Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Continúa la exposición "El color que vendrá" del artista Reymond Romero

13/04/2014 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El relato es movimiento hacia un punto, no sólo desconocido, ignorado, extraño, sino concebido de tal manera que no parece poseer, de antemano y fuera de este movimiento, realidad alguna (...) pero, no obstante, sólo el relato y el movimiento imprevisible del relato proporcionan el espacio donde el punto se vuelve real, poderoso y atrayente.

Maurice Blanchot

Una de las preocupaciones más genuinas que ha tenido el arte venezolano a través de distintos lapsos de su historiografía, ha sido la intención particular de entretejer los síntomas del entorno local con las inquietudes que al ritmo de los tiempos se agitaban en el pensamiento foráneo. De este modo, en ciertos momentos cruciales de nuestra historia visual la vanguardia encontró el enlace justo, el momento adecuado, la síntesis perfecta para amalgamar todas las resonancias que cabalgaban al unísono y cuya unión propició engranajes inéditos, metáforas particulares donde las referencias se convirtieron en imagen propia.

A los creadores posteriores a las generaciones que llevaron adelante este cometido, les ha tocado dialogar no sólo con las geodesias visuales de otras latitudes, sino también con los asentamientos que nuestros propios referentes consolidaron en la columna vertebral del arte venezolano; caminos recorridos en la segunda mitad del siglo XX que han despuntado desde entonces hasta nuestros días en varias líneas de acción, prefigurando un panorama activo donde forma y concepto se alternan y debaten, unidos por la amplitud del mundo global y seguidos de cerca por la exigencia que la visibilidad mediática le otorga a las propuestas e inquietudes de las nuevas generaciones.

Reymond Romero obtuvo en el año 2003, la Licenciatura en Artes Plásticas del Instituto Universitario de Estudios Superiores Armando Reverón. Desde entonces ha construido con disciplina un amplio cuerpo de trabajo concentrado en la pesquisa del color como trama y estrategia principal de elaboración, trayectoria que le ha hecho merecedor de varios premios y reconocimientos institucionales. Sin embargo hay que apuntar que no ha sido precisamente la bidimensionalidad de la pintura el campo más visitado por este artista; en su lugar, lo pictórico se desplaza para transformarse en un puente hacia otros estados de la materia donde la trama, los componentes y las diversas combinaciones de los elementos reconstruyen campos cromáticos que elevan y disponen sus volúmenes y siluetas en el espacio museográfico. El medio para Romero no es la simulación química con la que el óleo o el acrílico despliegan una aproximación probable a lo habitual; en su caso, el proceso sucede a la inversa, cambio de dirección en el que los puntos cruciales del acontecimiento se encuentran anclados en los materiales propios de lo real, testigos reinventados para una escena diversa, texturas manipuladas que trascienden su circunstancia y penetran en los territorios de la otredad.

Cuando se visita el taller del artista, una fuerte impresión sacude la mirada del que allí entra: miles de carretes de hilo de distintos colores abundan en todos los ángulos del lugar, mientras las series y los objetos ya realizados esperan, se mueven entre los proyectos que aún respiran en el área, miran a distancia y con serenidad el nuevo norte, advierten la conclusión, el desvío esencial que los llevará a habitar la vibración oculta de inusuales dimensiones. El hilo está por todas partes, es el factor principal a través de la cual Romero se ha empeñado en llevar a término una superficie desconocida del color: campos sensoriales que más que remitir a un problema formal, parecen ubicarse en el encuentro incierto que los demanda, reflexiones silentes que aunque rozan relaciones directas con la abstracción lírica, el action-painting o el cinetismo; en realidad se levantan como estructuras inoculadas por las historias suspensas de un relato latente. Al color Reymond lo hilvana, le da un pasado y un futuro, lo vuelve presencia y ausencia, profundidad, inicio y desaparición. Ya sea desde las formas geométricas, la serialidad de un patrón, la alternancia de la figura o las poéticas del caos, en cada pieza este creador nos confronta con la fibra de una narración potencial, conclusión venidera de un algo que más allá del color, aún está por verse.

Lorena González I.

D'Museo Desde: 16/03/14 al 20/04/14 Horario: Martes a sábado de 11 am a 6 pm y domingos de 11 am a 4 pm

Continúa la exposición "El color que vendrá"

del artista Reymond Romero

No dejes de visitarnos!

D'Museo 8va Transversal con Av. Ávila, Los Chorros Caracas 1060

T +58 212 2840943 / 0177

www.dmuseo.com @GaleriaDMuseo


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (16441 noticias)
Fuente:
correocultural.com
Visitas:
1695
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.