Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Claydel escriba una noticia?

El Fruto del Baobab

27/09/2011 15:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

« Los Baobabs son distintos de cualquier otro árbol, parecen plantados al revés»

Dice una vieja leyenda que en los primeros días del mundo, los dioses repartieron semillas entre todos los animales para que las plantaran; las del baobab se la dieron a la hiena, ésta un poco torpe, y enojada por haberlas recibido en último lugar, decidió plantarlas al revés, lo que explicaría la extraña impresión que producen los Baobabs, como si sus raíces estuvieran en el aire.

El Baobab es un árbol gigantesco de flores efímeras y frutos carnosos, de forma variable, con una cáscara peluda. El Baobab, llamado también "árbol botella" o "árbol farmacia", pertenece a la familia de las Bombacaceae, familia que consta de 150 especies, casi todas arbóreas y propias de las regiones tropicales, con frutos generalmente muy grandes.

Los Baobabs crecen sobretodo en suelos arenosos y calcáreos, prefieren un clima muy cálido, son muy resistentes a la sequía y también a los fuertes vientos. Podemos encontrar Baobabs en Senegal, en Gabon, en la Republica Central Africana, en Zaire, en Nigeria, en Mali, Ghana, Togo, Congo, Sudan, Eritrea, Kenia, Tanzania, Mozambique, Angola y Madagascar.

Desde la antigüedad este árbol era utilizado para el consumo de la población local y sus frutos y hojas eran conocidos por sus propiedades.

La presencia de Baobabs fuera del Continente Africano es debido a los navegantes y viajeros árabes, franceses o portugueses que exportaban los frutos, es por esto que hoy podemos encontrar estos árboles en Arabia, Australia, Centro America (Cuba y Haití), Florida, Nueva Zelanda, Filipinas, Antillas y, también Europa (Alicante, España).

Existen ocho especies de Baobabs. La Adansonia Digitata es la especie más numerosa y conocida de los Baobabs, y se encuentra en casi todos los países del África subsahariana. Puede alcanzar los 30 metros de altura y hasta 20 de diámetro en la parte más ancha del tronco. Su corteza es gris y lisa. El árbol adulto tiene un tronco muy fuerte y agazapado, muchas veces hueco (se han hecho hasta pequeñas casas en su interior). Las hojas se desarrollan en la temporada de las lluvias (de mayo a noviembre). Las flores del baobab son grandes, blancas, con cinco pétalos. Es una flor de una noche, que se abre en el crepúsculo y marchita en el transcurso del día. La polinización está garantizada generalmente por los murciélagos e insectos alimentándose del abundante néctar azucarado.

El fruto del Baobab tiene forma aovada, es muy irregular en su forma, puede medir de 10 cm hasta 45 cm. Es constituido por una parte leñosa externa, muy resistente, cubierta de una pelusa amarillo-verde, y de una parte interna, que constituye la pulpa. Una vez que el fruto está maduro, cae del árbol y al abrirlo encontramos la pulpa deshidratada, con un aspecto polvoriento, de color blanquecino y de sabor ligeramente ácido.

Un fruto de tamaño medio (17 cm de largo por 8 cm de ancho) pesa alrededor de 165 gramos, de los cuales un 40% es representado por semilla y solo un 10-12% de pulpa. Ésta se divide en pequeñas aglomeraciones harinosas que encierran múltiples semillas.

El sabor característico de la pulpa, un poco ácido, es debido a la presencia de ácidos orgánicos, tales como: ácido cítrico, tartárico, málico y succínico. Desde siglos se utiliza en muchos países africanos para preparar una bebida (zumo de bouy o gouy) refrescante y energética, rica en fibra, vitaminas, aminoácidos y sales minerales. También se utiliza para preparar helados, batidos como alimento infantil. En 100 gr. de pulpa están presentes el 75, 6% de los glúcidos totales, el 2, 3% de proteínas y un bajísimo contenido de lípidos igual al 0, 27%.El fruto recién abierto, es consumido también como un caramelo.

La pulpa del fruto de Baobab provee una cantidad de fibras solubles (22.54%) e insolubles (22.04%), que pueden llegar hasta cerca de 45 gramos por 100g. El nivel de consumo de fibra alimenticia no se ha definido todavía, pero es comúnmente aceptado que la fibra debe estar presente en una dieta sana y equilibrada, porque tiene la capacidad de influenciar múltiples aspectos de la fisiología digestiva. El consumo frecuente de fibra alimenticia, asociado a una dieta rica en vegetales, cereales y fruta, está relacionado con la reducción del riesgo de sobrepeso, diabetes y la manifestación de neoplasias del aparato digestivo, como estreñimiento.

Las fibras insolubles no son asimiladas por el intestino y aceleran el tránsito intestinal gracias a la capacidad de aumentar la masa fecal y estimular la perístole; son empleadas principalmente para combatir el estreñimiento e inducir a una sensación de saciedad, que se puede disfrutar en un régimen de dieta hipocalórica.

Además el equilibrio entre fibra soluble e insoluble, parece estimular el crecimiento de algunas culturas bacterianas pertenecientes a la microflora intestinal (efecto prebiótico). Se sabe que la actividad prebiótica determina:

Mejoramiento del equilibrio de la microflora intestinal

Mejoramiento de la digestión de la lactosa

Prevención de la diarrea

Actividad inmunoestimulante

El fruto de Baobab tiene además un elevado contenido de ácido ascórbico (Vitamina C). Se ha determinado que la pulpa puede proveer hasta 300 mg de vitamina C cada 100 gr., cantidad que equivale a casi seis veces más el contenido de la naranja. El ácido ascórbico desarrolla un rol extremadamente importante tanto del punto de vista nutricional como terapéutico. Conocido desde tiempos antiguos por su capacidad de prevenir el escorbuto, la vitamina C encuentra un uso siempre más relevante por su capacidad antioxidante, y por la capacidad de proteger el organismo por daños causados por los radicales libres.

El fruto contiene una cantidad apreciable de aminoácidos esenciales en correcta secuencia, muy útiles para los deportistas o para las personas que quieren sentirse bien, ya unidos naturalmente, tales como:

  • tiamina(B1)
  • riboflavina(B2)
  • niacina(B3)

Además, el fruto contribuye al aporte de algunos minerales y ácidos grasos esenciales. En efecto, en 100gr de pulpa están contenidos de media 293 mg de calcio (3 veces más que la leche), 2.31 mg de potasio, 96-118 mg de fósforo, 7 mg de hierro (3 veces más que el huevo) y ácido alfa-linoleico (27 mg de ácido por cada gramo de producto seco).

Saquen por sí mismos las conclusiones oportunas, pero en mi opinión el fruto del Baobab es un fruto brillante como muchos que se encuentran en la inmensa variedad que nuestra naturaleza nos ofrece. Lejos de tener efectos milagrosos y multifuncionales.


Sobre esta noticia

Autor:
Claydel (10 noticias)
Visitas:
3699
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.