Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

El fraude constitucional

3
- +
12/10/2017 06:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En respuesta seguida al requerimiento que el gobierno de Mariano Rajoy ha hecho al de la Generalitat catalana, se anuncia una reforma constitucional que nace viciada por el momento histórico que marca el Procés catalán

Estamos ante el timo de la estampita, pretendiendo colar de contrabando lo que debería suponer la apertura de un proceso constituyente.

El pacto tripartito PP-PSOE-Cs, tiene la oscura intención de borrar cualquier rastro de las nacionalidades históricas de la Constitución del 78, para blinda al Estado central frente a cualquier exigencia de parte de ellas.

Los actuales Diputados y Senadores, no fueron electos para modificar la Constitución ni con el mandato de modificar la Constitución.

Lejos de ello fueron electos en uno de los períodos más confusos de la sociedad española, agitada por la fragmentación del arco parlamentario y las disputas internas del PSOE que terminaron con la dimisión y reelección de su Secretario General, para dar paso a una corriente conservadora y reaccionaria compuesta por la vieja guardia del PSOE y la sevillana Susana Díaz.

Los Diputados electos en Cataluña, lo fueron en función de su situación interna y de cara a la proclamación de la República Catalana. ERC ya ha anunciado que NO formará parte de esa comisión.

Otro tanto se podría decir de los electos en Canarias, Asturias y Euzkadi, donde las pasadas elecciones se celebraron en contextos muy distintos y con mandatos que nada tienen que ver con una reforma de la Constitución.

Toda reforma constitucional que se precie es sometida a un Proceso Constituyente, a no ser que estemos hablando de modificaciones puntuales y chapuceras como las que se han hecho hasta ahora.

O lo que es peor, se trata de sustraer al electorado de una reforma que va a resultar transcendental para el conjunto del Estado español.

Cuestión fundamental es la forma de elección del Poder Judicial, ahora elegido a dedo

Un buen ejemplo de reforma constitucional lo tenemos en el proceso que se está llevando a cabo en Chile, donde los ciudadanos participan a través de internet en la elaboración de propuestas en tres fases (Local, provincial y regional) y posteriormente en una comisión mixta formada por diputados y ciudadanos, para finalmente someterla a un referéndum, proceso que aún no ha terminado.

Este modelo participativo ya fue sugerido por distintas organizaciones durante el 15M y es muy similar a algunas propuestas de Podemos.

El modelo chileno, es sobretodo significativo, precisamente porque pretende borrar el pasado, marcado por una Constitución nacida durante la dictadura de Pinochet, modificada en varias ocasiones.

Dar por terminada la transición iniciada en el 78 con la proclamación de la Constitución vigente, requiere de un ejercicio de reflexión colectiva y de la participación de todos los sectores de la sociedad, además de la implicación de las nacionalidades y regiones que forman esa unidad administrativa llamada Estado español.

Para hablar de una reforma legítima, que cuente con el reconocimiento, respaldo y aceptación del conjunto de los pueblos de España, es imprescindible convocar un proceso electoral constituyente, todo lo demás será un cambalache, un apaño, una componenda ente amiguetes a espaldas del pueblo soberano.

Así las cosas, hay que resolver antes la cuestión catalana y después convocar un proceso constituyente.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1137 noticias)
Visitas:
41
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.