Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

La economía de Europa está estancada y las políticas ambientalistas son la razón principal

4
- +
04/10/2019 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageHace unos meses comentamos que no habrá transición energética sin competitividad , y dada la propuesta de Alemania de llevar a cabo otro gran plan verde, la Unión Europea se enfrenta a la oportunidad de corregir los errores cometidos en el pasado con subvenciones y políticas equivocadas. Una oportunidad para reforzar el tejido económico de la zona euro. Sin embargo, el riesgo de repetir los mismos errores no es pequeño.

La Energiewende alemana ha sido un error enorme y costoso (más de 500.000 millones de euros de coste) debido a factores muy específicos de la política alemana que no se están repitiendo en otros países. Según un estudio de Thomas Unnerstall, los dos grandes errores de Alemania en su plan verde han sido la obstinación y el exceso. Obstinación en la eliminación de gran parte del parque nuclear durante el periodo de transición y el exceso de subvenciones en el momento inicial del desarrollo de las energías renovables. Estos dos errores explican el 75% del coste excesivo.

Los resultados de ese enorme plan han sido muy pobres. En 2018, en Alemania, el carbón sigue liderando el mix energético (lignito 22, 5% y carbón 12, 9%), y las energías fósiles casi el 50% (49, 4%), mientras que las renovables suman el 34, 9%.

Lo más preocupante es que los precios de la electricidad para los hogares han aumentado un 60 % desde 2006, y el consumidor no se ha beneficiado de la caída de los precios mayoristas de la energía. Mientras que los costes de suministro, distribución y redes en el precio de la electricidad han caído un 17% desde 1998, el porcentaje de tasas, impuestos y subvenciones aumentó un 196% (las subvenciones se dispararon de 0, 08 ct/kWh a 6, 4 ct/kWh en 2018).

Hay muchos factores importantes que hay que recordar. Los ciudadanos deben ser conscientes de que la demagogia no puede dictar la política energética. La Unión Europea no puede ignorar los riesgos de seguridad del suministro y la pérdida de competitividad si promueve una combinación energética volátil, intermitente y costosa. Las estrategias ambientales deben estar alineadas con la innovación y la competencia para que las políticas no destruyan el consumo, la inversión, el crecimiento y la renta disponible de los ciudadanos.

Los políticos ignoran la realidad: La transición energética es imparable y no necesita políticas intervencionistas. Los Estados Unidos han demostrado que la tecnología y la competencia han hecho más por reducir las emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia que el aumento constante de los impuestos indirectos en la UE. La transición energética sólo se producirá si la competitividad y la lógica económica apoyan los objetivos medioambientales. Los contribuyentes no pueden ser, una vez más, los que pagan por errores de planificación política. Si Europa comete los errores del pasado, no habrá transición energética, pero sí más desempleo y recesión.

Alemania debe aprender de sus errores políticos y, con ellos, del resto de los europeos. La ralentización de la zona del euro no es una coincidencia y no está desvinculada de los errores de la política energética.

La debilidad de la zona euro puede explicarse en gran parte por una política errónea de impuestos e intervencionismo que ha impedido que los ciudadanos y las empresas se beneficien del desarrollo tecnológico de la energía. Al negar los indudables beneficios de la competencia, que permitieron a los Estados Unidos reducir las emisiones y los precios a los consumidores, al tiempo que reforzaban la inversión y el empleo, Europa ha perdido una gran oportunidad que ahora puede resolver.

Si este plan se canaliza hacia una mayor competencia y no hacia aumentos innecesarios de los impuestos y la gestión, Europa puede mejorar sustancialmente su combinación energética aprovechando lo que hemos aprendido de errores y experiencias anteriores. Lo que sería suicida es redoblar la apuesta equivocada.

Desafortunadamente, cuando hablan de un «New Deal Verde », se trata de ahondar en errores conocidos: Aumentos masivos de impuestos y más subsidios innecesarios cuando la tecnología, la innovación y la competencia ya están funcionando. Aumentar los impuestos sobre los billetes de avión no es un plan de estímulo, sino que significa perjudicar a los más desfavorecidos para que los ricos viajen más cómodamente en avión.

Un plan mucho más ambicioso y eficaz se puede llevar a cabo aprendiendo de lo que ha funcionado.

En los Estados Unidos, los créditos fiscales y los acuerdos de compra de energía entre las partes han sido más eficaces para reforzar las nuevas tecnologías energéticas que las directivas fiscales y de intervención europeas. La combinación ganadora de gas natural y energías renovables ha hecho más por mejorar el medio ambiente y la vida de los consumidores que los grandes planes de gasto del gobierno.

Un verdadero plan de transición energética tendría un efecto multiplicador mucho mayor si no se generaran desincentivos evidentes, porque la Unión Europea no puede ser aproximadamente el 10 % de las emisiones mundiales, sino el 100 % del coste, con un mecanismo de fijación de precios del CO2 que funcione como una subvención para mantener la obsolescencia, lo que conduciría a un resurgimiento imprevisto del uso de la hulla y el lignito. ¿Por qué? Porque el mecanismo de precios del CO2 ha encarecido los precios de la energía y las tecnologías que no serían viables en un entorno competitivo han sido reactivadas por el mismo esquema que intenta hacerlas menos competitivas. Los precios suben, los márgenes son bajos pero aceptables.

Europa puede beneficiarse de lo que se ha aprendido de los errores del Energiewende para reorientar sus incentivos eliminando las subvenciones e intercambiándolas por recortes fiscales y facilitando la competencia. Cuando, por ejemplo, siguen existiendo barreras a las interconexiones para apoyar a los obsoletos campeones nacionales de propiedad semiestatal, el coste del intervencionismo pasa a los contribuyentes y la transición energética se retrasa de hecho.

Europa tiene enormes ventajas: empresas líderes a escala mundial, la experiencia de errores anteriores y algunos éxitos, un potencial espectacular a través de la inversión en interconexión, y un mercado potencial que puede aumentar en un 30 % si la inversión en aislamiento, eficiencia energética y ahorro se combina con la atracción de inversión tecnológica y capital innovador. Los planes de mayor gasto gubernamental disfrazan el deseo de mantener el modelo de economía dirigida a toda costa, con enormes subsidios a las áreas improductivas y más impuestos a los sectores de alta productividad. Genera un doble impacto económico negativo.

Debemos ser conscientes de la oportunidad y no caer en la complacencia de negar los errores del pasado.

¿Será el plan de 100.000 millones de euros la solución para Europa? Démosle el beneficio de la duda antes de que se anuncie por completo, pero los titulares hasta ahora muestran que es muy probable que sea similar a las del pasado. No olvidemos que el gobierno alemán está hablando de una cifra que es un tercio de lo que se ha movilizado en el plan Juncker con efectos imperceptibles sobre el crecimiento, y muy inferior a los 650.000 millones de euros del Programa InvestEU 2021-2027. a pesar de ?o debido a? esos enormes planes la Unión Europea está en vías de recesión.

Si Europa quiere relanzar su economía, no lo hará repitiendo exactamente lo que la ha llevado al estancamiento. Es hora de apostar por la competencia y la innovación.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1631 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
34
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.