Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan De Dios Rivas escriba una noticia?

¿Hacha, machete y cuchillo o diálogo?

04/09/2009 03:22 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

El libro de Mantilla se prestaba hasta para lecciones de ética práctica, de uso cotidiano

Utopías y Lógicas

¿Hacha, machete y cuchillo o diálogo?

Si Ud. tiene más de sesenta años o tiene la dicha de tener padres, abuelos y familiares con esa edad o más, es seguro que estos deben acordarse de un libro (fue famoso) de uso común en las escuelas públicas, privadas y las improvisadas en casas por maestras abnegadas, voluntarias y solidarias -y algunos hombres-, que a lo ancho y largo de la patria (“la Venezuela digna y solidaria”) se dedicaban a enseñar a leer y escribir a los niños y niñas que querían aprender; esa fue la cartilla conocida como ‘El Libro de Mantilla’, el cual era muy popular, respetado y sus enseñanzas muy didácticas. El libro de Mantilla se prestaba hasta para lecciones de ética práctica, de uso cotidiano y como es natural dio origen a muchos cachos (cuentos) y chistes, que circulaban de boca en boca (“radio bemba”) en la Venezuela de los años 40, 50 y 60. Me parece útil utilizar una de esas leyendas, como base para reflexionar lo que nos está aconteciendo hoy en tiempos de revolución bonita (¡que tristeza!) En tiempo de la dictadura de Pérez Jiménez, donde los militares mandaban mucho (sin ocupar cargos de ministros, vicepresidentes, directores y jefes de oficina) y se daban a la tarea de encomendar el trabajo sucio, represivo y de torturadores, a esbirros civiles; de hecho, la nefasta y sanguinaria SN –Seguridad Nacional– era un manada de sapos y policías violadores de derechos humanos, civiles y políticos a los ciudadanos disidentes y opositores de la dictadura fascista y corrupta, que nos azotó por diez años. Esa represión y persecución no impidió el levantamiento del bravo pueblo de Caracas, y del resto del país, para tumbar el 23/01/1958 el régimen deslegitimado; no hubo que hacer marchas y espectáculos mediáticos muy “cansones” y “desnaturalizadores” de la verdadera estrategia política requerida (la gente se organizaba en cuadros, células y grupos muy activos y coherentes). Las marchas y protestas son buenas y lógicas en tiempos de democracia, separación de poderes, acatamiento constitucional y de gobernantes demócratas (quienes sí le paran a las marchas y se avocan al diálogo y negociación para buscar soluciones). En tiempo de dictaduras las marchas son inútiles, sólo sirven para dejar una percepción equivocada en el extranjero de que el régimen es democrático. volvamos al cuento del libro de Mantilla; había por esos años un musiú que trabajaba en una petrolera y era un caporal duro, malvado y arbitrario tenía aterrorizado a los obreros y era frecuente que mandara a botar a la gente aplicándole el artículo 31 de la antigua Ley del Trabajo (artículo muy severo que dejaba a la gente sin derechos a prestaciones), al autócrata le trajeron chismes de un obrero líder; molesto mandó a buscar al soldador “que era apretao y no se dejaba vejar” y lo increpó con la arrogancia de costumbre… “mire ya Ud. me tiene hasta la coronilla, si me entero que persiste en protestar y soliviantar a sus compañeros de trabajo, lo voy a botar por el 31 y pa’ fuera”… “¿Cómo en la cosa?” le responde el obrero “¡no jo..! si Ud. me bota por el 31, tenga la plena seguridad que yo le aplico a Ud la página 13 del libro de Mantilla, bóteme y aténgase a las consecuencias”… dio la espalda y se fue; el abusadorcito jefezote quedó todo confundido y -algo preocupado por la osadía del hombre- llamó a su secretaria, y le preguntó que si ella sabia algo del libro de Mantilla, a lo que la secretaria le respondió que ella recuerda haberlo oído nombrar a los viejos, pero que no sabe qué es; él musiú con voz fuerte le dijo, vaya y búsqueme ese libro de Mantilla a como de lugar. La secretaria se las ingenió y le consiguió el libro de Mantilla, se lo trajo; el capataz apresurado procedió a buscar la página 13 en el libro, ¡Oh! sorpresa, se encontró con las palabras Hacha, machete y cuchillo.

Como van las cosas en Venezuela pareciera que todos los caminos conducen a “hacha, machete y cuchillo”, esto no lo podemos permitir los hombres y mujeres que somos cristianos y humanistas, para nosotros las diferencias y los intereses políticos no se deben resolver con violencia, armas y enfrentamientos de hermanos contra hermanos. Para Solidaridad Independiente ‘SI’, nos abocaremos a construir puentes de entendimiento, diálogo y consolidación, esa es la razón humana más inteligente y moral. Nuestros sentimientos nos aconsejan construir espacios de encuentros con todos los factores políticos, de gobierno y sociales. Es hora de respetarnos, de aceptar las tesis, opiniones y puntos de vistas de los demás, por muy distintos que sean a los nuestros y a pesar de que no los compartamos. Si nos empeñamos en imponer ideologías, credos y prácticas a personas que piensan distintos, rezan en su fe y viven en sus costumbres, sencillamente no somos demócratas y buscamos la hegemonía en detrimento de la libertad y eso siempre termina mal, y ocasiona luchas y guerras estériles que perjudican a todos por igual. Es urgente y necesario que muchos venezolanos comiencen a llamar al Estado, Gobiernos, Partidos Políticos e instituciones de la Republica a un diálogo de iguales y sincero. Los militares deben ser los primeros en facilitar y solicitar puntos de encuentros y entendimiento respetuosos, su tradición de ejército forjador de libertades, se lo impone por principios y valores. Seguir el consejo del Libertador es patriótico y moral… mi honor es preferible a todo... SIMÓN BOLÍVAR, 08/10/1812.

Como van las cosas en Venezuela pareciera que todos los caminos conducen a “hacha, machete y cuchillo”, esto no lo podemos permitir los hombres y mujeres que somos cristianos y humanistas

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I. N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI.

PARTIDO HUMANISTA CRISTIANO

rvjuandedios@gmail.com

http://solidaridadindependiente.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Juan De Dios Rivas (67 noticias)
Visitas:
7329
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

napoleon (16/03/2013)


EN MOMENTOS LO UTILISO, CUANDO QUIERO HACERLE
VERA ALGUN POLITICO O MILITAR SOBRE SUS ABUSOS.
MUY CLARA SU POSICION SOBRE LIBERTAD Y DEMOCRACAIA.

0
+ -
Responder

NAPOLEON (24/06/2013)


EN MAS DE UNA OPORTUNIDAD SE LO HE HECHO SABER A VARIOS ENCHUFADOS EN ESPECIAL AL CHATO CARRASQUERO QUE ES MARACUCHO, LO APLICO DESE HACE VARIOS AÑOS. MUY EJEMPLAR ESE LIBRO MANTILLA.