Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Elecciones Generales 10N: concentración en la derecha

10
- +
04/10/2019 05:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La próxima cita electoral estará marcada por el fraccionalismo en la izquierda y un PP que va a lograr ser el aglutinante del voto conservador, a costa de Ciudadanos y de VOX

Todo indica que, en las próximas elecciones generales, a celebrar el 10 de noviembre, en el espectro de la derecha se va a producir una concentración del voto, sobre todo alrededor del Partido Popular, y una fragmentación del voto de izquierdas.

A pesar de esta concentración / dispersión, la correlación de fuerzas entre ambos bloques sigue parecida a la que hemos podido vislumbrar en las tres convocatorias electorales anteriores.

Algunos analistas explican que la causa de que el voto de la derecha se concentre alrededor de Pablo Casado es debido a que el espectro conservador ha aprendido de anteriores comicios que dividir el voto de derechas perjudica a todos los partidos en ese rango ideológico.

Por su parte, y casi es el designio histórico de la izquierda en este país, el voto progresista se fragmenta, y más con la irrupción en el tablero parlamentario de Más País, la formación, casi unipersonal, de Íñigo Errejón.

Agrupamiento en el centro – derecha

Si algo ha aprendido Pablo Casado y el Partido Popular es que escorarse hacia territorios que se podrían calificar como de extrema derecha no le renta electoralmente hablando, es más, produce la desbandada de sus votantes hacia otras formaciones políticas más «centradas».

Por ello, el PP ha organizado esta campaña electoral en clave de moderación, lanzando soflamas electorales que entran dentro del «campo de juego» de lo que siempre se ha calificado como centro – derecha.

Por ello, al menos así lo demuestran los estudios demoscópicos que se están realizando intentando adivinar la configuración de la Carrera de San Jerónimo tras el 10N, el Partido Popular se va a ver «premiado» con una fuerte recuperación electoral.

Por lo tanto, el PP vuelve a ser el principal actor político dentro del espectro conservador en España, «robando» muchos miles de papeletas electorales a, en menor medida, Ciudadanos, y sobre todo al experimento electoral de Santiago Abascal.

La izquierda se fragmenta

Es lo que muestran los sondeos electorales, esto es, una fragmentación del voto de izquierdas, y mucho más a raíz del surgimiento de la formación política de Íñigo Errejón, Más País.

El nuevo partido con marchamo de izquierdas se haría con parte de la «bolsa electoral» del PSOE y de Unidas Podemos, restando votos a ambas formaciones políticas.

Además, salvo una encuesta realizada por Sondaxe para el rotativo La Voz de Galicia, ninguno de los estudios demoscópicos realizados hasta ahora muestra una mayoría clara, esto es, absoluta, para el «bloque» que hipotéticamente podrían formar PSOE, Unidas Podemos y Más País.

Siempre según Sondaxe, Más País irrumpiría en el Congreso de los Diputados con 20 escaños, mientras que PSOE y Unidas Podemos perderían representantes.

En el caso de la formación que lidera Pablo Iglesias Turrión, perdería un acta de diputado y el PSOE se «dejaría» hasta cuatro curules.

Ciudadanos y VOX los claros perdedores

Las formaciones políticas de Ciudadanos y VOX son las principales perjudicadas del agrupamiento del voto conservador en las siglas PP.

El principal «batacazo electoral» se lo llevaría el partido de Inés Arrimadas y Albert Rivera, que casi perdería la mitad de los diputados que tiene a día de hoy, quedándose con unas magras 27 actas de diputado.

Algo similar le sucedería VOX, que, a pesar de perder un número considerable de votos, obtendría 21 diputados, solo tres menos que las últimas elecciones generales que se celebraron el pasado 28 de abril.

El gran favorecido por el retroceso electoral de Ciudadanos y VOX es, sin ningún asomo de dudas, el Partido Popular, que, según sondeos, en la votación del 10N podría lograr hasta 21 diputados más.

Todos los sondeos coinciden: el PP se recupera

Es el caso del estudio demoscópico que ha realizado Celeste – Tel para el diario, en el cual se muestra un claro trasvase de votos de Ciudadanos y VOX hacia la formación política que tiene como portavoz parlamentario a Cayetana Álvarez de Toledo.

Y la explicación también es clara: los representantes en el Congreso que pierden Ciudadanos los gana el partido político que en sus orígenes fundase el que fuese ministro de Información y Turismo durante la dictadura de Franco.

Y ahora el tercero en liza es Íñigo Errejón y Más País, que resulta claro que va a «arañar» votos tanto del PSOE como de Unidas Podemos y que hasta cierto punto podría ser un revulsivo político para i

SocioMétrica, en este caso para el periódico que dirige Pedro J. Ramírez, muestra la misma tendencia hacia un «voto útil» que se dirige hacia el PP, en detrimento de las otras dos formaciones políticas de la derecha.

La encuesta electoral que más diputados a la formación conservadora que presidiese Mariano Rajoy Brey es la elaborada para el ABC por Gad3, que intuye que el PP podría lograr hasta 97 escaños.

El rotativo que fundase Torcuato Luca de Tena también establece que Unidas Podemos pierde «terreno» electoral y que el PSOE lograría solo un diputado más, quedándose con 126 actas de diputado.

Irrupción de Más País

Esta formación de nuevo cuño, lograría, en la Carrera de San Jerónimo, entre seis y diez escaños, siendo el principal perjudicado de la versión nacional de Más Madrid, el partido de Irene Montero.

Desde el instituto de estudios de demoscópicos SocioMétrica, se adivina que la llegada de Más País perjudica directamente al espectro electoral de izquierda, lo que podría incluso favorecer un hipotético gobierno del PP.

Desde Politikón, se entiende el agrupamiento del voto conservador en torno al PP, como un aprendizaje de los votantes conservadores a partir de las elecciones del pasado abril, que ha dejado un panorama político de fraccionalismo para las derechas.

La más que evidente desmovilización electoral en el campo de la izquierda habría que entenderla como hastío por unas nuevas elecciones que pueden dar lugar, nuevamente, a una falta de acuerdo para formar gobierno.

Voto estratégico

Podría ser también una de las claves de las próximas elecciones generales, en las cuales los votantes, avisados por la ingente cantidad de análisis políticos a los que tienen acceso en los medios, les puede hacer optar por un «voto estratégico».

Eso puede provocar que el voto de los electores no se haga en función de sus preferencias partidarias, sino en clave de qué voto puede resultar más útil; y aquí entra en juego la polarización izquierda – derecha.

Por tanto, existirían dos «campeones», cada uno a un lado del tablero, como serían el PSOE y el PP, en donde se podría polarizar el «voto útil» de cada uno de los «campos ideológicos», pudiendo incluso volver a un renacimiento de un bipartidismo limitado.

En el caso del Partido Popular, cuenta con la ventaja de que la «resistencia» de su voto es mayor que cualquier otro partido de la derecha, sobre todo si enfrente tiene advenedizos como Ciudadanos y VOX.

Desmovilización, la losa de la izquierda

Es uno de los grandes peligros que acechan tras las votaciones del próximo 10 de noviembre, y en caso de producirse serían las formaciones de izquierdas las más perjudicadas.

Además, en poco tiempo, hemos pasado a un universo político desconocido; solo hay que recordar que hace poco más de un año, Mariano Rajoy Brey era presidente del gobierno y su vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, era una de las personas más poderosas del país.

Algo que parece claro es que Pablo Casado se va a convertir en el «campeón» del centro derecha español, y tiene posibilidades ciertas de convertirse en presidente del gobierno, apoyado por su propia formación política, Ciudadanos y VOX.

En el otro lado, nos encontramos con un Pedro Sánchez, con un relato sólido, pero con su capital político desgastado con un periodo muy largo de desgobierno y seis meses de negociaciones que no han fructificado.

Y ahora el tercero en liza es Íñigo Errejón y Más País, que resulta claro que va a «arañar» votos tanto del PSOE como de Unidas Podemos y que hasta cierto punto podría ser un revulsivo político que haga que muchos votantes de izquierda no se queden en casa sin ir a votar.

Todo indica que, en las próximas elecciones generales, a celebrar el 10 de noviembre, en el espectro de la derecha se va a producir una concentración del voto en torno al PP

Fuente - el diario / ABC en Wikipedia / Manuel Fraga en Wikipedia


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (188 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.