Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Henry Eugene Corradini – Un salvaje del siglo XXI

11/11/2013 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Henry Eugéne Corradini nació en Marsella, Francia, el 31 de Julio de 1925. Cursó Educación Superior en el liceo Adolfo Thiers y estudios de artes plásticas en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal.

Entre 1944 y 1945 participó durante la Segunda Guerra Mundial en las campañas de Francia y Alemania, en el ejército norteamericano, en funciones de intérprete de los idiomas francés, inglés, italiano y alemán.

A su regreso de Alemania, ocupada por las fuerzas aliadas, cumplió función de animador en la Radio de las Fuerzas Armadas Francesas, en Dornbirn, Austria ocupada.

De regreso en Francia, ingresó al periódico " Le Méridional " en calidad de redactor y crítico de arte. Al mismo tiempo, se dedicó a la creación artística bajo el ímpetu del Movimiento Surrealista francés.

En 1947 dejó su tierra natal para asentarse temporalmente en la Isla de Guadalupe (Antillas francesas) donde se dedica a las artes plásticas e inicia sus investigaciones sobre las culturas indígenas Arawak y Caribe así como sobre los grafismos petroglíficos precolombinos. Dejó obras pictóricas en varias dependencias gubernamentales.

Henry Corradini ingresó a Venezuela en calidad de Residente, por el puerto de La Guaria, el 17 de Agosto de 1948.

Permanece durante unos meses en Caracas, trabajando como decorador y maquetista en arquitectura. En aquel entonces Corradini vive al pie de las ruinas de la antigua Capitanía Española situada en la Hacienda Sarria. Allí conoce y liga amistad con el hermano Nectario María de la Fundación La Salle, quien busca un tesoro supuestamente dejado por los Conquistadores bajo las lajas de piedra que cubren el piso de la fortaleza.

Su interés por las culturas indígenas lo lleva hasta Petare, un pueblo situado en aquel entonces a unos 10 km de Caracas, para tomar contacto y ligar amistad con el Capitán Félix Cardona, explorador oficial del gobierno venezolano. Cardona lo encarga de llevar unos documentos y un mapa relativos a la tenencia del territorio ocupado por los indios Kamarakotos de la Gran Sabana. Una vez cumplida la misión, Corradini fija definitivamente su residencia en Ciudad Bolívar en 1950, cuando es contratado para trabajar en la decoración interna del Gran Hotel Bolívar, recién construido. Simultáneamente funda la empresa Pubeco, especializada en la fabricación de carteles de carreteras y anuncios al gas neón. Durante este período Henry Corradini es contratado para diseñar y realizar los vitrales que adornan los ventanales y la cúpula de la Iglesia La Milagrosa de Ciudad Bolívar.

Su interés por las culturas aborígenes de la cuenca del Caribe y Tierra Firme lo lleva a iniciar la formación de una biblioteca americanista que cuenta hoy con más de 3.000 títulos relativos a la antropología, la etnografía, la lingüística, las literaturas orales, las mitologías y las artes indígenas de los pueblos originarios. Un apasionado de nuestro pasado y legado aborigen, un ser maravillado por la cosmogonía de nuestros pueblos originarios.

Con sus lecturas y contactos personales con los indígenas, Henry Eugéne Corradini profundiza en el estudio de la historia de Guayana y de las etnias originarias de la cuenca del río Orinoco entre las que se encuentra el ‘realismo mágico’ celebrado por Alejo Carpentier y los surrealistas encabezados por Andrés Bretón.

En 1965, Corradini crea la firma "Pubeco Films" con la intención de producir documentales dedicados a las culturas indígenas y a la historia de Guayana en general.

Con el paso de los años, Henry Corradini encontrará más tiempo para dedicarlo a la investigación etnohistórica, la fotografía y el cinema documental.

Su interés por la conservación de las edificaciones que constituyen el corazón de la antigua Angostura del Orinoco, lo llevó a ser cofundador de la Asociación de Vecinos del Casco Histórico (ASOCAHI).

Esta Asociación fomentó la elaboración de unas nuevas Ordenanzas Municipales para detener la destrucción de las antiguas edificaciones angostureñas hasta que finalmente Ciudad Bolívar fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1963.

Henry Corradini trabajaba en "Inawaye" documental sobre la etnia Panare, patrocinado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. La Gobernación del estado Bolívar, a través del Museo de Arte Moderno Jesús Soto, extendió invitación al maestro Corradini a participar en el proyecto "Los Maestros Guayaneses", en homenaje a su vida y obra y en conmemoración de los 250 años de Ciudad Bolívar en la Angostura del Orinoco.

Fuente: Prensa Museo Soto.


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (16515 noticias)
Fuente:
correocultural.com
Visitas:
1548
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.