo en el mundo de la alta costura, que por otro lado pudiera parecer tan lejano. El gran placer que supone contemplar cómo trabaja en los vestidos, cómo dibuja bocetos, el orgullo y la inseguridad del artista que se acerca a la decadencia. Su rutina, hasta su forma de servir el té. El Reynolds Woodcock de Daniel Day Lewis (que pasó un año aprendiendo a diseñar, coser y cortar, antes de comenzar el rodaje), es un personaje absolutamente inmortal.

image

Del resto del reparto, imposible obviar el descubrimiento de una implicada Vicky Krieps, El Alma de una película donde lo femenino toma el protagonismo con total naturalidad, gracias también a la aportación de la veterana Leslie Manville, que cierra tan peculiar y convincente triángulo, dando vida a la posesiva y omnipresente hermana de Woodcock.

Como era de esperar el vestuario y la fotografía son exquisitas, la música de Jonny Greenwood colaborador del director en todas sus películas acompaña en casi todo el metraje. La realización como siempre en la filmografía de este gran director es muy detallista abundando muchas escenas con silencios incómodos donde las miradas y gestos son fundamentales en esta extraña historia de amor. También hay que destacar la banda sonora de Jonny Greenwood, compositor habitual del realizador, que en esta ocasión gira hacia una partitura bastante más clásica.

Probablemente el gran público no salga demasiado satisfecho con la propuesta, son 130 minutos que, sin ser pesados, son de tempo lento.

image

Como no podía ser de otra manera, la película opta a 6 candidaturas en los preciados Oscars. Mejor película, mejor director, mejor actor protagonista (Daniel Day-Lewis), mejor actriz de reparto (Lesley Manville), mejor banda sonora y diseño de vestuario. Quizás la que más oportunidades tenga sea la candidatura del propio Daniel Day-Lewis, quien se antoja como principal competidor para Gary Oldman y su El instante más oscuro. En todo caso, la película de Paul Thomas Anderson es sorprendente en sus momentos finales, algo que impacta y coge al espectador por sorpresa.

En definitiva, una gran película, con personajes un poco complejos que puede decepcionar a una parte del gran público, pero que a otros nos pueden resultar fascinantes. Una auténtica obra maestra que te despertará muchas sensaciones difíciles de olvidar.

image

NOTA: 4, 5 de 5

LO MEJOR: El diseño de producción, la impresionan puesta en escena, las interpretaciones de Daniel Day-Lewis y Vicky Krieps. El gran trasfondo psicológico que la envuelve.

LO PEOR: un "poco" larga (130 minutos) y tarda en arrancar.


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (767 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
2121
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.