Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wbonifaz escriba una noticia?

Dolor de Cuello

9
- +
26/05/2020 10:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El dolor de cuello es una molestia muy frecuente y en determinadas ocasiones puede ser causante de algún tipo de discapacidad y de ausencia laboral

El cuello, que aloja la columna cervical, tiene como función proteger la médula espinal cervical y servir de apoyo a la cabeza, además, de permitirle un buen rango de movimiento.

El cuello está formado por huesos, nervios, músculos, ligamentos y tendones, estructurados de una manera tal, que le permiten brindar protección, al mismo tiempo que se mantiene flexible. No obstante, esta capacidad de flexibilidad, también hace que la estructura del cuello sea vulnerable a las lesiones, especialmente, por el hecho de que está constantemente bajo presión para mantener la cabeza erguida. Algunos movimientos ejercen una presión gradual o repentina sobre el cuello, y la tensión resultante puede desencadenar molestias. Las lesiones que se presentan a nivel del cuello se agrupan bajo el término de cervicalgia.

Causas

La cervicalgia suele originarse en enfermedades que afectan a las vértebras y a las partes blandas del cuello. De manera general, el dolor que se origina en las vértebras cervicales se produce con los movimientos del cuello y suele estar relacionado con una hipersensibilidad localizada en la columna vertebral y por limitación de la movilidad. Los traumatismos de la columna cervical como fracturas o subluxaciones, pueden comprimir la médula espinal. De este modo, las caídas, los hechos de violencia y los accidentes de tránsito representan cerca del 87% de las lesiones en la médula cervical.

Otras causas frecuentes de cervicalgia incluyen

-Mala postura, o permanecer largo tiempo con el cuello en una mala posición, como por ejemplo, al dormir o cuando se trabaja en un escritorio.

-Lesiones que involucren un movimiento repentino del cuello, como el llamado latigazo cervical, provocado por un accidente automovilístico o por un deporte de contacto.

-Estrés que a largo plazo provoca la contractura de los músculos del cuello y los hombros, lo que desencadena tensión en la región cervical.

-Ciertas enfermedades como la artritis y la osteoporosis. Debido al hecho de que estos trastornos son más frecuentes en adultos mayores, la edad representa un factor de riesgo para el desarrollo de cervicalgia.

-Procesos infecciosos que afectan al sistema nervioso central como la meningitis.

Síntomas

El dolor cervical se caracteriza por la presencia de un dolor en zona del cuello, que puede ser agudo y de tipo punzante, o manifestarse como un dolor sordo y persistente. La severidad de la molestia estará dada por la extensión de la lesión, aunque en muchas ocasiones el dolor de cuello solo provocará molestias leves.

Algunos síntomas pueden incluir

-Rigidez en los músculos del cuello.

-Contractura muscular en la zona del dolor.

-Resistencia muscular.

-Limitación de la movilidad cervical.

-Dolor de cabeza.

-Mareo.

-Náusea.

Trastornos especiales que provocan cervicalgia

Existen algunos trastornos especiales que pueden desencadenar dolor a nivel del cuello como los siguientes:

  • Lesión de latigazo cervical.
  • Enfermedad degenerativa del disco intervertebral y las articulaciones.
  • Artritis inflamatoria.
  • Artritis reumatoide.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Poliartritis juvenil.

Diagnóstico

Es importante para un diagnóstico adecuado, que el médico realice un buen interrogatorio y una prolija exploración física. Dentro de la exploración física, se debe determinar la amplitud de los movimientos y la aparición del dolor durante los movimientos de las áreas afectadas. El examen físico también puede localizar dolor o contracturas musculares de las regiones paravertebrales del cuello.

La presencia de limitación o dolor asociado a los movimientos giratorios del cuello, puede reflejar trastornos en las articulaciones de las vértebras cervicales C1-C2, puesto que casi la totalidad de la rotación de la región cervical resulta del movimiento de estas articulaciones.

La actividad física puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cervicalgia

Estudios de Imágenes

La radiografía de la región cervical tanto de frente como la toma de rayos x oblicua permite visualizar el estado de las vértebras cervicales y localizar signos degenerativos de estas estructuras, como los que se observan en la artritis inflamatoria o posterior a un trauma severo. De igual forma, la tomografía computarizada puede ayudar a determinar la presencia de una lesión de mayor gravedad como una fractura.  

Las imágenes por resonancia magnética, pueden ser más útiles para identificar la presencia de un síndrome neurológico como la compresión de una raíz nerviosa.

Tratamiento

El tratamiento de la cervicalgia variará según la causa que lo haya desencadenado. Cuando es de carácter leve, el dolor va a desaparecer en un par de semanas. En este último caso no se requerirá ningún tratamiento especial, y el paciente podrá recuperarse en casa. En caso de que el dolor dure mucho más tiempo de lo previsto, o si es producido por un traumatismo de consideración, la persona afectada deberá consultar con un profesional sanitario como un traumatólogo.

Se debe evitar cualquier actividad que aumente la tensión en el cuello, como andar en bicicleta; es mejor estar en reposo. Si el trastorno se originó por una mala postura, debe corregirse la misma para disminuir la intensidad del dolor. El médico puede indicar analgésicos y los antiinflamatorios como el paracetamol y el ibuprofeno para calmar las molestias.

En algunos casos, aparte del tratamiento médico, se requerirá un programa de fisioterapia, o incluso de cirugía para los casos más severos. También cabe la posibilidad que la cervicalgia sea un signo de un problema mayor como una infección de la médula espinal, por lo que será necesario un tratamiento más especializado.

Medidas de Prevención

Aunque el dolor de cuello es un problema frecuente, es factible reducir el riesgo de que aparezca, implementando cambios sencillos en el estilo de vida.

Mejorar la postura durante el día. Mantener una buena postura cuando se está sentado o de pie, es un método muy útil para prevenir la cervicalgia. Una adecuada postura brinda soporte al cuello. Si se trabaja en un escritorio, se puede mantener una buena postura manteniendo las rodillas flexionadas en un ángulo de 90 grados, con los pies asentados en el piso y el cuello en una posición neutral.

Mejorar la postura durante la noche. Los pacientes deben evitar dormir boca abajo o en una posición en la que el cuello esté torcido o doblado.

Manejo del estrés

Las técnicas de relajación como la meditación o el ejercicio físico, pueden disminuir la tensión ejercida sobre los hombros y el cuello, que a menudo ocurren de manera inconsciente.

Actividad física

La actividad física puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cervicalgia. Los ejercicios que involucran a los músculos de la parte superior de la espalda pueden ayudar a evitar que los hombros se debiliten y de esta forma podrán brindar un adecuado soporte al cuello.

El dolor cervical se caracteriza por la presencia de un dolor en zona del cuello

Redactado por el equipo de Su Doctor Informa

Referencias

 

Dr. William Bonifaz Bravo

Doctor en Medicina y Cirugía

Su Doctor Informa

www.sudoctor.org


Sobre esta noticia

Autor:
Wbonifaz (19 noticias)
Visitas:
82
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.