Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan De Dios Rivas escriba una noticia?

La codicia destruye el país

08/10/2009 16:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada día notamos un deterioro acentuado de la economía, en todas sus áreas, el aparato productivo está entrabado y atrofiado

Utopías y Lógicas

La codicia destruye el país

El tiempo avanza inexorablemente y no observamos que nada cambie en favor de una mayor calidad de vida y especialmente en seguridad pública y social. Cada día notamos un deterioro acentuado de la economía, en todas sus áreas, el aparato productivo está entrabado y atrofiado, los servicios públicos no sirven y nos asesinan a diario. Es un hecho notorio, la inflación está tragándose el poco poder adquisitivo disponible del venezolano de salario mínimo o el beneficiado con algún ‘ pírrico subsidio de misión’ ; si las amas de casa pagan hoy 12 mil bolívares fuertes por un kilo de cebolla -el año pasado estaba en 6 mil bolívares fuertes-, es obvio que la inflación fue de 100% y el salario sólo subió en el año 2009 ¿20%? (Esto es falso en la practica, ya que se aplica en dos tiempos distintos y con una matemática engañosa). Todo, absolutamente todo, está carísimo y el 80% de los ciudadanos estamos afectados, cada día somos más pobres y estamos imposibilitados de acceder a bienes (que nos dañan los apagones) y servicios que hace diez años teníamos con un sueldo mínimo ¿y entonces qué revolución es ésta? ¡La gente ya grita! Con hambre y empobrecido ¿cómo me resteo?

Es evidente y groseramente inmoral ver al gobierno nacional y a los jerarcas del PSUV y sus testaferros ‘ boliburgeses’ enriquecidos, ostentosos y cada día se han vuelto muy codiciosos, todo lo que hacen y mueven va en dirección de apoderarse de los presupuestos públicos, de los reales y dólares de PDVSA y las empresas estadales ¿para qué tanto dinero? ¡Simple!, quieren ser los dueños (comprar lo tuyo y lo de todos) de Venezuela y sus propiedades o bienes con plusvalía; por eso compran bancos, aseguradoras, industrias con productividad, universidades privadas (por ahí ‘ fumean’ también), alfarerías, importadoras, almacenadoras, fincas, etc., etc., etc., es su objetivo. Es asquéate ver a gente sin talento, preparación y experiencia, que antes eran pobres o comerciantes de poca monta, y como ahora son ‘ potentados oligarcas revolucionarios’ , con unas agallas del tamaño de Barinas (un estado con muchos corruptos), esta es la clase socialista ?comunista? militarista, más codiciosa que ha saqueado a Venezuela. Todos los prevaricadores de la IV República y de los últimos 100 años, son unos roba pichache, ante este bandidaje burocrático, empeñados en cogerse todo para arruinarlo, sin contemplación y misericordia. El robo publico, convirtió a los grupos que participan en codiciosos, esto ya es una pandemia, más dañina que la gripe porcina y la única vacuna posible es REPÚDIO NACIONAL DEMOCRATICO.

La codicia con que se mueven los negociados públicos nacionales e internacionales, no tienen precedente, ni límites y menos beneficio para Venezuela; el Chavismo no aprueba o propone nada que no tenga fundamento en un ‘ guiso y cuánto hay pa' eso’ ¿pero? los Cubanos (y otros países) también están en la movida y nos chupan sin disimulos, su fin es ‘ el guisado y la intermediación que les produzca dinero’ a ello ?los barbudos y lampiños- no les importa la gente pobre en Venezuela, ni en Cuba, sólo les interesan los ingenuos rojitos que pueden darles la oportunidad de equipar sus casas en la Isla Caribeña ¡son 40 años de peladera!; vayan a Cuba y verán como ‘ ahora’ los milicianos y los sapos de los CDR tienen la foto de Chávez y Fidel, puestas en neveras, Tv, lavadoras, etc., traídas de Venezuela, ya no comen desperdicios tan seguido, ahora hasta Whiskey de marca se toman ‘ navegando de Venezuela’ ¿Qué bárbaros?

El robo publico, convirtió a los grupos que participan en codiciosos, esto ya es una pandemia, más dañina que la gripe porcina

La codicia es uno de los factores que han permitido la mega inseguridad de hoy -notoria en cada esquina, centros comerciales, barrios, caseríos y pueblos a lo largo y ancho de Venezuela-, sirva para negocios de todo tipo (muy perversos la mayoría), en los que están involucrados los que deben cuidar y proteger a los pobladores. La gente está soportando calamidades, penurias, carencias, angustias y humillaciones increíbles; sólo en Caracas meterse -por ejemplo- al Metro, implica soportar robos, empujones, escaleras eléctricas infuncionales y calores de 50 grados (no hay aire condicionado en la mayoría de las estaciones y en la mitad de los vagones), el Metro lo acabaron los rojitos y hoy es el infierno en su quinta paila. Esta realidad es la evidencia más clara de ineficacia y de cómo se roban el dinero sin ninguna contemplación y con alevosía.

La codicia roja corroe hasta los vestigios de buen comportamiento -que aún quedan en sectores de tradición moral y ética del Marxismo-. El régimen estimula la codicia de sus camaradas y concentra poder en los más codiciosos, la finalidad es que los pocos espacios que ‘ aún quedan sin contaminarse’ en manos de la ortodoxia marxista, sucumban ante las tentaciones. El fin mayor del socialismo del siglo XXI es ‘ corromper o atemorizar’ todo, hasta donde le sea posible, incluso utilizando a algunos opositores y a marxistas conversos o traidores al proceso. Ya a Chávez ‘ le sabe a zábila’ sus antiguos aliados y ya no le son útiles electoralmente para la próxima Asamblea Nacional, donde sólo quieren tener diputados muy genuflexos, incondicionales y sumisos, además no tienen cupo para tanta gente que aspira (adiós PPT y PCV). Su finalidad táctica más urgente es enfocarse en controlar o dislocar a los gobernantes opositores con ‘ hostigamiento o propuestas codiciosas secretas’ (siempre termina sabiéndose), para hacen débil y cuestionable a los liderazgos de oposición, permitiendo un clima de sospecha o carente de autoridad moral, para exigir sacrificios; lo cual influye en la baja credibilidad o confianza que hay en los liderazgos opositores. Se busca inducir la toma de torpes decisiones para evitar se cohesione y organice un movimiento de masas ?con cuadros fuertes- inteligente y unido. ¿A lo mejor le sale el tiro por la culata?

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I. N° V- 2.169.735.

Presidente de Solidaridad Independiente, SI

PARTIDO HUMANISTA CRISTIANO


Sobre esta noticia

Autor:
Juan De Dios Rivas (67 noticias)
Visitas:
2980
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.