Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan De Dios Rivas escriba una noticia?

¡Se eclipsa la Democracia y el País!

23/07/2009 16:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se agotó el modelo de país y democrático, estamos en una crisis sistémica, en el inicio de las consecuencias más duras para el pueblo y los demócratas

Utopías y Lógicas

¡Se eclipsa la Democracia y el País!

Se agotó el modelo de país y democrático, estamos en una crisis sistémica en inicio de las consecuencias más duras para el pueblo y los demócratas. El Estado actual no sirve, no representa al ciudadano, es un Estado perverso, malo y corrupto, la V República acabó con la institucionalidad democrática, se pervirtió el sistema electoral, se mediatizó la justicia, la Contraloría, la Fiscalía y a la Asamblea Nacional; a nuestro ejército “forjador de libertades” se les “desconceptualizó” y “sectarizó” (lo que es peligroso y grave). En la IV República “por lo menos” había algo bueno, se cambiaban los gobiernos cada cinco años y no había reelección inmediata y menos indefinida, ello facilitaba la oxigenación básica del Estado democrático y se impedía o se actuaba contra el abuso y mal uso del poder; un presidente fue sancionado por un regalo “indebido” a la gobernante de Nicaragua.

Si queremos vivir un país civilizado y de primer mundo, donde el bienestar y la riqueza (espiritual y material) sea recibida y distribuida con justicia, equidad y moralmente aceptable, se debe comenzar por crear un nuevo PACTO SOCIAL que impulse cambios, transformaciones e innovaciones sociales, económicas y políticas; con el consenso y coparticipación de todos los venezolanos: nadie debe quedarse por fuera, el proceso o mecanismo debe ser transparente, claro, y acordado en una instancia originaria de base social, donde los soberanos “el pueblo” puedan integrar a los que les dé la gana (no que se los escojan en el cogollo del MIRAFLORES-PSUV o en cenáculos de partidos opositores “que han secuestrado la Unidad Democrática”) y estén todos los partidos políticos nacionales, las direcciones de las iglesias, las máximas representaciones de las universidades, empresarios, gremios, confederaciones sindicales, asociaciones de Gobernadores y Alcaldes, representantes de los estudiantes y deportistas, o de los Consejos Legislativos, Asamblea Nacional, Concejos Municipales, Judicatura, Contraloría, Fiscalía y del Ejecutivo Nacional. Hay que respetar la pluralidad, la diversidad y a las minorías políticas y sociales.

No debemos tener miedo de dar este trascendental paso en busca de un PACTO SOCIAL o CONSTITUCIÓN PARA EL BIEN COMÚN; en principio se deberán concertar unas nuevas reglas de juego claras y prístinas (sin eso nada caminará derecho), el fin es redactar una CONSTITUCIÓN muy clara, sencilla y evolutiva; que permita un Estado unificador y promotor, donde nadie debería tomar ventaja sobre la lógica de unificar y acabar con las desigualdades en Venezuela. Esto es lo primero a lograrse.

La oposición debería dar el ejemplo y tener sus reglas de juego muy claras -todo lo que se esta haciendo hasta hoy carece de claridad y coherencia-. La Mesa Democrática ¿o unidad? nació con un componente discriminatorio y persisten en las anomalías y perversiones que hicieron que se perdieran decenas de Alcaldías y dos Gobernaciones. Las actitudes arrogantes, necias, manipuladoras, ventajistas, mentirosas y de cartas bajo la manga, no van a servir a nadie y hacen mucho daño a la democracia y a las esperanzas de ponerle fin a la dictadura que vivimos. Hay que superar el clima generalizado de sospecha, “de trampa y celada” en el que se mueve la unidad democrática; lo cual hace difícil “el entenderse y confiar”. Es obvio, hasta ahora, el que mejor le saca provecho a la situación de la oposición es Chávez y sus pretorianos. Es previsible “este provecho inmoral” -en el tiempo- será relativo (sólo sirvió para robar, apoderarse del trabajo de los demás y mantener un miedo generalizado) y dentro de pocos meses y al final de este nefasto proceso, ellos –socialistas, comunistas y militaristas (como en otros casos históricos)- terminan expatriados, odiados y en huida.

La oposición debería dar el ejemplo y tener sus reglas de juego muy claras

Por Venezuela y la democracia tenemos que insistir hasta el fastidio: Unidad no es la oposición encogollada, que irresponsablemente decidió quienes se sentaban en una mesa de tres piso, donde en el PH están los que administran presupuestos, encabezarán las planchas a diputados, concejales, juntas parroquiales y dirigen, coordinan e imponen sus puntos de vistas en ¿las comisiones de trabajo?; en el segundo piso están los partidos opositores que sumisamente aceptan lo que deciden los cinco poderosos del oportunismo electorero; y en el piso de abajo “casi en la calle” están los que no jalan, tienen dignidad y no se dejan naricear. Hay reposición de esquema de la Coordinadora Democrática “CD” y eso huele a fracaso. Es evidente, así no se construye una PLATAFORMA UNITARIA VICTORIOSA. Sin las reglas de juego claras, nada será sostenible; una unidad sin un método de resolver los conflictos naturales, entre hombres y mujeres que aspiran a gobernar, no es posible que dé buenos resultados.

Los cambios necesarios para la gobernabilidad y la solución de conflictos (de toda naturaleza) por métodos pacíficos e inteligentes, son fundamentales para no ver a la República ensangrentada y avanzar sin traumas y sacrificios desmedidos o existenciales. Sólo así se podrá garantizar una Venezuela humana y en paz. Para que esta lógica política sea realidad, se va a requerir de un cambio de actitud en los liderazgos, en especial en la oposición que debe dar muestras de comportamiento honesto, desprendimiento de intereses subalternos y valores éticos en cada acción, opinión y actitud.

La solución la da Dios, el cual nos aconseja ‘a Dios rogando y con el mazo dándo’, es eso lo que tenemos que hacer, a estos insulsos “malos gobernantes y dirigentes” no hay que dejarlos que nos asesinen nuestro futuro y esperanzas. Nosotros los Humanistas Cristianos sabemos que el misal ayuda a reflexionar, pero, organizarnos ayuda más. Hay que construir una ‘DIGNIDAD DEMOCRÁTICA’ con los venezolanos de buena fe, con los patriotas de a pie y con los emprendedores productores de riqueza y trabajo.

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I. N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI

rvjuandedios@gmail.com

http://solidaridadindependiente.blogspot.com/

Se debe comenzar por crear un nuevo PACTO SOCIAL

Lunes, 22 de Julio de 2009.-


Sobre esta noticia

Autor:
Juan De Dios Rivas (67 noticias)
Visitas:
308
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.