Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Orestesenlared escriba una noticia?

Mi derecho político y mi deber moral

11
- +
13/10/2017 12:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al recibir junto a mi bolsa el referido programa, prometí que no solo lo leería, sino que lo estudiaría y criticaría, así que aquí va, pues lo prometido es deuda, no sin antes exponer que no soy, no quiero ser, no me interesa y nunca seré chavista y mucho, pero mucho menos, madurista

En días pasados, cuando recibía la bolsa del CLAP que compré, pués me corresponde como a cualquier ciudadano -derecho a la alimentación- al ser adquirido con los dineros de los venezolanos, mis vecinos me hacían la entrega, como a todos los demás, me dieron el programa de gobierno del candidato de Maduro, evidenciándose una vez más como quieren hacer proselitismo político con la necesidad del pueblo.

Al recibir junto a mi bolsa el referido programa, prometí que no solo lo leería, sino que lo estudiaría y criticaría, así que aquí va, pues lo prometido es deuda, no sin antes exponer que no soy, no quiero ser, no me interesa y nunca seré chavista y mucho, pero mucho menos, madurista.

A simple vista, lo primero a destacar del fulano programa, es la mimetización que procura hacer el muchacho de Maduro a partir del empleo de colores distintos al rojo tradicional del PSUV y sus símbolos, lo que se puede comprobar igualmente en los afiches con los que empapelaron -ensuciaron- todo el estado Miranda, demostrando de entrada lo que se encuentra entre su intención, destruir a Miranda como destruyeron a Venezuela.

En líneas generales, intenta vincularse con Chávez y no cita a Maduro por ninguna -es una raya, yo tampoco lo haría- en todo el programa. Al principio, expone lo que ha sido su andar en la administración pública, aunque no intenta demostrar aporte alguno, desde tales posiciones en beneficio de los Mirandinos, recordando si, los docentes estadales, sus promesas incumplidas y hasta el rechazo a procesos de homologación y otros derechos.

Habla de las carencias que padece esta entidad federal, obviando tres puntos importantes: 1º el saqueo del que fue sometido hace 9 años por parte de Cabello, quien no solo no hizo entrega formal de la gobernación, sino que fue denunciado por el extravió de máquinas y equipos -bienes públicos-, aunque no pasó de ahí, por ahora. 2º el menoscabo -arrebato- de las competencias propias del gobernador en materia de servicios públicos y salud, creando un gobierno paralelo -CorpoMiranda- que en nada alivio la vida de los mirandinos, sino que por el contrario, sirvió como nicho de corrupción y proselitismo vulgar y 3º que la mayoría de las alcaldías, sobre todo la de los Valles del Tuy, Guarenas, Guatire, Barlovento y Guaicaipuro, por mucho tiempo han estado en manos del oficialismo, a quienes el ejecutivo nacional, igualmente maltrato con el retardo de la entrega de recursos y otras calamidades, similar al trato recibido por el ejecutivo regional y del que los funcionarios regionales no pueden olvidar.

Coincido, con el candidato de Maduro, en que: "Miranda – y agrego yo, Venezuela- lo tiene todo para que su pueblo disfrute de una vida digna y feliz (…) tiene toda la capacidad de producir lo que necesitamos para la vida" Sin embargo, el gobierno de Maduro, incluido su candidato para Miranda, como los demás, no han hecho otra cosa que promover importaciones que destruyeron el aparato productivo del país, de ahí que mucho expusieron el lema: No importa lo que se importa, lo que importa es importar, lo que al mismo tiempo sirvió de nicho para la corrupción, recuérdese las empresas de maletín, como referencia puntual.

El candidato de Maduro, hace una invitación: "(…) trabajemos juntos sin importar posturas políticas o partidistas". Cómo creerle, si en estos 18 años quienes profesamos una ideología distinta hemos sido perseguido, como el caso de los funcionarios públicos so pena de perder su empleo, llegando inclusive a ser apresados como el caso del profesor de la universidad de Carabobo, Santiago Guevara, acusado de traición a la patria por escribir sendos análisis, o el caso de los tuiteros Daniely Benítez e Inesita Terrible.

Luego, hace un esfuerzo sostenido por destacar que en Miranda, su recurso más valioso es su gente, coincidiendo con él, aunque a las personas les ofrendo un calificativo distinto al de recursos, considerando el caso de los estudiantes, sin percatarse, u obviando intencionalmente, la situación de muchas instituciones, como el caso de la UPTAMCA a la que el candidato fue, con planta eléctrica y demás, a reunirse con unos «supuestos representantes gremiales», sin darse el tiempo de corroborar, por mirada propia, el estado deplorable en que se encuentra. Lamentablemente, el caso de la UPTAMCA, no es una excepción, ya que se trata de un tema estructural, pues todo el país lo han derruido.

Se refiere en otro aparte, a la capacidad agrícola, industrial y comercial del estado, además del turismo, ofreciendo, sin considerar el origen de los recursos, la creación de puertos y aeropuertos cuando no tenemos capacidad de alimentarnos o de atender la salud

Habla de las carencias que padece esta entidad federal, obviando tres puntos importantes

Posteriormente, hace referencia de los sueldos de maestros y policías, así como también del funcionariado público, propuesta demagógica cuando se contempla las posibilidades de lograr los recursos necesarios para tales fines, además de haber intentado, desde el gobierno nacional, del que él forma parte, ahogar las regiones dado su proyecto centralista, asunto así corroborado cuando se recuerda las declaraciones de otro candidato de Maduro: "Los mejores gobernadores serán aquellos que primero desbaraten las gobernaciones (…)", quien no pudo concretar tal barbaridad en su primer período como gobernador e intenta nuevamente tal posición, me imagino para nuevamente intentar desbaratarla.

En otro aparte, el candidato de Maduro a la gobernación de Miranda, destaca la necesidad de acabar con la corrupción, con lo cual cualquier mortal con valores básicos estaría de acuerdo, no obstante, necesario es recordar su actuar ministerial y de diputado en la asamblea nacional respecto de casos como el de las empresas de maletín y mucho más, pues su silencio lo hacia cómplice al no denunciar hechos de corrupción.

Asimismo, hace referencia a la necesidad del "(…) combate a delitos como los homicidios secuestros, violaciones, robos y hurtos", con lo que todos estaríamos contestes, empero, justo es de recordar las fulanas zonas de paz, como en el caso de barlovento, así como el desarme que se realizó a la policía de Miranda (IAPEM) de las armas de fuego necesarias para combatir el delito, estando ahora, mejor armados los delincuentes que nuestros custodios.

En fin, hace promesas como si nunca hubiere ocupado posiciones de poder, aunque, como destaca en su presentación inicial, ha ocupado cargos ministeriales y otros de relevancia en la administración pública nacional, aunque sin poder mostrar un balance positivo de sus gestiones.

Se refiere a las Misiones de Chávez, ni de vaina a las de maduro, al tiempo de ofrecer mejores condiciones en la calidad de vida de los mirandinos, claro que, sin olvidar, lo dicho por él: "No vamos a sacarlos de la pobreza para que se vuelvan escuálidos", discurso coherente con el del ahora vicepresidente de la república: "(…) Mientras más pobres son, más nos quieren (…)", lo que da luces de su verdadera intención, seguir destruyendo a Venezuela toda.

Razón tiene quien luego de leer estas líneas, indique que soy un opositor, gracias a Dios, tiene total razón, aunque no si afirma que todo esto está lleno de subjetividades, dado que estaría obviando las prueba concretas aludidas y que están a la vista de todos, pero recuerde, quien así piensa, que es mi derecho político, humano y constitucional, la libre expresión, aunque sé que a muchos no les gustes esos pequeños detalles democráticos y civilistas, pero además de todo ello, el mi deber moral.

En estos tiempo de escases de recursos y con los niveles insoportables de inflación que padecemos, lo menos que no puede y no debe quien aspira dirigir los destinos de una instancia de gobierno, es hacer ofertas banales e imposibles de materializar, estimando quien esto escribe, resulta crucial retomar la función del estado promotor y al mismo tiempo abandonar la de paternalista, es decir renunciar a un proyecto revolucionario hegemónico que siempre desecho la participación de los particulares y cada día procuro hacerse más y más grande con la esperanza de hacernos dependiente de él.

Así que es hora de saber elegir, no por esos ilusorios ofrecimientos, sino por un gerente público con destacada acción, con sólida formación y coherencia entre el discurso y la acción. Lamentablemente, el candidato de Maduro, a la luz de su actuar, no lo es.

Me imagino, estimado lector, que ya sabe por quién votaré, o al menos, por quién no

@OrestesSalerno

Un libre pensador


Sobre esta noticia

Autor:
Orestesenlared (56 noticias)
Visitas:
96
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.