Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paloma Vázquez escriba una noticia?

"El cruce sobre el Niágara": el poder de la confianza

02/08/2014 00:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"El cruce sobre el Niágara", de Alonso Alegría, presentado en Nueva York

Por Paloma Vázquez

La compañía neoyorkina Repertorio Español, estuvo presentando durante los primeros tres fines de semana de julio, la obra "El cruce sobre el Niágara", del peruano Alonso Alegría. La puesta en escena estuvo a cargo de la joven directora cubano-americana Victoria Collado, ganadora de la Beca Van Lier para jóvenes directores, que otorga Repertorio Español.

"El cruce sobre el Niágara", que mereciera el Premio Casa de las Américas en 1969,  es quizás uno de los textos más hermosos y complejos de la dramaturgia latinoamericana. Narra la historia de Blondin, equilibrista francés de fama internacional, que se atrevió a cruzar el Niágara varias veces sobre un alambre, de las formas más inverosímiles posibles (manejando una carretilla, cocinando una omelette, etc). Pero la trama de la obra se centra en la decisión de cruzar (o no cruzar) el Niágara con un muchacho sobre su espalda.

La puesta en escena que nos presentó Repertorio Español, sobrepasó en muchos aspectos mi expectativa. La joven directora Victoria Collado, dio riendas sueltas a su imaginería para crearnos un espectáculo maravilloso e intenso, donde cada cosa estaba en su justa medida. Una escenografía funcional, a cargo de Ruthmarie Tenorio, dividió la obra en dos espacios de tiempo necesarios para el desarrollo de la trama. El diseño de iluminación, corrió a cargo de Julissa Pérez, y estuvo al servicio de acentuar la magia y la poética de la obra, apoyado por una maravillosa banda sonora creada por Alfonso Rey.

"El cruce sobre el Niágara", que mereciera el Premio Casa de las Américas en 1969, es quizás uno de los textos más hermosos y complejos de la dramaturgia latinoamericana

Pero sin duda alguna, el peso de "El cruce sobre el Niágara", estuvo en los dos actores escogidos con acierto para representarla. El cubano George Riverón, quien da vida al equilibrista Blondin, y el italiano Eric Paterniani, como el joven Carlo. Ambos actores hacen derroche de sus condiciones interpretativas, físicas e histriónicas. Dos personajes diametralmente opuestos y complejos, pero a la vez unidos por un sueño y las ansias de lograrlo.

George Riverón, regala un Blondin nervioso y aterrado ante la posibilidad de caer al vacío. Personaje complejo que el experimentado actor ha sabido moldear, matizándolo con la carga dramática y la dosis de humor necesarios. Eric Paterniani, por su parte, propone un Carlo optimista y soñador, al que el actor ha inyectado carisma y gracia.

“El cruce sobre el Niágara”, que Repertorio Español nos presentó, se ubica, sin lugar a dudas, entre las mejores producciones de teatro hispano en lo que va de año, en Nueva York.

Ambos actores hacen derroche de sus condiciones interpretativas, físicas e histriónicas. Dos personajes diametralmente opuestos y complejos, pero a la vez unidos por un sueño y las ansias de lograrlo


Sobre esta noticia

Autor:
Paloma Vázquez (1 noticias)
Visitas:
6758
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.