Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Fernando Vallejo un acercamiento a la obra del escritor colombiano: ciclo de escritores cercanos-maracaibo

02/12/2009 17:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ciclo de Escritores Cercanos presenta:

FERNANDO VALLEJO CERCANO

Un acercamiento a la obra del escritor colombiano Fernando Vallejo

Primero, habrá un conversatorio con la profesora Nílibe Fleires, de la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia.

luego:

Proyección del documental "La Desazón Suprema" (Colombia, 2003)

Director: Luis Ospina

Año producción: 2003

Duración: largometraje - 90 min

País producción Colombia

‘ Entre las infamias que comete Dios por mano del hombre quiero citar aquí la de los caballos de Medellín, cargados de materiales de construcción, vendados, arrastrando sus pobres vidas sin ver y las pesadas carretas, bajo el rabioso sol de su rabioso cielo. "Carretilleros" llaman aquí a los que explotan esos caballos, de los que habiendo tanto carro quedan cientos. Íbamos en un taxi mi niño y yo cuando rebasamos a uno que iba al trote, bajo una lluvia de latigazos: frente a los edificios mismos de la Alpujarra, nuestro centro Administrativo, el de los burócratas que no sienten porque no ven porque tienen el corazón ciego pero la boca llena mamando del presupuesto. < < ¡Los caballos no tienen por qué trabajar, el trabajo lo hizo Dios para el hombre, hijueputa¡> > le grité al carretillero sacando la cabeza por la ventanilla del taxi.

Más sobre

Al oírse llamar como dije el carretillero miró, y así, al volver la cabeza, le quedó en posición perfecta para Alexis, quien con un tiro en la frente me le remarcó lo dicho y como quien dice le tomó la foto. El carretillero cayó al pavimento y al soltar las riendas el caballo paró.

Un carro que venía a toda verraca, ventiado, se detuvo en seco contra el carretillero estripándolo pero no lo mató: no lo mató porque ya estaba muerto. Y perdón por la palabrita que grité arriba pero es castiza: son los mismos "hideputas" que dijo Don Quijote aunque elevados a la énesima potencia. De todos modos, con perdón. Es que los animales son el amor de mi vida, son mi prójimo, no tengo otro, y su sufrimiento es mi sufrimiento y no lo puedo resistir.’

Del Libro "La Virgen de los Sicarios", de Fernando Vallejo.

Lugar: Biblioteca Pública del Estado (Av. 2 El Milagro, al lado de la Vereda del Lago)


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14152 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
501
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.