Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Vivir escriba una noticia?

Gangi, la joya de Italia, vende casas medievales a 1 euro

20/08/2014 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

En el corazón de Sicilia, Gangi, la joya de Italia, ofrece realizar el sueño de tener una casa en un hermoso pueblo medieval de piedra por el increíble precio de un euro.

Las autoridades y la población de Gangi, una antigua localidad de campesinos acostumbrados a trabajar la tierra, decidieron poner a la venta una serie de casas rústicas abandonadas por sus propietarios, emigrantes que huyeron de Italia a inicios del siglo XX.

A pocos metros de un parque natural, no muy lejos del monte Madonia y a 120 kilómetros de Palermo, la capital de Sicilia, Gangi esconde verdaderos tesoros artísticos: baldosas del siglo XVIII, techos con vigas de madera, hornos antiguos de cal, frescos desteñidos, campanarios y antiguos palacios, además de un paisaje espectacular, que corta la respiración.

Unas veinte casas están aún a la venta por un sólo euro, mientras 300 se ofrecen a precios que oscilan entre 5.000 (6.600 dólares) y 15.000 euros (20.000 dólares).

La original iniciativa, lanzada para frenar el declive demográfico de Gangi, con apenas 7.000 habitantes, y relanzar su economía, está obteniendo un notable éxito.

El director y productor de cine australiano Dominic Allen, de 33 años, es uno de los numerosos extranjeros interesados en comprar una propiedad en ese rincón tranquilo del Mediterráneo, inmerso en el verde esmeralda de sus colinas.

"Por ese precio no podría comprar ni un box para el estancionamiento en mi país", comentó entusiasta a la AFP.

Entre los compradores figuran personas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia, Dubai, todas interesadas en aprovechar la ocasión para transformar palacios, casas y establos antiguos en residencias para el verano.

Entre callejuelas estrechas y largas como serpientes sinuosas, las casas medievales seducen por sus marcos en piedra, la cocina empotrada entre la roca y vistas a los campos de maíz.

"Si amas el estilo de vida italiano y tienes deseos de un poco de aventura, ésta es una buena opción", sostiene Dominic, quien busca un lugar para pasear turistas que conserve el sabor de un tiempo.

Para Cataldo Piazza, un anciano siciliano de 83 años, ver las calles de Gangi llenas de gente, con turistas italianos y extranjeros, da alegría.

"Era triste cuando no había nadie", comenta.

- Una inversión -

Cerca de 9.000 personas abandonaron en los años 20 y tras la Segunda Guerra Mundial Gangi, que tuvo un pasado más esplendoroso.

Muchos de ellos terminaron en Argentina y Estados Unidos huyendo de la pobreza y las enfermedades.

En 1926, Cesare Mori, nombrado por Benito Mussolini y conocido como el "prefecto de hierro", desató una guerra frontal contra la mafia y organizó el asalto a Gangi, considerada el escondite de los criminales.

Sus métodos brutales obligaron a muchos jefes mafiosos a emigrar a otras zonas e inclusive a Estados Unidos.

Pero el declive aumentó en las últimas décadas con el abandono de las viejas casas por otras nuevas, construidas en la periferia del casco histórico.

La increíble oferta tiene condiciones: los compradores deberán restaurar las casas en un plazo máximo de tres años y mantenerlas con sus características originales, además de hacerse cargo del traspaso de la titularidad de la propiedad.

Deberán depositar también 5.000 euros como garantía ante la alcaldía, una suerte de seguro.

Para el alcalde, Giuseppe Ferrarello, se trata de un desafío, ya que la ciudad podría cambiar de rostro, convertirse en meta turística y perder el toque auténtico que ha conservado hasta ahora.

"Queremos que los jóvenes no se vayan. Vamos a demostrar que se puede fomentar el turismo en Sicilia aun en medio de la crisis económica", asegura.

La propuesta ha sido copiada por otras localidades italianas que como Gangi quieren conservar no sólo sus edificios sino también su cultura gastronómica.

Los productos típicos locales, como el queso de cabra, respetan la cultura siciliana, compleja y diversa, gracias a la contribución de las diferentes culturas, --griegas, judías y árabe-- que se establecieron en la isla en el transcurso de los dos últimos milenios.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Vivir (211 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
4896
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.