Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gussymor escriba una noticia?

Dave May gran actitud dentro y fuera del diamante de beisbol

26/10/2012 16:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Al leer la noticia a través de mis contactos de SABR, vinieron imágenes del libro de Mark Armour y Mal Allen sobre los Orioles de Baltimore de 1970 (Pitching, Defense and Three Run-Homers) y de las temporadas de la liga venezolana de béisbol profesional 1976-77 y 1978-79 cuando vino a jugar con los Tiburones de La Guaira. Fue un gran jardinero defensivo con poder más que ocasional y habilidad en las bases. David LaFrance May nació el 23 de diciembre de 1943 en New Castle, Delaware. Falleció este sábado 20 de octubre de 2012 luego de una larga batalla con la diabetes y el cáncer. May firmó con los Gigantes de San Francisco en 1961. Al cabo de una temporada fue tomado por los Orioles de Baltimore en el viejo sistema del draft. Por una parte resultó positivo por el nivel de excelencia que alcanzaron los Orioles en los años sesenta, por otra May tuvo que lidiar rato largo con los grandes prospectos de la organización (Merv Rettenmund, Curt Motton, Don Baylor, etc.) para finalmente llegar a la Gran Carpa en 1967. Desde entonces mostró su perseverancia y actitud positiva. Su unica presencia en post-temporada ocurrió en la temporada de 1969. En 1970 los Orioles lo cambiaron a mitad de temporada a los Cerveceros del Milwaukee por los Dick Baney y Buzz Stephen. May era ese tipo de jugador bajo perfil capaz de hacerlo todo en un diamante de béisbol, siempre con la mejor disposición, siempre colaborador. Luego de cuatro temporadas de

altibajos con Milwaukee. Notable rendimiento en 1971 y 1973. Bajones alarmantes en 1972 y 1974. En noviembre de 1974 lo enviaron a los Bravos de Atlanta junto a Roger Alexander en compensación por el pase de Hank Aaron a Milwaukee. Entre las lesiones y el jugar alternado en el jardín derecho limitaron su tiempo de juego a 82 encuentros. Sólo bateó para .276, 12 jonrones y 40 carreras empujadas. Luego de una temporada decepcionante en 1976 los Bravos lo enviaron a los Rangers de Texas en un cambio múltiple junto a Ken Henderson, Rogelio Moret, Carl Morton, Adrian Devine y 250.000 $ por Jeff Burroughs. Cuando vino con La Guaira en 1976-77 bateó para .281 en 57 juegos, 6 jonrones, 35 empujadas, 40 anotadas. En la semifinal bateó .429, 3 dobles, 1 empujada, 5 anotadas. En la final .318, 7 empujadas, 2 jonrones, 5 anotadas. En 1978-79 bateó .237 en 37 juegos. En 1977 tuvo dificultades para adaptarse a Texas y jugando alternado en el jardín derecho sólo bateó .241 con 7 jonrones y 42 empujadas. Terminó su carrera en Grandes Ligas en 1978 con los Cerveceros de Milwaukee y los Piratas de Pittsburgh. May es el padre de Derrick May quién jugo en la Gran Carpa con 6 equipos durante los años ’90. Su hijo Dave May Jr. declaró que la última semana antes del deceso su padre recibió llamadas de Cito Gaston, Willie Horton, Ralph Garr, preguntando por su padre y hablaron con él de los momentos felices que vivieron en un campo de béisbol. ‘Cuando crecimos mi hermano Dave y yo, siempre queríamos jugar béisbol en todas partes. No era porque mi padre nos forzara a hacerlo’, dijo Derrick May. ‘Era porque lo veíamos jugar con tal dedicación y empeño, siempre queriendo dar lo mejor de sí. Fue muy bueno tenerlos a él y mi madre como referencias porque necesitas eso para ser una familia’. Alfonso L. Tusa C. De Gigantes y Tigres

Posted: 24 Oct 2012 01:01 PM PDT

image

image

Arranca otra Serie Mundial. Expectativas escurren por las gradas de AT & T Park y Comerica Park. ¿Coronará Miguel Cabrera su gran temporada 2012 con un título de Serie Mundial? ¿Continuará la inspiración de Marco Scutaro en el Clásico de Octubre? Un grupo de muchachos juega ‘paredita’ a una cuadra del estadio. Hay barajitas de cartón, cartulina, papel y hasta de cajas de fósforo. En un solar de asfalto asediado por matorrales otro grupo disfruta un juego de béisbol. Los nombres de Omar Infante, Pablo Sandoval y Gregor Blanco rebotan en la superficie asfáltica. De la pared precipitan en espiral barajitas de Ramón Monzant, César Gutiérrez e Isaías Chávez; mezcladas. El juego y la ‘paredita’ se detienen por momentos. Una esencia de sudor y alcanfor anestesia el aire. ¿Quién es ese flaco que lanza durísimo? Los peloteros voltean hacia los muchachos que entraron al dugout. Un pitcher completaba el wind up en Polo Ground, del dugout salían vítores. ‘Let`s go Ray Monzant’. De un lado y otro del solar brincan nombres. ¿Tú piensas que con Justin Verlander y Anibal Sánchez es suficiente pitcheo para que los Tigres le ganen a San Francisco? El bateador de turno se estruja los ojos. ¿Por qué estoy viendo todos esos pitchers? ¿Quién es Schoolboy Rowe? ¿Y Tommy Bridges? ¿Y General Crowder? Esos tipos usan unos uniformes que parecen sacos de harina. La próxima barajita cae desde una pared del dugout. Willie Mays corre de espaldas tras una pelota que parece bañarlo, la atrapa frente a sus ojos. Los muchachos estiran las miradas. ¡Como la atrapada de Gregor Blanco en el juego perfecto de Matt Cain! Tampoco está muy claro que con Cain y Barry Zito los Gigantes tengan todo asegurado. Si pasaran a Tim Lincecum a la rotación de abridores otro gallo cantaría. A media mañana empiezan a gravitar estampitas en blanco y negro. Hubo varios choques de cráneos. ¿Quién es Tim Keefe? Ed Crane, ¿Dónde están los guantes de estos tipos. ¡Christy Mathewson! Casi nada. Seguro que si ese lanzara hoy, ni Miguel Cabrera le vería luz. Un chasquido metálico saca chispas en el piso del dugout. Infante y Scutaro se asoman en la escalera. Un short stop pequeñito maneja una pelota en el hueco y se la pasa a un segunda base larguirucho que suelta por debajo del brazo para marcar el dobleplay. ‘De Vizquel a Marcano Trillo se completa la jugada, los Gigantes siguen adelante’. El siguiente bateador pasa la mano por la frente. Ya va. De Mickey Lolich y Denny McLain, Jack Morris si he oído hablar. Yo si creo que Verlander y Sánchez al menos pueden llegar a lanzar como ellos en la Serie Mundial. El pitcher se sonrió y volteó hacia los matorrales. Flotando entre la pared y los bancos del dugout había barajitas de un tal Phil Douglas y Jack Scott. Los muchachos seguían extrañados de aquellos peloteros de pantalones bombachos y guantes rudimentarios. Sólo cuando apareció Carl Hubbell, Johnny Antonelli y después Juan Marichal y Gaylord Perry, volvieron los comentarios y los murmullos en el dugout. ¿Quién es ese muchacho que sube el pie hasta el cielo como Marichal y ha tenido la osadía de dominar a Ron Santo y a Ernie Banks? Los muchachos agarraron las barajitas y corrieron hacia el dugout. ¡Mira es el Látigo lanzando contra los Cachorros de Chicago! El próximo lanzamiento salió de línea entre las grietas del asfalto del right y center field. Cuando el muchacho pasó sobre el cartón de la primera base saltó. Igualito que el doble que bateó César Gutiérrez cuando ligó de 7-7. Y eso es lo que puede hacer Cabrera en esta serie. La próxima barajita cayó de filo sobre el banco, la melena de Lincecum ondeaba en 2010. El muchacho que la agarró preguntó ¿Cuántas Series Mundiales ha ganado cada equipo: Gigantes: 1888, 1889, 1905, 1921, 1922, 1933, 1954, 2010. Tigres: 1935, 1968, 1984.

Alfonso L. Tusa C.


Sobre esta noticia

Autor:
Gussymor (1006 noticias)
Fuente:
piratasblog.mlblogs.com
Visitas:
757
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.