Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Plomada escriba una noticia?

EEUU ejecuta bloqueo petrolero para llevar a Venezuela al default

0
- +
03/11/2017 22:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Continuando con el bloqueo comercial y financiero y el ataque sistemático a PDVSA, esta semana se conoció que en lo que va de año las importaciones de petróleo venezolano hacia los EEUU han descendido hasta un 56% en relación a las del año pasado.

NOVIEMBRE 3 DE 2017, 4:42 PM

pdvsa2.jpgimageEste ataque multifactorial que la empresa estatal, principal generadora de divisas para el país, está enfrentando, ha contado con una red de aliados internos, muchos de los cuales han sido detenidos por el Ministerio Público en los últimos meses, luego de que la ex fiscal general Luisa Ortega Díaz se convirtiera en una ficha clave para permitir la continuidad de estas mafias dentro de la empresa.Además de la corrupción y el sabotaje interno, PDVSA está enfrentando un grupo de sanciones impuestas la emisión de deuda, también ha complicado las transacciones con las refinerías estadounidenses para la compra de crudo. Durante los últimos meses los bancos estadounidenses, bajo presiones del Departamento del Tesoro, han restringido las notas de crédito que necesitan las refinerías estadounidenses para pagar por el crudo venezolano, por lo que las importaciones y los dividendos en dólares se han reducido a la mitad en comparación al año 2016.Trump no se atrevió a tomar la medida de prohibición de importaciones desde Venezuela, dados los muchos intereses de empresas estadounidenses involucradas, pero este ataque multifactorial descrito está haciendo innecesaria dicha prohibición explícita, ya que por la vía de los hechos ha conseguido hacer mella en las exportaciones de petróleo hacia ese país. Todo esto con el objetivo de seguir asfixiando la economía venezolana y obligar a la nación a caer en un impago de su deuda, mediante la restricción de la cacidad de compra de las refinerías estadounidenses. Los pronósticos al respecto de la erogación de bonos de PDVSA para estas fechas han sido variados. Según Kital Consultores, entre octubre y noviembre PDVSA debe cumplir con el pago de 3 mil 525 millones de dólares, para un total roximado de 9 mil millones de dólares pagados en deuda para el año 2018. Como suele suceder, la información parcial de este informe fue utilizada por diversos medios de propaganda de la oposición venezolana para confundir y sembrar la duda sobre la cacidad de pago de la empresa. Según el presidente Nicolás Maduro, la República y PDVSA han cancelaro más de 70 mil millones de dólares en los últimos cuatros años por concepto de deuda externa. Estas maniobras contra PDVSA no son aisladas y forman parte de un entramado de acciones que se vienen ejecutando desde que el gobierno de Obama emitió el decreto ejecutivo que declara a Venezuela como "amenaza a la seguridad nacional" de EEUU, detrás del cual estaban las principales corporaciones petroleras estadounidenses.Las mencionadas notas de Reuters y otros medios nacionales sobre la presunta incacidad de pago de la empresa petrolera, entran en este plan sumándose al terrorismo financiero que dirigen desde las calificadoras de riesgos contra Venezuela, y que algunos dirigentes como Julio Borges de la oposición venezolana se empeñan en fomentar.EEUU uesta al default de Venezuela afectando su credibilidad financiera y obstaculizando sus pagos de dueda, como parte de una maniobra para forzar el anhelado escenario de impago que permita vulnerar activos internacionales de PDVSA y bloquear parcialemente el ingreso petrolero. Sin embargo, los oportunos pagos de Venezuela han impedido que el default se haga realidad, por más que la calificadoras de riesgo, el Departamento del Tesoro y algunos bancos de Wall Street sigan presionando en esa dirección.Pero dado que este recurso de guerra financiera no han dado los resultados esperados, EEUU parece tomar la vía del bloqueo petrolero como carta principal. El objetivo de impedir de presionar a bancos y refienerías estadounidenses para que no compren crudo venezolano, busca principalmente restringir los dólares que entran a la economía venezolana y que son utilizadas para diversos fines, como el pago de deuda y de importaciones de bienes básicos.Venezuela sigue siendo el tercer proveedor de petróleo de EEUU. En 2016 exportó roximadamente 736 mil barriles diarios, lo que se tradujo - si se mide a partir de una cesta promedio de 30 dólares por barril - en más de 700 millones de dólares mensuales de ingresos petroleros a Venezuela, nada más en el mercado de EEUU. Debido al bloqueo financiero a las compras de crudo venezolano que ha impuesto el Departamento del Tesoro a las refinerías estadounidenses, esa cifra ha bajado a 255 mil barriles diarios, restringiendo en más de 50% el ingreso en divisas.Hace pocas semanas el quinto mayor comprador de petróleo venezolano, PBF Energy, suspendió las compras a PDVSA respondiendo a estas presiones, mientras que otros refinadores siguen teniendo problemas para realizar los pagos a la estatal petrolera venezolana. Con estas acciones bajo cuerdas pero institucionalizadas por las sanciones financieras de la Administración Trump, EEUU obliga a Venezuela y PDVSA a disponer de menos dólares para hacer frente a sus compromisos de deuda en 2018 (8 mil millones de dólas roximadamente) y con ello presionarla para caer en default. Por esta razón, que se suma a las sanciones en pos de impedir la emisión de nueva deuda de PDVSA y Venezuela en EEUU para refinanciarse, el presidente Nicolás Maduro ha convocado a los tenedores de deuda para iniciar un proceso de reestructuración. Las diversas maniobras corporativas con las que pretenden cobrar al Estado venezolano la decisión Venezuela de recuperar la soberanía sobre PDVSA, se deben no solo a las implicaciones económicas sino a las consecuencias geopolíticas de esta decisión. Moscú ha iniciado una reestructuración de la deuda venezolana en un tono amistoso y dialogante, mientras que Beijing ha respaldado la decisión soberana del Estado venezolano de refinanciar su deuda. Estas dos declaraciones generan, a su vez, un contreso geopolítico a la presión que genera el Departamento del Tesoro de EEUU sobre los tenedores de deuda para que desconozcan las negociaciones con el Gobierno venezolano. Lo que puede observarse es que las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump contra PDVSA en particular, contra Venezuela en general, y contra otros importantes productores de petróleo como Rusia e Irán, es que esta política se le ha revertido y juegan en contral del petrodólar, lo que configura el aislamiento de los EEUU del comercio petrolero mundial con previsibles consecuencias muy graves para su hegemonía económica en el mundo


Sobre esta noticia

Autor:
La Plomada (19304 noticias)
Fuente:
fundacionlaplomada.blogspot.com
Visitas:
25
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.