Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Gobernando Zapatero, 19-09-2006/ Karma y espiritualidades

19/09/2014 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

...19-09-2005... Salman Rushdie, condenado a muerte por transcribir los versos satánicos de Mahoma en su novela de igual título, comentaba irónicamente la creciente entrega de personas respetables a supersticiones tontorronas: "Es increíble todo lo que hoy se presenta a la gente bajo la rúbrica de 'espiritual'. Incluye cosas como el perrillo faldero espiritual o el champú espiritual". Un exitoso novelista y periodista acaba de enviarle a este cronista un mensaje electrónico con una cadena del karma, que es ganarse el mérito budista a tener un destino tipo Bambi, no el de un batracio. Son diecinueve ideas del Dalai Lama en presentación PowerPoint que si las sigue uno y las difunde entre cinco amigos enseguida le darán una feliz sorpresa. Transmitidas a más de quince personas, se cumplirán nuestros deseos más ardientes. Pero a las 96 horas, ese mágico mantra electrónico tan enriquecedor deberá desaparecer del ordenador estilo "Misión Imposible". Que personas de elevada formación difundan inocentes florecillas internáuticas, que comprendan y disculpen los arrebatos violentos del Corán y que, sin embargo, se rían de quien rece el Padrenuestro, por ejemplo, es un contrasentido que demuestra que se busca un ideal trascendente, pero abandonando el que participó en la creación de la grandeza europea. Líderes religiosos y laicos recuerdan que Occidente es tributario de Grecia y del judeocristianismo, del Renacimiento, de la Razón, y que si lo olvidamos Europa desaparecerá, como decía Oriana Fallaci. El escritor Abel Posse teme que estemos extinguiéndonos ya: estamos abandonando los valores que cimentaron nuestro mundo, mientras el islam multiplica la fe, ingrediente imprescindible para conquistar, pacífica o belicosamente, culturas renegadas. El cronista no ha seguido las instrucciones del Dalai Lama, ni ningunas otras. Quizás sea culpable de futuros desastres mundiales. Por los que pide perdón anticipadamente.

via Cronicasbarbaras.blogs.com


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2550 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1243
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.