Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

¿Cómo ha evolucionado la forma de movernos en dos décadas?

24/11/2020 21:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si retrocediésemos veinte años en el tiempo y echásemos un vistazo a las calles y avenidas de las grandes ciudades, la fotografía que sacaríamos sería muy similar a la actual: vías abarrotadas de coches junto a motos y autobuses. Los automóviles siguen siendo la principal apuesta de los ciudadanos para sus desplazamientos diarios, aunque se han popularizado alternativas más sostenibles, como el patinete o la bicicleta y también coches eléctricos e híbridos.

"El tráfico rodado sigue siendo el protagonista de la movilidad y el culpable de los problemas de congestión y contaminación en las grandes ciudades", afirma Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace. "Hubo una reducción de los desplazamientos a motor como consecuencia de la crisis de 2008", detalla Mateus Porto, arquitecto urbanista y profesor de Urbanismo en la Universidad Europea, pero "la falta de acción ha permitido que la curva volviera a la tendencia ascendente en cuanto al poder adquisitivo empezó a recuperarse".

Estas afirmaciones no son baladíes. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el parque de turismos en España era de casi 17, 5 millones en el año 2000 frente a los más de 24, 5 millones de 2019 (últimos datos disponibles), lo que supone un 40% más de vehículos. En el mismo periodo, en el caso de las motocicletas, el crecimiento fue del 157% (de 1.445.644 a 3.607.226). "En general, los vehículos particulares a motor siguen disfrutando de la mayor cantidad de espacio viario y una gran cantidad de ventajas. Algo inexplicable en uno de los países donde más se camina", precisa Porto.

Esta tendencia a caminar cada vez más de la que habla el profesor de la Universidad Europea viene de lejos pese a que en los últimos meses se haya incrementado por la pandemia del coronavirus. Lo refleja la última encuesta de movilidad que ha realizado la Comunidad de Madrid, que actualiza hasta 2018 los datos obtenidos en el año 2004. Se trata de uno de los estudios más recientes hasta la fecha y pone de manifiesto una realidad extrapolable a otras grandes ciudades españolas.

Durante ese periodo de tiempo, el número de madrileños que ha elegido caminar como forma de desplazamiento en un día laborable ha pasado del 31% al 34%. La misma encuesta revela que el vehículo privado ha pasado de utilizarse un 34% a un 39% y que el transporte público, pese a haber crecido en número de usuarios desde 2014, ha reducido su cuota de uso -porcentaje respecto al 100% de los desplazamientos- del 32% de 2004 al 24% en 2018.

Este preocupante dato habría empeorado ante el miedo al contagio por la pandemia, según los expertos consultados. La pérdida paulatina de protagonismo del metro o el autobús se explica, en parte, por el crecimiento de los núcleos urbanos, donde se ha optado por la construcción de grandes barrios en las afueras mal conectados generalmente con el resto de la ciudad por transporte público, la alternativa más ecológica para los desplazamientos, lo que ha empujado a los ciudadanos a decantarse por el coche privado.

"Se ha apostado por expandir y alargar las ciudades", sostiene Fernández. "El transporte público no ha llegado a tener el protagonismo que debería debido a la mala planificación", sentencia el portavoz de Greenpeace. Y reflexiona: "En el metro, por ejemplo, se ha invertido mucho dinero pero no de forma eficiente. Se ha apostado por seguir ampliando la red en lugar de mejorar lo que ya había".

En estos últimos años, no obstante, hay un creciente interés por otras formas de movilidad, como la bicicleta o el patinete en sus diferentes modalidades (con motor o sin él). A esta circunstancia han contribuido varios factores, como la concienciación ciudadana con el Medio Ambiente, la construcción de nuevas infraestructuras (carriles ciclistas) o las peatonalizaciones, entre otros.

"Para reducir la dependencia de los desplazamientos a motor cabe recuperar la proximidad y las formas de movilidad activas y saludables. Es la ciudad de los 15 minutos que se viene promoviendo en París, por ejemplo", concluye Mateus Porto.

Alicia (dcha.) y Caterina, madre e hija, son de Venezuela pero se instalaron hace unos años en la ciudad de Madrid. Desde su llegada, son usuarias habituales de Metro de Madrid, el medio de transporte que más valoran. "El autobús es más cómodo pero se hace eterno debido al tráfico y a las numerosas parada que realiza en su trayecto. Solemos ir en metro porque es lo más rápido para llegar a los sitios", destaca Caterina, de 25 años. Para Alicia, de 63 años, el único pero del suburbano son las frecuencias: "Debería haber más frecuencias cada hora para no tener que ir tan pegados, y más ahora con el tema del coronavirus".

Alberto se convirtió hace tres años en un incondicional de la bicicleta. "Tenía un coche con bastantes años y cada vez era más difícil encontrar aparcamiento. Eso unido a que hay que priorizar la salud me hizo decidirme a cambiar el coche por la bicicleta", asegura. Este rotulista de 37 años utiliza en su día a día una bicicleta eléctrica porque "estoy operado de las rodillas y esta máquina me permite recorrer más kilómetros y dar paseos más largos". Además de la bicicleta, Alberto posee otros nuevos medios de movilidad sostenibles, como un patinete y una motocicleta, ambos vehículos eléctricos.

Jesús lleva casi toda su vida al volante. Desde que se sacó el carné de conducir con 19 años es su medio de transporte de cabecera. "Vivo en Rivas pero mi puesto de trabajo está en el Hospital 12 de Octubre. Sin el coche tardaría en llegar una hora y cuarto en transporte público en lugar de los 25 minutos que tardo cada día", explica este funcionario de 50 años. Reconoce que el uso de este vehículo privado tiene inconvenientes, como los atascos o la dificultad para aparcar, pero aún así se resiste a cambiar: "Me lleva hasta la puerta de cualquier sitio". Eso sí, ahora está más concienciado con la contaminación y cuando cambie de coche se comprará uno híbrido


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (18643 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
202
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.