Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Elias Silva H escriba una noticia?

Colaborar de verdad en la emergencia

22/02/2010 07:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se nos piden sacrificios, se nos castiga con recortes de energía, se nos acusa y responsabiliza; sin embrago no se nos da una guía para evitar que el problema se repita

Venezuela esta en emergencia, ha dicho el Presidente; es verdad y aun cuando el decreto de dicha emergencia sea incompleto, y lo es porque debería abarcar al menos la inseguridad, la vialidad, la prestación de servicios de salud, la provisión de alimentos esenciales, además de la energía eléctrica.

La responsabilidad se ha repartido entre el fenómeno del niño y los ciudadanos que poseen artilugios de lujo tales como: Neveras, calentadores, hornos de microondas, televisores, radios y aires acondicionados; que al perecer son los que gastan mas del ahora valioso fluido eléctrico. Entran en la vindicta los empresaríos y comerciantes que derrochan luz para su exclusivo beneficio, todo esto de acuerdo a la particular forma de explicar las cosas que tiene el gobierno y su amanerado muñequito denominado "Voltio" que mas bien parece volteado o invertido para ser mas preciso.

Todo esto me recuerda un escrito de mi autoría, publicado hace años en el diario El Aragueño, en el cual me refería a la costumbre que tienen los políticos y especialmente los que están en funciones de gobierno de evacuar como el hipopótamo. Debo aclarar que el animal en cuestión vive en zonas pantanosas de los ríos, por lo que ingiere grandes cantidades de lodo junto con su alimento. Su rabo termina en una mota de cerdas duras que mueve en forma giratoria y enérgica al expulsar sus heces liquidas. El resultado es que todo lo que esta a su alrededor resulta salpicado cuando decide hacer una "Gracia".

De igual forma cuando las cosas no marchan bien, o sea cuando por negligencia, impericia o imprudencia los del gobierno la cagan, mueven su rabo circularmente y nos pretenden salpicar a todos responsabilizandonos de sus desaciertos y desafueros.

La emergencia debe tener múltiples razones, algunas las he leído provenientes de expertos en el tema, otras son "Loqueras" pronunciadas por los de siempre, pero definitivamente es asunto serio que debe preocuparnos a todos. La sequía, el derroche; al igual que la tolerancia de la corrupción y la delincuencia política publica; están acabando con nuestra comodidad y van a rumbo seguro de convertir el País en un desierto poblado por esclavos sucios, famélicos y embrutecidos. Debemos hacer algo y comenzar a hacerlo YA.

Los políticos, especialmente los que están en funciones de gobierno, adquieren la costumbre de evacuar como el hipopótamo

En apoyo a las plegarias y oraciones, extrañamente promovidas por ejecutivos que se dicen materialistas dialécticos o sea ateos, podríamos agregar granitos de arena ejecutivos, representados por acciones y paso a proponer una de ellas.

Sembrar, si sembrar arboles. Con raras excepciones desde hace mucho no vemos campañas de arborización. Propongo que cada estudiante siembre un árbol como condición para ser promovido al grado siguiente y que deba mostrar una constancia de haber sembrado al menos cinco antes de culminar cada etapa de la educación formal. Cada militar, desde el grado de soldado raso hasta la mayor jerarquía posible, debería ser obligado a sembrar diez arboles anualmente como parte de su calificación. Cada político debe ser exigido por nosotros, los electores, de sembrar diez arboles en cada campaña política. Cada funcionario publico debería sembrar un árbol anualmente para poder cobrar sus aguinaldos o salir de vacaciones.

La resultante seria que en cinco años tendríamos a Venezuela cubierta de arboles, las orillas de las carreteras regresarían a ser túneles arbolados y cada terreno baldío o peladero sucio, quedaría convertido en un jardín de verdor.

Si, ya se que su gesto escéptico dice que yo estoy soñando, que eso es imposible, impractico....Pero como ha sido posible que cincuenta años hayamos talado la mayoría de los arboles que conocimos en nuestra infancia. Usted los vio y ahora no están, fueron arrancados, a golpe de machete y tractor. Los ríos en los cuales nos bañabamos desaparecieron ¿Porque? ¿A donde se fue tanta agua? Cualquier párvulo sabe que sin vegetación no hay lluvia, no necesita a al estúpido del "Voltio" para saber eso.

Nos estamos achicharrando del calor, nos quejamos, sin embargo aun cuando venga el Nuevo Diluvio Universal, seguiriamos acalorados; sabe porque, simplemente porque vivimos en un desierto de concreto.

Lo propuesto es una idea, discutible, pero creo factible. Simplemente dese una vueltica por Bucaramanga, sientese en una de sus plazas, disfrute del frescor de la brisa y después hablamos de agronomía, Fenómenos de niño y otras zarandajas.

Venezuela esta en emergencia, ha dicho el Presidente; es verdad y aun cuando el decreto de dicha emergencia sea incompleto


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Elias Silva H (2 noticias)
Visitas:
1439
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.