Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jesús Oliveros escriba una noticia?

Domé y su huella imborrable

26/11/2013 09:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Danilo Arenas Ordóñez / Correo Del caroní

Raúl Sanhouse Domé, atleta y médico urólogo se siente muy feliz por ser reconocido por la Federación Venezolana de Atletismo como una de las doce personalidades de esta disciplina que a partir del próximo jueves 5 de diciembre quedarán "inmortalizadas" en la historia del atletismo venezolano y que marcaron un hito en el atletismo de pista y campo en toda Sudamérica.

Domé como le llaman sus amigos recibió la noticia con humildad y pleno de felicidad, tal y como ha sido él durante toda su vida, aún hoy a sus 69 años, gran parte de ellos dedicado a la práctica del deporte y al noble estudio de la medicina donde también ha sido exitoso.

En el calor de su hogar, en esta ciudad, el atleta y médico urólogo Raúl Domé nos recibió con amabilidad y total humildad. En un salón guarda con sumo cuidado algunas cosas que forman parte de su vida de atleta, sus trofeos, placas, medallas y fotos le recuerdan aquellos sublimes instantes que vivió en su juventud desde cuando inició su recorrido por una ruta de éxitos, en retos regionales, nacionales y mundiales.

Imborrable

Uno de aquellos recuerdos, de muchos que mantiene vivo en su memoria, imborrable, es cuando contaba con 23 años de edad y compartía sus estudios de medicina en la ciudad de Mérida, con su otra pasión como es el atletismo.

Corría el año 1968, cuando obtuvo el título de campeón nacional en los 400 metros planos, lo cual le abrió el camino para ser convocado por primera por la Federación Venezolana de Atletismo y entrar entonces a formar parte de la selección nacional que lo llevaría a sus primeros Juegos Olímpicos, en México, ya que cuatro años más tarde, en 1972 iría a los Juegos Olímpicos de Múnich, Alemania.

Hoy 41 años más tarde recuerda con claridad aquellos años y asegura que ello le ha ayudado a ser cada día más feliz junto a su esposa e hijos.

Al igual que todo ser humano, Raúl Domé también dice que ha sentido tristezas en su vida, algunas veces cuando no lograba su objetivo como atleta, aunque una de ellas y que quedó ha guardado en su memoria, fue cuando vivió el llamado "Septiembre Negro", precisamente en Múnich, Alemania, cuando participaba en los Juegos Olímpicos y estuvo muy cerca de aquellos tristes acontecimientos que terminaron con el asesinato de once atletas de la delegación israelí.

El atleta y médico Raúl Domé recordó que aunque no tuvo amistad con aquellos atletas en forma directa, si tuvo la oportunidad de intercambiar pines y recuerdos con ellos en la Villa Olímpica. "la muerte de ellos fue algo muy duro para todos los atletas, entrenadores y en fin quienes participábamos en los Juegos", dice.

Inmortalizado

Para este atleta y profesional de la medicina, nacido en El Callao, estado Bolívar y quien desde muy joven se fue a estudiar medicina en la Universidad de Los Andes, en Mérida, sin olvidar el sonido del bumbac que siempre ha sido uno de sus mejores aliados, este reconocimiento que recibirá el miércoles 5 de diciembre de manos de la Federación Venezolana de Atletismo, como es ser parte del Salón de la Fama del Atletismo nacional, para él es quedar inmortalizado y seguir vigente, de por vida en la mente de los atletas venezolanos.

"Es uno de los mejores tributos que he recibido en mi vida. Aparte de lo que ha significado para mí el nacimiento de cada uno de mis hijos, así como cada uno de los instantes en que subí al pódium como campeón bolivariano, en los 400 metros planos, subcampeón sudamericano, medallista de bronce en los Juegos Centroamericanos y haber formado parte de la selección nacional que fue a dos Juegos Olímpicos. Esto es algo grandioso que me llena de mucha felicidad", dijo.

Vida exitosa

Raúl Sanhouse Domé, nació en El Callao, estado Bolívar hace 69 años. Desde muy joven se dedicó a la práctica del deporte. En el fútbol tuvo el honor de ser campeón con el equipo de la ULA y encendió el pebetero de los Juegos Interuniversitarios en Mérida en 1970. También practicó el béisbol. Pero dedicó la mayor parte de sus años al atletismo imponiendo un record nacional en la posta 4×400 el cual se mantuvo vigente entre 1972 y el 2011 y asistiendo a Juegos Bolivarianos, Sudamericanos, Centroamericanos y a los olímpicos de México en 1968 y en Múnich, Alemania, en 1972. Sus hijos han heredado el amor por el deporte y Manuel, uno de los menores fue portero de la selección Vinotinto, hoy forma parte del cuerpo técnico del Aragua F.C.


Sobre esta noticia

Autor:
Jesús Oliveros (3768 noticias)
Fuente:
desafiodeportivo.com.ve
Visitas:
292
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.