Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Literatura En La Ciudad escriba una noticia?

Eduardo Sánchez Rugeles: entre el amor, el exilio y la muerte

16/01/2016 07:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLas historias de Eduardo Sánchez Rugeles están llenas de nostalgia por el pasado, crítica, soledad y desasosiego. Foto: Beatriz Castro CortiñasCuando Eduardo Sánchez Rugeles escribióLiubliananunca había puesto un pie en la capital de Eslovenia. Esa ciudad, el escenario decisivo del protagonista de la novela, fue reconstruida gracias a Internet y algunas guías de turismo. Mucho después, el autor venezolano de 36 años de edad se encontró de frente con ese lugar, núcleo de una historia de amor, exilio, nostalgia y decadencia.Ese primer recorrido lo describió en una crónica que publicó en su blog. Allí dice que muchos de los sitios en los que se desarrolló el romance tormentoso de Carla y Gabriel ?los protagonistas? ya no existen. ¿Y eso no le generó un poco de desencanto? "Honestamente, no. La ciudad, en esencia, es la misma que había construido (aunque la había imaginado más grande). Los lugares que desaparecieron fueron algunos cafés y restaurantes. La desaparición de este tipo de referentes es algo común. En nuestros días, lo raro es la permanencia. En este sentido, me gustó saber que el local en el que Carla y Gabriel se tomaron una cerveza fue sustituido por una cadena de comida rápida. Todo queda en el papel y en la memoria", responde.imageLa historia de Gabriel Guerrero ?que se remonta a su juventud en Santa Mónica, la mudanza a Madrid, su matrimonio fracasado, su intento por develar una red de tráfico humano y, principalmente, la obsesión amorosa y la decepción? mereció el Premio de Crítica a la Novela del año 2012, anunciado a mediados de septiembre. La novela también ganó el primer lugar del Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz en 2011.Por cierto, este libro ?que ya se tradujo al esloveno? tiene una peculiaridad: no sólo se puede leer sino también escuchar. Al abrirlo se encontrará con un disco de 12 canciones, compuestas por el músico Álvaro Paiva Bimbo. La idea es acompañar la lectura con este soundtrack y emocionarse aún más con los dramas de los personajes."Siempre tuve la impresión (al menos desde la perspectiva autoral) de que el romance entre Gabriel y Carla tenía una motivación trágica. Quise reforzar ese sentimiento a través de un argumento musical y para eso tuve la fortuna de contar con este compositor. Sus piezas 'La niña más hermosa del mundo' o 'Calles de Santa Mónica', entre otras, expresan todo lo que quise decir", asegura Sánchez Rugeles.Desde la ficciónEn los primeros trabajos de Sánchez Rugeles hay un asunto que se repite: el exilio y su significado. EnBlue Label/Etiqueta Azul?que ganó el Premio Iberoamericano Arturo Uslar Pietri en 2010?, Transilvania, unpluggedyLos desterrados?libro de relatos? hay personajes desencantados e inconformes que quieren cambiar su destino.Sin embargo, Sánchez Rugeles no pretende convertir el destierro en su marca diferencial: "Este motivo no aparece en los proyectos que tengo sobre la mesa. Creo que, en general, me interesan las historias que hablan sobre el amor y la muerte. Esos dos temas sí son una obsesión, una constante. En caso de ser encasillado (vicio inevitable de la sociología literaria), preferiría serlo por estos dos últimos asuntos".imageA este autor, que también estudió Filosofía, le gusta leer y narrar en primera persona. Para él, eso de escribir durante arrebatos de felicidad no es una costumbre. En cambio, prefiere hacer de la literatura una especie de catarsis de la angustia: "En lo relativo a la alegría, suelo sabotearme. Cuando me doy cuenta de que soy feliz, hago una pausa y reflexiono. Me gusta (como lector y como escritor) la literatura que hace hincapié en la negación y el malestar. De ahí, quizás, mi prejuicio contra los buenos días. Muchas personas que me conocen dicen que soy un amargado. No lo sé".Entre otros oficiosEste escritor quisiera volver a dar clases, labor a la que se dedicó durante unos años: "La docencia es mi verdadero oficio. No podría precisar una razón concreta para explicar mi afecto por las clases en bachillerato. Disfrutaba todo el conjunto. En especial, el trabajo de aula".Aunque ahora se dedica con disciplina a la escritura, cuando estaba niño quería ser director de cine. Lo que nunca pensó fue en trabajar como político o periodista. Eso sí que no. Su timidez y nerviosismo, dice, no le hubiesen permitido convertirse en líder de masas. Y tampoco podría obsesionarse con la objetividad, como hacen algunos periodistas. Lo suyo es la subjetividad. Lo suyo es contar historias ficticias que, en realidad, reflejan esencias universales del ser humano y hurgan sin compasión en las verdades más profundas.La pregunta?¿Qué tan importante es la observación en su trabajo como escritor??La observación (así como el oído) es esencial. La vida cotidiana está saturada de historias susceptibles de ser noveladas. Solo hay que saber mirar y saber escuchar. Lo otro te lo da el instinto. A veces pasa: aquí hay una historia, te lo dice el cuerpo.Escribí esta entrevista para las ediciones de noviembre de 2013 de SBA Report y Aserca Report


Sobre esta noticia

Autor:
Literatura En La Ciudad (92 noticias)
Fuente:
literaturaenlaciudad.com
Visitas:
4770
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.