Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Donetsk, casi una ciudad fantasma, espera la confrontación final

12/07/2014 06:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Donetsk tiene aires de ciudad fantasma en espera de la confrontación entre las fuerzas unionistas ucranianas, plantadas a unos 20 kilómetros de la gran metrópolis del Este ucraniano, y los rebeldes prorrusos, decididos a combatir hasta el final.

Según el "primer ministro" de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandre Borodai, más de 70.000 de los 900.000 habitantes han huido de la ciudad.

El viernes, todos los trenes salían completos, pero es algo que sucede con frecuencia, explica una empleada de los ferrocarriles. Las partidas transcurren en calma, sin nervios ni escenas de éxodo, aunque sí con largas colas para sacar los billetes.

"Llevo aquí más de 40 años y es muy difícil para mí abandonar esta ciudad. Pero no queda otra", explica Natalia, que toma un tren a Dniepropetrovsk, a 250 kilómetros al oeste de Donetsk, para intentar llegar a Rusia. Y explica que ha oído "regularmente bombardeos. Los aviones volaban permanentemente cerca de mi casa y tiraban en la ciudad".

Un quincuagenario que vigila un montón de bolsas y prefiere no dar su nombre se dispone a mandar a sus hijas y nietos a casa de unos parientes en Rusia. "Todo está cerrando aquí, no hay trabajo y se está volviendo muy peligroso", cuenta.

Se pueden oír duelos esporádicos de artillería desde el aeropuerto, situado a unos kilómetros, que los separatistas intentan arrebatar a las fuerzas unionistas, para sobresalto de comerciantes y clientes de un pequeño mercado instalado delante de la estación. "Da mucho miedo", suspira Iaroslava, que tiene un puesto de gafas de sol. "Pero nosotros no queremos marcharnos. Sólo queremos sobrevivir y no ser bombardeados más", ruega.

Más sobre

- Bancos y comercios cerrados -

La huida también pasa por la carretera. "Yo diría que uno de cada cinco coches es de refugiados", explica Alex, joven voluntario prorruso que monta guardia armado en un control en Makeevka, a unos 20 kilómetros al este de Donetsk. "Pero yo no me iré a ningún lado. Mi madre, mis dos abuelas están enterradas aquí, así que yo lucharé aunque haya mandado a mi mujer a Rusia".

Todavía funcionan minibuses, trolebuses y tranvías, pero la circulación de vehículos y peatones en la ciudad está reducida al estricto mínimo. No queda casi ningún café o restaurante abierto y los pocos que aún sirven cierran a las 21h00, mucho antes de que se haga de noche. Sólo las tiendas de alimentación parecen funcionar con normalidad y por ahora evitan las penurias. Pero los bancos y comercios que pueden sufrir algún tipo de saqueo llevan tiempo cerrados.

Las 'informaciones' sobre choques o que anuncian con certeza inminentes ofensivas unionistas o rebeldes rebotan en las redes sociales y suscitan inquietud o esperanza.

En las inmediaciones de la ciudad, las barreras de los 'defensores' separatistas están en alerta. Algunos transeúntes les pasan un cartón de cigarrillos o paquetes de galletas. No hay alcohol.

En un puesto de control del 'batallón Vostok' (este), una de las unidades prorrusas más organizadas y profesionales, los combatientes aseguran que están decididos a "defender el territorio de la República Popular de Donetsk", como dicen sus dirigentes. E incluso un poco más, como explica uno de ellos. "En mi opinión, no vamos a tener tiempo de ver la final de fútbol el domingo. Vamos a reconquistar nuestras tierras", predice.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3640
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.