Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Cine Mexicano: Entre Maria Félix, Pina Pellicer y Roberto Gavaldón Por : C Luisa Ugueto

01/09/2010 09:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Una película puede resistir un comienzo dubitativo, errático, pero se hunde si no tiene un final que no te cierra, que no te deja tomado"

Alberto Fuguet. Apuntes Autistas

Hablar de cine latinoamericano, es en mucho, hablar de cine mexicano, la tradición que éste representa en la industria del cine de habla hispana es fundamental. En los años cuarenta, cincuenta y sesenta, el cine mexicano tuvo momentos memorables, últimamente Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo Arriaga, entre otros, han contribuido a la industria azteca de cinematografía que en lugar de palidecer ha obtenido matices diferentes.

Para mirar con ojos nuevos el presente, la mayoría de las veces, hay que revisar el pasado, así que haré lo propio con un par de films del viejo cine mexicano, cuya característica común es que poseen finales que cierran a la perfección la historia que se ha pretendido contar.

dias-de-otoao

Días de Otoño (1962)

Hace un año más o menos publique esta reseña en mi Blog de cine anterior, y recibí el grato correo de Reynol Pérez Vázquez, escritor mexicano, autor de una biografía sobre Pina Pellicer, la protagonista de este film. Reproduzco la reseña como fue publicada en ese entonces.

pina-pellicer

Luisa está sola en este mundo, no tiene familia, no tiene amigos, no tiene a nadie. Su tía acaba de morir y le ha dejado una carta para que consiga trabajo en la pastelería del pariente de un amigo suyo. Luisa es soñadora y buena repostera, vive sola y se inventa fantasías.

"Necesito tanto que me quieran" dice el personaje de Luisa en "Días de Otoño" de Roberto Gavaldón, interpretado por Pina Pellicer, actriz mexicana, protagonista de la primera y única película dirigida por Marlon Brando en 1961: One Eyed Jacks, y quien se suicido a los treinta años, truncando lo que pudo haber sido una carrera mucho más exitosa.

La película puede parecer algo confusa para el espectador, sin embargo, en el fondo ese aire de "confusión" podría ser parte de aquello que se busca mostrar. Nunca llegamos a saber si las historias que "se inventa" Luisa son totalmente falsas o tienen base en la realidad.

Ante las burlas de sus compañeras de trabajo, Luisa cuenta que va a casarse, que tiene un novio. De allí en adelante sus ¿fantasías? llegan a enredarla cada vez mas.

Luisa es un personaje solitario y melancólico, necesitada de afecto, ensimismada en su propio mundo, ausente de la realidad. Símbolo de la vida de un ser humano en aislamiento. Lo que atrapa de "Días de Otoño" es una rara sensación: te deja asistir al escenario de las ilusiones de alguien que hace tiempo no las ve materializadas.

Onírica, intimista, melancólica, pero reflexiva, así es la cinta de Gavaldón, quien finalmente, quizás le permita a su personaje encontrar el lugar que tanto ha deseado.

maria-f

La Devoradora (1946)

Diana (María Félix) quiere casarse con un hombre muchísimo mayor que ella por interés, pero a su vez mantiene una relación con un muchacho joven. Diana es bellísima y enturbia el pensamiento de todos los hombres que la miran, incluyendo al sobrino de su prometido, un joven médico que llega de un viaje a vivir con su tío.

En este film de 1946, son valiosos los diálogos y las actuaciones, además de contar con una buena fotografía: María Félix representa el arquetipo de mujer fatal (no en vano fue Doña Bárbara) ese elemento engloba las acciones de la película de Fernando de Fuentes, film que maneja un nivel de suspenso que garantiza casi dos horas de total entretenimiento. Diana, el personaje de Félix, piensa que el placer y el deber no se riñen (que inteligente): puede tener el marido que le conviene y también al amante que le gusta. Los problemas vienen dados por no contar con la anuencia del resto de los involucrados en su enredo amoroso.

María Félix trabajó en diferentes películas, realizando roles distintos, pero su imagen estuvo marcada por su gran personalidad, además de su impactante belleza. Esa forma de ser que trascendía los roles que interpretaba, basta verla en alguna entrevista para corroborar que "La Doña" en realidad lo era: decidida, voluntariosa, y sin prejuicios. Una mujer capaz de responder con desenfado (cuando en este tiempo todavía es un escándalo) preguntas sobre sus preferencias sexuales o de su vida personal.

Diana, su personaje en La devoradora, tiene la suficiente sangre fría para no inmutarse ante los hechos que se le presentan, para mentir, manipular y convencer con sus ‘ encantos’ a los personajes masculinos. Diana, al igual que Raquel en La diosa arrodillada junto a Arturo de Córdova o su personaje en La estrella vacía (1960) sólo quiere llevar a cabo las metas que se ha propuesto, ella pone en practica aquello de ‘ el fin justifica los medios’ .

Maria Félix debutó en 1942 con la película ‘ El Peñón de las Animas’ , donde trabaja al lado de Jorge Negrete, con quien se casaría años después. Un elemento curioso de La devoradora es que la canción principal es una composición de otro de los hombres de su vida: Agustín Lara.

Http://elproyectordedonnie.blogspot.com/

Por :

C Luisa Ugueto

Colaborador de Correo Cultural


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14191 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
5152
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.