Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Plomada escriba una noticia?

Cuando Las Águilas Se Arrastren

10/10/2016 21:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

octubre 09, 2016 MIRADAS image DURANTE 52 AÑOS, CENTENARES DE MILES DE DESTINOS FUERON TRITURADOS POR LA MOLIENDA DE LA GUERRA; SIN EMBARGO, LA MAYORÍA LE DIJO "NO" A LA PAZ. ¿PODRÁ COLOMBIA CERRAR UNO DE LOS CAPÍTULOS DE VIOLENCIA MÁS PAVOROSOS DE LA HISTORIA LATINOAMERICANA? ¿ESTARÁN, ALGÚN DÍA, DISPUESTOS A PERDONAR, INCLUSO SI NO OLVIDAN? POR JESSICA DOS SANTOS JARDIM HERIDAS DE GUERRA Las 297 páginas del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) son el resultado de cuatro años de duras negociaciones para poner fin a un conflicto que ha trastocado, de forma directa o indirecta, a por lo menos ocho millones de colombianos.Estas heridas de guerra se dividen en, al menos, 12 categorías judiciales, entre las que resaltan el desplazamiento o la desaparición forzada, el homicidio, las mutilaciones por minas, el despojo de tierras, las amenazas y atentados, el robo de bienes.Sin embargo, 63% de los colombianos se abstuvo de ir a votar el pasado domingo 2 de octubre en el plebiscito que definía si deseaban o no la implementación de la paz en su país, y de los escasos 13.010.762 millones de personas que participaron, 50, 22% rechazó el acuerdo. ¿Por qué? ¿POR UN PELO?

El triunfo del "No" posee muchas causas (aunque seguro serán más las consecuencias), de las cuales vamos a enumerar las siguientes.imageLas condiciones para ir a votar no fueron las mejoresLa amplia abstención: el plebiscito registró tan solo 37, 41% de participación, la más baja de los últimos 22 años, más un total de 86.173 votos no marcados y 170.894 votos nulos. "Las condiciones climáticas no ayudaron. Se estima que cuatro millones de colombianos no pudieron votar por culpa de Matthew. Además, no hubo transporte ni logística como sí ocurre con las presidenciales o de gobernadores", agregó el coordinador de Marcha Patriótica, José Lozano.El triunfalismo prematuro: las encuestas y el amplio apoyo internacional al acuerdo de paz hicieron dar por sentado que el "Sí" se impondría. Se desmovilizaron los simpatizantes de la paz, mientras que los sectores conservadores no titubearon ni un instante.La brecha campo-ciudad: en aquellos lugares donde más se ha padecido el conflicto armado, el "Sí" tuvo una amplia ventaja. Por ejemplo: en Boyacá, Chocó, se impuso 96% a 4%. En Caloto, Cauca, 73% a 27%. En San Vicente del Caguán, Caquetá, 63% a 37%. En Miraflores, Guavire, 85% a 15%. Mientras que en los centros urbanos, como Medellín, Bucaramanga y la propia Bogotá, la gente se inclinó por el "No".La campaña mediática: el analista colombiano Carlos Andrés Ríos expresó: "Hubo mucha manipulación por parte de canales guerreristas como RCN, Caracol, NTN24, entre otros". En efecto, los ex presidentes colombianos Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana, en conjunto con los grandes medios de comunicación, idearon campañas y eslóganes que calaron en los sectores más conservadores o temerosos de la sociedad, en especial en los temas referentes a la "impunidad" y el "narcotráfico". Incluso, tras la derrota del "Sí", medios como El Nuevo País titulaban en portada "Colombia se salvó por un pelo".Pero, ¿qué sigue?, ¿qué pasará ahora con el proceso de paz y las FARC? "El proceso de paz no ha finalizado, lo que se trató en La Habana entra en un estado de hibernación jurídica. El presidente puede hacer uso de sus facultades extraordinarias y valerse de los artículos 22, 115, 188 y 189 de la Constitución política de Colombia para avanzar", agregó el analista Carlos Ríos. ¿QU? SIGUE?

imageGente que dijo no a la PazimageGente que dijo sí a la Paz"Santos debe cumplir con lo pactado en La Habana. Los acuerdos no deben ser objeto de revisión ni se deben dejar sin implementación, porque ya se dio una firma y deben ejecutarse; porque, si no, la comunidad internacional o los supraestados deben de intervenir", dijo el coordinador de Marcha Patriótica, José Lozano.Precisamente, el presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció que continuarán las conversaciones entre los negociadores de la paz y agregó que "el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, seguirá vigente". Además, existe la posibilidad de llegar al acuerdo por otra vía: una Asamblea Nacional Constituyente.La defensora de los DDHH y ex senadora colombiana Piedad Córdoba Ruiz expresó: "Le quiero decir al Gobierno nacional que puede contar con muchos de nosotros, pero en un escenario que realmente nos pueda unir para la refundación de la nación, es decir, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, así no podamos concluir nada este año ni el entrante. Pero hay que ir a cada rincón de la patria. A mí esto me emociona, me gusta. Creo que esto nos hacía falta. Quizá sin plebiscito jamás hubiésemos sabido que seis millones y medio de colombianos no quieren la paz. ¡Imagínense que se hubiese repetido lo de la Unión Patriótica otra vez!, y sin que a nadie le importase".Si sacamos bien la cuenta, pues a Santos le convendría convocar a un gran diálogo entre todos los sectores políticos, incluyendo a la extrema derecha de Uribe Vélez, más si evaluamos que hay un proceso electoral en el año 2018. Pero a todas estas, ¿cómo y por qué empezó todo? EL DIARIO DE MARQUETALIA

Según el Diario de Marquetalia, publicado en 1972 por uno de los lideres ideológicos fundadores de las FARC, Jacobo Arenas, la intención de formar una guerrilla arranca el 9 de abril de1948 al caer vilmente asesinado el líder popular Jorge Eliécer Gaitán, junto a la esperanza de un pueblo y unos líderes rurales que no veían más opciones políticas posibles.La idea se intensifica entre 1954 y 1957 bajo la cruenta dictadura militar de Rojas Pinilla, hasta que, al arribar la década de los 60, mientras los tradicionales partidos Liberal y Conservador pactaban "repartirse el poder en partes iguales", los campesinos, que se habían negado a entregar las armas, consolidaban el control en extensas zonas que no recibieron del Estado ni la atención social ni la protección que solicitaban, declaradas por las autoridades como "repúblicas independientes" las cuales, al poco tiempo, empezaron a ser atacadas por el Ejército.Un 14 de junio de 1964, a las 8:02 am, un primer helicóptero Iraquois, de fabricación estadounidense, atacó el pequeño valle de Marquetalia, una región al sur del departamento de Tolima donde vivían 50 familias campesinas armadas y organizados como "movimiento agrarista" bajo el liderazgo de Manuel Marulanda Vélez. Estos campesinos solicitaban la construcción de un puesto de salud, una escuela y una carretera, pero el Gobierno los acusaba de de robar gallinas y reses, por lo cual recibieron bombas, dando inicio a la denominada "Operación Soberanía", detonante final para la creación de una verdadera guerrilla. Nació bajo el nombre "Bloque Sur" para luego, en 1966, convertirse en las FARC, que para el año 2000 ya tenía más de 20.000 hombres en armas.

"AHORA LA PAZ ES MEJOR NEGOCIO QUE LA GUERRA, POR ESO TAMPOCO PODEMOS SER INGENUOS. ESTE PROCESO HA AVANZADO SOLO PORQUE HAY SECTORES OLIGÁRQUICOS QUE LO APOYAN, LOS MISMOS QUE CREEN QUE LAS FARC NO VAN A PODER CONSTRUIR UN DISCURSO Y PARTIDO POLÍTICO COHERENTE"

(OLEG YASINSKY)

?Recién a principios de los 80, las FARC deciden que tendrán como objetivo explícito la toma del poder en Colombia y pasan a llamarse FARC-EP (por Ejército del Pueblo). Sin embargo, a finales de esa década el surgimiento de grupos paramilitares de derecha, alentados por sectores de las Fuerzas Armadas y algunos terratenientes, empresarios y políticos, así como de narcotraficantes, profundizaron la violencia del enfrentamiento armado.image"Cuando las águilas se arrastren, cuando no se hable por hablar, cuando no existan oprimidos, entonces, le cantaré a la paz" LOS RIESGOS SIEMPRE PRESENTES

Precisamente ahí radican los grandes problemas cuando se habla de paz. El Estado colombiano y la guerrilla no son los únicos actores armados en este conflicto, también los grupos paramilitares articulados en torno a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que se "desmovilizaron" en el año 2006 para luego reagruparse y conformar nuevas estructuras armadas que se llamaron, eufemísticamente, las bacrim (bandas criminales). Hay identificados 14 bloques que operan en 146 municipios y en 22 de los 32 departamentos de Colombia, aunque solo se oiga hablar de los Úsuga y los Rastrojos.Por otra parte, ¿qué pasará con el negocio del narcotráfico ahora que los guerrilleros depondrán las armas y se irán de las montañas, dejándole aún más cancha a las bacrim, que se encargan de la circulación y venta de estos estupefacientes?

"No solo eso, se te olvida algo más, igual de grave: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial están buscando sacar beneficios de este acuerdo de paz. Además, a los Estados Unidos (EEUU) les interesa muchísimo sacar a las FARC-EP de la parte selvática más alejada de Colombia, para que ingresen grandes trasnacionales y se apoderen del agua y las grandes riquezas. Ahora la paz es mejor negocio que la guerra, por eso tampoco podemos ser ingenuos. Este proceso ha avanzado solo porque hay sectores oligárquicos que lo apoyan, los mismos que creen que las FARC no van a poder construir un discurso y partido político coherente", nos comenta el analista internacional Oleg Yasinsky.Esta situación es similar a los desafíos que representaría para Cuba la normalización total de las relaciones comerciales con Estados Unidos. Pero hay cosas innegables: ni el bloqueo a la isla se puede sostener más ni las FARC lograría hacerse del poder político en Colombia a través de las armas.Aun así, desde Venezuela alzamos nuestras voces con Alí Primera: Cuando las águilas se arrastren, cuando no se hable por hablar, cuando no existan oprimidos, entonces, le cantaré a la paz. Mientras, recitemos con el poeta colombiano Antonio Acevedo Linares: "Un día no habrá más guerra, mi amor, y escribiremos sobre el amor, si después de la guerra nos queda algo que escribir del amor". ¡Hasta la victoria, hasta que las águilas se arrastren, hasta una paz definitiva y verdadera!image52 años de guerra que aún no terminaimageLa Paz no ganó pero hay que insistirÉPALE 199


Sobre esta noticia

Autor:
La Plomada (18562 noticias)
Fuente:
fundacionlaplomada.blogspot.com
Visitas:
36
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.