Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Orestesenlared escriba una noticia?

El perfil del candidato

20/11/2017 15:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según el nivel de responsabilidad que posea el cargo, serán mayores las exigencias, lo cual aplica para el caso de un burgomaestre o alcalde

El perfil profesional u ocupacional, se refiere a las características que un cargo demanda a su ocupante para el fiel cumplimiento de su objetivo, de ahí que se puede hablar de las cualidades y capacidades que debe tener una persona, para ocupar y ejercer eficientemente el cargo al cual aspire.

Entre los elementos característicos del perfil, se incluye, además de la formación, el conocimiento específico o general en ciertas áreas, responsabilidad y la experiencia, entre otras condiciones. Así las cosas, cuando se trata de seleccionar a alguien para una labor, será clave poder valorarle a la luz de talas exigencias.

Lo antes descrito, debe aplicar para todo aquel que busca un empleo, correspondiendo a quien le seleccionará, verificar que cumpla con el perfil, pues, cuando ello no es así, puede resultar fatal para el pretendiente quien puede resultar frustrado por su mal ejercicio, así como para la institución que lo contrate y hasta para sus clientes o usuarios.

Según el nivel de responsabilidad que posea el cargo, serán mayores las exigencias, lo cual aplica para el caso de un burgomaestre o alcalde, quien entre sus funciones, a manera sucinta, le corresponderá, por un lado, ser el conserje de la ciudad y por el otro, el gerente-administrador de la cosa pública.

La organización municipal, es la unidad política primaria de la gestión pública nacional, correspondiendo al alcalde la gestión de los servicios y obras municipales, el mantenimiento y ornato de la ciudad, la máxima jefatura en materia de personal, la de planificador con el consejo de planificación local, además de elaborar y ejecutar el presupuesto, propiciar la participación ciudadana y otra serie de competencias previstas en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

Correspondiendo a los contratantes electores, los ciudadanos electores, verificar entre la oferta electoral, cuál es la mejor opción a la luz de la realidad local

De ahí que, el perfil del alcalde deberá incluir un alto grado de responsabilidad y experiencia progresiva en la gestión local, lo que contraviene el discurso inocuo generacional, además de compromiso con el terruño y sus vecinos, una elevada sensibilidad social que le permita, no sólo gobernar la institución, sino que deberá propiciar el co-gobierno ciudadano y vecinal, lo cual implica el ejercicio compartido con la ciudadanía para que asuman de manera progresiva el control y administración de las políticas públicas y sociales de las alcaldías, lo que se puede concretar por medio de los cabildos, espacios de participación directa donde se debate de los asuntos de interés colectivos.

Además de lo anterior, será clave la visión estratégica para atender la problemática política y social, para lo que debe poseer habilidades para desarrollar propuestas viables, de acuerdo a las circunstancias, entre las que se encuentra lo referido a la mancomunidad de los servicios como aseo urbano, seguridad, salud y otras similares.

Conforme a todo lo tratado, se podría resumir que el candidato a alcalde, debe contar con una elevada experiencia en la gestión municipal, alta sensibilidad social, habilidad para la asociación trascendental, presentar una oferta viable, honestidad y capacidad administrativa, correspondiendo a los contratantes electores, los ciudadanos electores, verificar entre la oferta electoral, cuál es la mejor opción a la luz de la realidad local y sus posibilidades, pues somos los ciudadanos los verdaderos jefes del alcalde, como del resto del funcionariado público, aunque en ocasión ellos no los sepan o no lo crean.

Pero como sea que el ejercicio del gobernante local, no es una actividad individual, sino colectiva, los contratantes debemos prestar atención a las posibilidades reales de participación, la peripecia de disponer información y ejercer el control y la veeduría, así como a quienes serán parte de su equipo de gestión, por lo que le es recomendable, parafraseando a John F. Kennedy: el alcalde inteligente, se hacer acompañar de gente más inteligente que él.

@OrestesSalerno

Un libre pensador


Sobre esta noticia

Autor:
Orestesenlared (66 noticias)
Visitas:
940
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.