Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Orestesenlared escriba una noticia?

Cómo vi y viví el 16J

17
- +
17/07/2017 20:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para su análisis, lo divido en tres grandes momentos, el primero, desde su convocatoria y los elementos objetivos con lo que se procuró detener, su materialización y, por último, los resultados

Sin duda, que el 16 de julio quedará inscrito en la historia de Venezuela entre las fechas gloriosas, fecha en la que los venezolanos mostramos al mundo de lo que estamos hechos, pues tuvimos la oportunidad, a pesar de las muchas trabas de parte del gobierno, de expresarnos democráticamente en el plebiscito, que entre sus accesiones el DRAE lo presenta como: "Consulta que los poderes públicos someten al voto popular directo para que apruebe o rechace una determinada propuesta sobre una cuestión política o legal" [Documento en línea], convocado por la Asamblea Nacional (AN).

Para su análisis, lo divido en tres grandes momentos, el primero, desde su convocatoria y los elementos objetivos con lo que se procuró detener, su materialización y, por último, los resultados

Lo primero a destacar fue el escaso tiempo entre la convocatoria y la fecha pautada, con lo cual se veía menguada la debida promoción e información, máxime por todas las tramoyas que se valió el ejecutivo venezolano, sus instituciones y los poderes que le son abyectos para pararlo, el desconocimiento de la capacidad de parte de la AN para llamar a la consulta empleando argumentos banales que de nada le sirvieron, así como de la censura, y hasta autocensura, impuesto a los medios de comunicación, sin olvidar las constantes cadenas y la guerra en las redes sociales que retomaré en otro aparte.

Sin embargo, no se atrevieron a activar el pronunciamiento del espurio Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). por miedo a la desobediencia, que ya fuera activada y que consagra la constitución venezolana, además de convocar el Consejo Nacional Electoral (CNE) a un simulacro electoral, sobre el que más adelante volveré a discurrir.

Lo que, si hicieron por todos los medios disponibles e impúdicamente, fue amenazar al funcionariado público con despedirlos, no entregar las desventuradas bolsas de comida a los más humildes que decidieran manifestarse, así como hacer falsas promesas a transportistas y otros sectores que ya no les creen, debiendo cambiar, los convocantes a la consulta popular, los centros de votación que fueron mucho menos de otras oportunidades, exigiendo una mayor movilización -traslado a distancias significativas- de los votantes sin tener la logística para ello.

Pero llegó el día de la consulta, y los venezolanos, como el mundo entero, pudimos disfrutar como un pueblo se volcó de manera cívica a manifestarse y es aquí donde me concentro en la segunda parte de esta disertación que no contó con aquella diana de otrora, como tampoco con el obstáculo del CNE, el Plan República además de no hacer falta Ley seca, ni cierra de fronteras, demostrando así un gran civismo.

A pesar de los paseos regulares que por muchos -quizás todos-, los centros de votación realizaron la Guardia Nacional (GN), ello no alcanzó amedrentar a la ciudadanía, sino que, por el contrario, les permitió a los asistentes drenar su indignación ante quienes antes eran tenidos como un componente respetado. Así las cosas, durante todo el día, la llegada de votantes no paraba, como tampoco paraba los canticos y consignas de quienes habiendo ya votado, se quedaban en los alrededores de los centros de votación.

A pesar de no contar con las condiciones ideales requerida para estas actividades, se recibieron, de manera voluntaria, insumos de todo tipo, comida, agua, papel, bolígrafos y pare usted de contar, amén de apreciar la alegría que se reflejaba en los rostros, alegría por la oportunidad de manifestarse democráticamente, por encontrar viejas amistades con quienes se tuvo la oportunidad de compartir.

Por ahora, me quedo con lo dicho por @luisvicenteleon "Votaron más de 7 millones de personas. Y la organización MUD fue impecable. Todo lo demás es paja"

Pudimos observar varios funcionarios públicos que se atrevieron asistir con carnet en el pecho, así como el pulgar levantado desde dentro de una de las tanquetas que pasaron por uno de los centros electorales, conociendo de GN y otros miembros de cuerpos de seguridad que llegaron de manera sigilosa para igualmente expresar su voluntad por el respeto a la constitución, obedecerla de parte de las fuerzas armadas y las instituciones del estado, el reconocimiento a la AN y el rechazo al llamado, ilegal e ilegítimo, a la  Asamblea Nacional Constituyente.

Quienes tuvimos la oportunidad de formar parte del equipo de trabajo, se trató de un disfrute ciudadano y democrático, por mucho tiempo no vivido. Del otro lado, vimos, igualmente los venezolanos y el mundo entero, un simulacro electoral escueto -escuálido- que se debió concentrar en espacios reducidos y donde emplearon operación morrocoy para dar la ilusión que fueron muchos los que asistieron, proceso que alargaron hasta altas horas de la noche a los fines de evitar que los convocados -obligados en muchos casos-, no asistieran a manifestar su voluntad, libre de todo apremio, a la consulta convocada por la AN.

Claro que no podía faltar las declaraciones de la obsecuente presidenta del CNE, quien pretendió desmeritar la consulta popular indicando que no era legal y por tanto no resultaba legítima, olvidando la señora rectora que la legitimidad confiere autoridad, y, en consecuencia, debe respetarse el acto, no siendo un nimiedad, dado que el CNE cuenta con el mejor sistema electoral, el que no ofreciera cantidad de asistentes al simulacro.

Lastimosamente, lo que muchos estimábamos que podría suceder, sucedió en Catia – Carcas, como en Boconó -Trujillo, sitios en los que se hicieron presentes grupo armados que además de causar destrozos, que tanto lamenta el gobierno, apagaron varias vidas sin razón alguna, siendo en Catia atroz la situación cuando se puede ver vídeos en las redes sociales que colectivos actuaron, justo al lado, y hasta amparados por la Policía Nacional.

Como antes comente, me refiero justamente ahora al tema de las redes sociales, donde quedó en evidencia la intervención del oficialismo colocando cifras superiores a 11millones de manifestaciones a favor del SI SI SI, lo que sin duda causó jolgorio entre quienes legal y moralmente nos oponemos al gobierno, lo cual fue realizado con el ánimo de desmoralizarnos cuando se dieran las cifras oficiales que superaron los siete y medio millones de manifestaciones, lo que entre otros asuntos permite inferir que quienes se confundieron en las elecciones del 15D2014, siguen confundidos, diría el presidente Maduro, amén de desmeritar las cifras dadas y abultar las de ellos, nada nuevo.

La fiesta democrática que vivimos el 16J, quedará en la historia mundial como aquel ejemplo que Venezuela dio, no fue el fin, sino el principio de las cosas buenas que nos espera y debemos construir entre todos, al tiempo de evidenciar el poco o nulo respaldo que tiene el gobierno, lo que obliga, a pesar de no contar con el carácter vinculante, a repensar el camino andado, lo que requiere de mucha sindéresis, calma y cordura, tan necesaria en la política, de ambas partes y todos.

Por ahora, me quedo con lo dicho por @luisvicenteleon "Votaron más de 7 millones de personas. Y la organización MUD fue impecable. Todo lo demás es paja".

@OrestesSalerno

Un Libre Pensador


Sobre esta noticia

Autor:
Orestesenlared (45 noticias)
Visitas:
569
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.