Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

El crucero mercantilista de los yuppies españoles, América Latina

16
- +
08/12/2018 09:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gran problema es que no se crearon las escuelas políticas de formación ideológica

Aventis

Washington, debe buscar un puesto de dinamismo comercial, antes de quedar aislado en todo el Continente americano- léase norte, centro y Sudamérica-  Sus apuestas vienen fracasando un paso tras otro. A Donald Trump le preocupa su regreso a la guerra fría, y, dinamizar los nudos corporativos cuestan dólares, porque, la industria del maletín ha regresado a los muelles y estaciones de depósito en los principales aeropuertos del país.

Tanto no preocupa Mercosur, Unasur y del Celac. Sino la proximidad de las alianzas mercantiles y, lograr que el dólar fluya de una manera integrado a los centros de difusión bursátil, reflejando su valor real y no ficticio. Por ejemplo, ya Brasil y Argentina buscan acuerdos bilaterales para fortalecer con EE. UU sus ventas de piezas electrodomésticas y automotriz. Se espera a México, que no se deje influenciar por la izquierda y el presidente Maduro Moros de Venezuela, porque su derrumbe sería más desastroso. El retorno de la derecha, refleja una novedosa sintomatología en una política externa a nivel soberano.

De economías que habían recuperado su capacidad de crecimiento, de gobiernos que habían priorizado las políticas sociales de distribución de renta, de presidentes que habían liderado los procesos de integración regional, hemos pasado a gobiernos que privilegian el ajuste fiscal, intensificando la recesión económica, cortando recursos de las políticas sociales y acentuando las dinámicas de exclusión social, a gobiernos que vuelven a gobernar para pocos, a políticas externas de sometimiento absoluto a los intereses de los EE.UU.

Pero, el gran problema es que no se crearon las escuelas políticas de formación ideológica y el ciudadano común poco tiene un carácter de vida en su conciencia política. Francia es un nuevo ejemplo de aceptación o rechazo a un credo político o religioso, un llamado a los presidentes a que asuman sus riesgos y responsabilidad con el pueblo, que sufrago con ellos.

La prisión de Lula, abre el camino hacia una victoria electoral de cualquier candidato de extrema derecha, no importa los mecanismos para lograrla. Sea una trampa jurídica e internáutica. Lamentablemente, los militares son el brazo derecho de un gobierno de izquierda o derecha, solo les interesa unas acciones en la venta de metales preciosos, agua, gas, o hidrocarburos. Ya no les interesa el concepto de Estado- Nación, como figura y símbolo de seguridad nacionalista.

La semana pasada el reingreso de Brasil en la guerra fría ha ganado dos nuevos episodios: uno, el nombramiento de un troglodita para ministro de relaciones exteriores, alguien que dice que Brasil tiene que salir de la globalización, que es instrumento del marxismo cultural (sic), que los problemas climáticos son invenciones que favorecen a China, entre tantas otras barbaridades, tales como que Dios tiene que salvar a Brasil. El otro, la ruptura del programa Más Médicos, que tenía alrededor de ocho mil médicos cubanos atendiendo a más de dos mil ciudades brasileñas y a decenas de millones de personas que, de otra manera, no tendrían atención médica. Todo con el argumento del presidente elegido de Brasil de que estaba liberando a los médicos cubanos de la esclavitud.

La situación económica en Latinoamérica es un castillo de naipes

Mientras que, en Argentina, se intenta avanzar en la misma dirección: a medida que se consolida el nombre de Cristina Fernández de Kirchner como favorita para ganar las elecciones presidenciales del próximo año, se intensifica la persecución jurídica y política contra ella. Intentan reproducir exactamente lo que han hecho con Lula e intentan hacer lo mismo con Rafael Correa y Gustavo Petro: la criminalización de los principales dirigentes populares latinoamericanos. Todo como un regalo para Trump, que logra restablecer puentes en el continente, en Argentina, en Brasil, en Chile, en Ecuador, mientras pierde los lazos carnales con México. Cuánto más cercanas a Washington, más miserables nuestras sociedades, más sin soberanía ni líderes populares, más represión hacia nuestros líderes y los movimientos populares.

Pero, los presidentes progresistas cometieron sus errores y le dieron paso al hampa, narcotráfico y la desorganización social, sin olvidar a Odebrecht.

La lucha en Latinoamérica pasa, necesariamente, por la defensa de los principales líderes políticos del continente, como parte de la resistencia democrática en contra de los regímenes de excepción que se han instalado en varios países del continente. Son ellos quienes pueden volver a gobernar nuestros países con legitimidad y gran apoyo popular, son ellos quienes pueden hacer con que nuestras economías vuelvan a crecer con distribución de renta y que recuperemos nuestra soberanía externa. Son ellos quienes pueden liderar a nuestros países y a nuestros pueblos en la lucha de defensa de sus derechos avasallados y de nuestra democracia profundamente amenazada.

Y, se puede caer en cualquier momento, porque no hay ahorristas, industrias en quiebres. Bancos que solo pagan, pero, no tienen fianzas crediticias hacia el ciudadano. No hay un esquema viable para la compra y traspaso de dólares. América Latina es un verdadero huracán mercantil.

Es emblemático, ahora todos los votos pasan por la economía y la expectativa sobre el futuro Y para eso el Gobierno necesita que el dólar se termine de tranquilizar, que la inflación empiece a dar signos de desaceleración, y que el clima social y los reclamos en la nueva apertura de las paritarias no se desmadren. Pero además necesita dejar de dispararse tiros en los pies, cada vez que la incertidumbre da señales de amainar

Estamos en mano de yuppies financieros y hombres que en nombre de una organización política y mercantil obstruyen la marcha del Estado hacia su reconstrucción nacionalista, muchas veces aliados a personas fuera del margen de la ley. Necesitamos una nueva conciencia ideológica

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (788 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.