Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jesús Oliveros escriba una noticia?

Diego Valdés, un tipo tranquilo

24/10/2013 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tiffanny Cornejo Castillo – PRENSA ATLÉTICO VENEZUELA CF (@ATLETICOVZLA)

Dicen que la calma, hasta en las peores guerras, resulta un arma efectiva. De ello puede dar fe Diego Valdés, quien domingo a domingo sale a la batalla por los tres puntos, valiéndose de su principal y mejor característica: la tranquilidad.

Templado y seguro, contrastando con la adrenalina del resto, asume durante cada jornada su rol en la primera línea de volantes, zona en donde le gusta estar y se luce como un muro impenetrable ante el rival.

"Me gusta mucho manejar la pelota y ahí tengo la posibilidad de tenerla ", explica el nativo de Cali y experto en manejar cada situación con serenidad e inteligencia, las mismas que le permiten distribuir el juego como él solo sabe hacer.

Rara vez cae en desesperación. Antes de hacerlo apela a su segunda mejor herramienta: sus ya conocidos "cañonazos", los mismos que le valieron su apodo y más de una vez el inflar el marcador para celebrar algún triunfo.

"Yo arranqué como defensa central, pero esta posición me gusta más. A uno le gusta el gol y como volante tengo la posibilidad de hacerlo ", confiesa, quien se inició en el fútbol jugando en el barrio donde se crió en Colombia, aunque no fue hasta que llegó a las inferiores del Deportivo Cali, cuando se profesionalizó en la materia.

Sin embargo, su debut se dio ante Portuguesa, siendo parte de Estudiantes de Mérida en el año 2000, en Venezuela, país al que quiere y que lo ha adoptado como un criollo más.

Juega como vive

image

Su puesta en escena en la cancha no es casualidad. El orden, seguridad y tranquilidad que muestra cada vez que pisa el rectángulo de juego no son solo características de 90 minutos, son un reflejo de su vida en general.

Salvo el desorden, pocas cosas logran robarle la calma . "Mi familia siempre me lo dice, manejo las cosas con mucha calma, trato siempre de darle solución y no me desespero tan fácilmente ", asegura, quien tiene como referente al italiano Andrea Pirlo y antes de cada juego practica como cábala elevar una oración a Dios.

"Siempre le pido bendiciones para que las cosas nos salgan de la mejor manera ", cuenta el mismo que se siente orgulloso de su hermano Carlos Valdés, pieza de la selección colombiana de fútbol.

"Me llena de orgullo cada vez que lo veo, aparte cuando actúa lo hace bastante bien ", manifiesta el fanático de las películas de acción y la salsa, quien también vistió la elástica de su país pero en divisiones inferiores.

"Recuerdo la gran cantidad de amigos con la que empezamos a jugar y lastimosamente ahora solo quedamos mi hermano y yo, casi todos tomaron otros rumbos ", acota el camiseta 13 del Atlético Venezuela, que agradece a estrategas como Reinado Rueda, Omar Labruna y Fernando Quiroz, por haber sido parte fundamental en su carrera.

"Muchos han marcado algo en mi carrera, pero a ellos los recuerdo como grandes personas con un gran manejo de grupo ", agradece, quien de pequeño también jugó baloncesto, aunque nunca pensó dedicarse a otro deporte que no fuese el fútbol.

" Aquí son más las alegrías que las penas ", afirma el experimentado jugador que, precisamente como su momento de mayor alegría en la cancha, guarda un gol en una Copa Libertadores.

"Jugaba con el Deportivo Cali, ante la Universidad Católica y la noche anterior del partido había soñado que hacía gol, me levanté pensando en eso y en mi madre que tenía poco tiempo de fallecida. Ese día marqué el empate y aunque luego perdimos solo pensaba en el sueño y en mi mamá mientras celebraba, dedicándole el gol ", recuerda, quien disfruta de los ratos libres con su esposa e hijos, en quienes ve su posible enlace con el fútbol después del retiro.

El fútbol no le quita el sueñoimage

A sus 32 años, aunque aún no habla de retiro, confiesa que empezó a estudiar para técnico, sin embargo revela que seguir ligado a la disciplina, cuando cuelgue los botines, no le quita el sueño.

"Dios permita que pueda hacer lo suficiente para no quedar tan ligado al fútbol. Algunas personas creen que no, pero la vida del jugador es complicada entre viajes, entrenamientos, concentraciones ", argumenta el jugador, aunque acota que por sus hijos lo más probable es que no pueda desligarse.

"A mis hijos les ha interesado la materia y les justa jugar, así que aunque no quiera, creo que seguiré ligado a esto ", agrega, entre risas, con su habitual calma, quien tiene pendiente un solo sueño por cumplir.

"Lo único que anhelo es, cuando me retire, poder estar tranquilo con mi familia ", finaliza mostrando su mejor y única cara, la de un tipo tranquilo.


Sobre esta noticia

Autor:
Jesús Oliveros (3768 noticias)
Fuente:
desafiodeportivo.com.ve
Visitas:
471
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.