Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Glober escriba una noticia?

Un desempleado español pidió que lo "rescaten" por Internet

10/10/2012 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se llama Pablo Pedrido y lanzó una original campaña por Internet. Se puso disponible por 30 días para conseguir trabajo o se va del país. ¿Lo logró?

Hacer las valijas y partir. Jugarse todo para "hacer la América". No es una decisión sencilla. Por eso, antes de embalar su vida y marcharse de España en busca de un futuro mejor, un joven desempleado de Vigo decidió lanzar un dramático pedido por Internet: pidió que lo "rescaten" y que le den trabajo.

Pablo Pedrido tiene 23 años, es publicista y le sobran ganas y creatividad. Es el joven desempleado de Vigo y lo tenía muy claro: "Quería trabajar de lo mío y no había manera así que decidí montar algo original aprovechando que todos los medios de comunicación hablaban del rescate y decidí que alguien me rescatase a mí".

Con una inversión inicial de 28 euros para comprar el dominiowww.rescataunespañol.com y dos semanas para diseñar una atractiva web, Pablo lanzó su órdago a la grande: daba (y se daba) un mes para conseguir empleo.

"O me ofrecían un trabajo antes de 30 días o me iba al extranjero a buscarme la vida", le dijo al diario La Vanguardia este flamante licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Vigo.

En la web, además de un contador con los días, Pablo ofrecía su CV, diferentes formas de contactarlo vía redes sociales o mail y hasta la posibilidad de enviarle un "reto" o desafío.

"A la hora de comprar un determinado producto, a todos nos gusta poder probarlo antes, tenerlo en nuestras manos, ver como funciona... y solamente cuando estamos seguros de que es exactamente lo que buscamos, comprarlo. A través de esta sección, usted podrá enviar al candidato las pruebas o test que crea convenientes", decía desde el sitio.

Pese a que la iniciativa corrió como la pólvora en redes sociales, las ofertas de trabajo "serias" no llegaron hasta el último día en el que Pablo recibió tres correos electrónicos con diferentes empleos.

"Tenía muy claro que no iba a trabajar de cualquier cosa", dice y recuerda que había publicado en su web "que no estaba dispuesto a cobrar el sueldo de un becario" o pasante.

Así fue como Pablo terminó en la empresa Globally, donde se encarga de un departamento basado en las nuevas formas de relaciones públicas que generan las nuevas tecnologías. "Cobro un sueldo que no es astronómico pero que considero justo y estoy conociendo la empresa", contó el joven, quien se tuvo que mudar a Barcelona por su nuevo empleo.

Emigrar a Suiza

La idea de rescataaunespañol.com le vino a la mente después de pasar ocho meses buscando trabajo. Sin respuestas, Pablo se planteó seriamente irse a vivir fuera. "Mis padres me animaban y me decían que aunque en Suiza, donde yo nací, o Alemania me costaría más encontrar trabajo, siempre tendría más oportunidades que aquí", comenta el joven que admite que se puso como límite el último día del verano europeo para "tirar la toalla".

Siendo el mayor de tres hermanos, no quería volver a trabajar como empleado en un gran centro deportivo de su ciudad porque tenía "muy claro que iba a apostar por conseguir un trabajo de lo que había estudiado".

Pablo tuvo que esperar a que los medios españoles contaran su historia para que las ofertas más sólidas llegaran a su e-mail. Antes había recibido "decenas de mails" con propuestas pero ninguna era lo que yo buscaba. "A medida pasaban los días me iba desesperando", confiesa, "pero cuando ya estaba mentalizado para irme a Suiza o Alemania llegaron las buenas noticias". Pablo recibió hasta tres ofertas y realizó dos entrevistas de trabajo. Así que al final incluso tuvo que decantarse por uno de los dos empleos que le habían ofrecido.

"Al final me he tenido que emancipar y venir a vivir a Barcelona pero en casa estamos todos encantados", resume Pablo orgulloso. "Si me tuviese que ir al extranjero me iría, pero decidí innovar para quemar mi último cartucho y me salió bien", concluye el que podemos considerar el primer español rescatado, aunque sea por sus connacionales.

Precisamente, de tanto ver y escuchar términos como prima de riesgo, objetivo del déficit, intervención y rescate a Pablo se le prendió la lamparita y pidió que lo rescaten. A juzgar por cómo le está yendo a países que pidieron lo mismo, a Pablo le está yendo mucho mejor.

Fuente: La Vanguardia, especial para Clarín.


Sobre esta noticia

Autor:
Glober (645 noticias)
Visitas:
1541
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.