Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Economía escriba una noticia?

España acelera para subirse al tren del turismo chino

22/02/2015 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agilizando las peticiones de visados o aumentando el número de vuelos desde China, España intenta recuperar el terreno perdido en la carrera por atraer a una ola emergente de turistas del gigante asiático.

Durante una visita a Pekín del jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, en septiembre, Madrid anunció que ahora los visados se emitirán en 48 horas.

El gobierno negocia también con aerolíneas asiáticas para traer más vuelos al aeropuerto madrileño, proponiendo rebajas de tasas y promocionando España como plataforma hacia Latinoamérica.

Pero, por el momento, sin resultados. Sólo una compañía, Air China, ofrece vuelos directos entre España y China, la mayor fuente de turistas del mundo.

Asimismo, esta aerolínea asiática opera siete vuelos semanales a España, mientras que Italia cuenta con 28 vuelos directos a China, Francia con 70 y Alemania con 87.

Durante sus viajes a Europa, los turistas chinos suelen visitar varios países, pero la situación geográfica de España dificulta incluirla en esos 'tours' si aterrizan en otro lugar, explica el experto Keven Lathan, profesor de la University of London.

"El emplazamiento de España es menos central. Hay que agregar dos o tres días. No se puede hacer mucho al respecto", afirmaba recientemente en la feria de turismo Fitur.

Según la Organización Mundial del Turismo, con sede en Madrid, China es el mercado de turistas que más ha crecido en la última década debido al aumento en sus ingresos y a menos restricciones en los viajes internacionales.

Más de 100 millones de chinos tienen previsto viajar fuera del país este año, muchos de ellos durante el Año Nuevo Chino, una fiesta de siete días que comenzó el miércoles.

- 'Perder el tren' -

Los responsables del sector turístico español lamentan que otros países estén tomando la delantera.

image

España tiene sólo tres consulados en China que pueden emitir visas, frente a ocho de Francia, afirma Hilario Alfaro, presidente del Madrid Foro Empresarial. Y exige que los solicitantes la recojan en persona, lo que desanima a quienes viven en ciudades sin consulado, agrega.

Por su parte, Francia ofrece entregar los visados a domicilio y Estados Unidos permite recogerlos en oficinas bancarias de todo el país.

"A un chino que llega a España por vía directa China-España hay que hacerle un monumento o darle una medalla por lo difícil que es", agrega.

Tercer destino turístico del mundo, tras Francia y Estados Unidos, España es un destino predilecto para los europeos, que inundan sus playas en busca de sol. Pero el país sólo recibió 288.000 visitantes de China el año pasado, según Turespaña, organismo dependiente del gobierno.

En comparación, Estados Unidos acogió a 1, 8 millones de chinos en 2013, último dato disponible, mientras 1, 2 millones viajaban a Francia.

"Vamos a perder el tren del turismo chino clarísimamente", lamenta Alfaro.

- Teteras y arroz blanco -

El sector turístico, que representa el 10, 9% del PIB español y uno de cada nueve empleos, tomó medidas para adaptarse a los gustos de estos nuevos visitantes, situados entre los que más gastan.

Así, el madrileño Museo Thyssen-Bornemisza empezó a ofrecer el año pasado planos con explicaciones en chino mandarín. Es el primer museo importante de la capital en hacerlo.

Uno de los edificios en Madrid de la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés ofrece servicios para turistas chinos, entre ellos un catálogo en mandarín y un reputado restaurante de comida china.

También algunos hoteles se están adaptando para ofrecer pequeñas comodidades que aprecian los visitantes del gigante asiático.

El cinco estrellas madrileño Silken Puerta América renovó el menú de su cafetería para incluir platos como tallarines con pollo, 'dim sum' -raviolis chinos- y arroz blanco para el desayuno, y equipó sus habitaciones con teteras eléctricas.

Este vanguardista establecimiento, que el año pasado recibió unos 6.000 clientes chinos -más del doble que en 2013-, figura entre los pocos hoteles que obtuvieron el certificado 'Chinese Friendly' o 'Amistoso con los chinos'.

"Tenemos que adaptarnos al cliente para que se sienta a gusto", afirma la portavoz de la cadena Silken, Sara Díaz.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Economía (12813 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1708
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.