Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr.a.r.pulgar M D Msc C M Phd. escriba una noticia?

Como Chavez Frias Instala el Terrorismo Comunistoide Militarista y Facista En Venezuela

29/07/2009 11:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un grupo comunista, ubicado en la Universidad de los Andes, ULA, entre quienes figuraba Adán Chávez (HERMANO DE HUGO CHAVEZ), conspiraba contra el gobierno, en conjunción de militares activos, entre ellos Hugo Chávez

El documento al cual hago referencia, analizado y contrastado con la realidad de la ejecucion y practicas de la cupula militar y politica Venezolanas de los ultimos diez años, probaría plan de conspiración De la Logia Terrorista del Saman de Guere de Hugo Chávez contra Venezuela de fecha 17 Sep 1990. Esto obliga a los venezolanos honestos a desmarcarce de las mafias gobierneras tradicionales de ayer, de hoy y las de Post-Chavez; y en consequencia, hacer de Venezuela un Estado Asociado o un Protectorado de una Potencia de Primer Mundo tipo: Reyno Unido, Canada, Noruega, Holanda, o España. El pueblo Venezolano debe ser Re-educado, DesCubanizarnos, de manera urgente. El pueblo Venezolano honesto, victima del regimen Militarista, Totalitario, Facista y Terrorista de Hugo Chavez, aceptamos la ayuda para luchar contra toda forma de Terrorismo, en Espesial, contra el Terrorismo del cual somos objetivo militar los mismos Venezolanos de parte de la cupula politica y militar de la falsa revolucion Bolivariana.

Otros dos importantes golpes anti-Constitucionales siguiendo una vocacion de legalizar el terrorismo sistematico de Estado, lo constituyen la Nueva Ley del Sufragio (la Ley elimina la Representacion Proprcional, y auspicia aquello que dice: el ganador se lo lleva todo).La otra aberracion y golpe a la Constitucion Venezolana es la Ley de Delitos Mediaticos, impulsada por la Fiscal General De la Republica Sra. Luisa Ortega Diaz. De ser aprovada esta nefasta ley, Escritos como este que ahora lee usted, seran Criminalizados y el diario Perseguido. Carcel, Prision determinadaos por la Policia del Pensamiento.

Examinemos el Documento de Marras, y formece usted, querido lector su propia opinion, viendo la realidad que los Venezolanos Vivimos a Diario desde hace una decada:

Cito:{}

"Encogeremos inexpertos en el arte de gobernar" Seleccionaremos entre el público, administradores con tendencias serviles e inexpertos en el arte de gobernar y los transformaremos en peones ..."

{...Aclaratoria: un grupo comunista, ubicado en la Universidad de los Andes, ULA, entre quienes figuraba Adán Chávez, conspiraba contra el gobierno, en conjunción de militares activos, entre ellos Hugo Chávez. Elaboraban entonces Planes político-administrativos para gobernar a Venezuela y copiaron las ideas básicas de un antiguo Programa totalitario, publicado por la Nación, dos años antes de la asonada del 4-febrero-92. Paralelamente, Arias Cárdenas y Kléver Ramírez, prepararon otro Proyecto, que fue conocido por todos los conspiradores, civiles y militares, mientras el Plan ULA-Chávez se mantuvo ultra secreto hasta que los sediciosos conquistaron el Poder y, según afirma Chávez, esas ideas son ahora la carta de navegación estratégica del régimen.

SÍNTESIS DEL DOCUMENTO: (I) "La Libertad es una ilusión, es irrealizable, porque nadie sabe usarla con discreción" "Hablemos con toda franqueza y discutamos el sentido de cada idea. Es necesario fijarse que el número de hombres con instintos perversos es mucho mayor que el de aquellos con instintos nobles. Por lo cual, un gobernante, obtiene mejores resultados empleando la violencia y la intimidación, que utilizando los discursos académicos. ¿Qué es lo que ha contenido esas fieras salvajes y de rapiña que llamamos hombres? En las primeras épocas de la sociedad estaban sometidos por la fuerza bruta y ciega; después se sometieron a la ley, que no es otra cosa que la misma fuerza disfrazada. Esta consideración me lleva a deducir que, fijándonos en la ley natural, el derecho reside en la fuerza. Entonces la idea de libertad es irrealizable, porque ninguna persona sabe como hacer uso de ella con discreción. Los ejemplos son abundantes: es suficiente dar a las masas poder de gobernarse, para que se conviertan inmediatamente en un tropel completamente desorganizado. ¿Puede un espíritu sensato creer que llegaría a gobernar las masas con argumentos y azonamientos lógicos, sabiendo que las ideas se contradicen unas a otras y debilitan la autoridad y la fuerza? ¿Alguien dirá que son inmorales estos planteamientos sobre el gobierno y sobre los hombres? Es posible que lo piensen, pero nada disminuye su valor sobre la realidad, porque la política nada tiene en común con la moral....

Un Jefe de Estado que pretenda gobernar con arreglo a leyes morales, no es un hábil político y por consiguiente no estará seguro en el Poder. Todo aquel que quiera gobernar debe recurrir al engaño y a la hipocresía. Téngase siempre presente que en política, las grandes cualidades humanas de honorabilidad y sinceridad se convierten en vicios durante el ejercicio del Poder. No hay ninguna duda, nuestro derecho reside en la fuerza. La palabra 'derecho' es una idea abstracta y en nuestro lenguaje sólo significa: 'dame todo lo que yo necesito porque soy más fuerte que tú' Nuestra fuerza, dada la situación quebradiza de todos los poderes civiles, será más poderosa que ninguna otra, porque actúa, según convenga, visible o invisible, dentro o fuera de las leyes. Así el bajo ejército de la delincuencia de todos los géneros, extendido en un país y estimulado contra los poseedores de bienes materiales o contra los defensores de una ideología o religión, es un instrumento de ataque efectivo, con el que se aterrorizan, se dispersan y se debilitan los movimientos opositores.

Del mal que momentáneamente causemos, saldrá el bienestar que ofrecerá un gobierno indestructible, duradero y eficaz, orientado por una Revolución permanente, cuyos objetivos son prefijados por la Jefatura Suprema. (II) "Encogeremos inexpertos en el arte de gobernar" Seleccionaremos entre el público, administradores con tendencias serviles e inexpertos en el arte de gobernar y los transformaremos en peones de nuestro tablero de ajedrez, donde sólo podrán moverse siguiendo las directrices de la jefatura estratégica. Son estos administradores revocables, sin iniciativas en su ejercicio. Ellos deben actuar convenientemente, según nuestro propósito, para que la mayoría de la población, siga creyendo en todas las leyes teóricas que les hemos impuesto, las cuales deben acatar, cumplir y hacer cumplir. La población debe creer que las leyes garantizan sus derechos, aunque dentro de un Proceso revolucionario, las leyes pueden cambiar cada vez que la Revolución lo exija. La prensa es una gran potencia que debemos controlar y ponerla al servicio de la Revolución. Por medio de la prensa (hoy diversos medios de comunicación) se domina el espíritu público y a la vez se orienta la critica y se controla la opinión pública, tanto hacia lo interior de las naciones, como hacia las convenientes relaciones internacionales. (III) "Por la crisis económica acrecentaremos el odio" " Hoy puedo asegurarles que estamos ya a muy pocos pasos de nuestro objetivo final" Bien pronto se derrumbarán los obstáculos que existen en la actualidad. Bien pronto el desorden y la bancarrota se notarán en todas partes. Desde el Poder se puede preparar en breve plazo el derrumbamiento de todas las viejas Instituciones. El camino está preparado para llegar al caos controlado por nosotros.

En todas las constituciones hemos tenido cuidado de hacer incluir derechos para las masas; derechos éstos absolutamente ficticios, que al no cumplirse, generan descontento e injusticias, atribuibles éstas a los ricos explotadores de los pobres. ¿Para que sirve una constitución al proletariado, si de ella no pueden recoger mas que las migajas sobrantes, que reciben a cambio de su voto, para que podamos elegir agentes nuestros, controlados rigurosamente por la Revolución? Nuestra misión es hacer creer que somos los libertadores del trabajador, que venimos a sacarlos de la opresión y con esa proposición nos ganaremos las masas durante el tiempo indispensable para establecer y consolidar el régimen revolucionario y en esa etapa avanzada, ya poco importa la popularidad y sólo tiene valor la disciplina y la obediencia sin límites a la autoridad suprema. El hambre concederá al Poder revolucionario amplios derechos sobre los trabajadores, mucho mayores que los alcanzados por los soberanos con la fuerza de la aristocracia. Manejaremos las masas valiéndonos de la envidia, los resentimientos revanchistas y el odio. Este odio se acrecentará más por el efecto que ha de producir la crisis económica, la que orientaremos hacia la paralización del comercio y la producción. Paralización o intervención, en todos los niveles donde la revolución no ejerza el control absoluto. Aceleraremos la crisis económica echando a la calle millones de desempleados, estimulándolos para que se lancen sobre las propiedades privadas de los ricos explotadores, hasta que el populacho haga sentir su poder y su desenfreno libertario. Entonces, nosotros desde el Poder, borraremos del diccionario humano la palabra libertad, por ser la libertad de las masas una ilusión de poder, que transforma los seres humanos en animales sanguinarios. No deben los revolucionarios olvidar, que los animales feroces se adormecen cuando están hartos de sangre: los bienes y la sangre de los ricos, adormecerán las masas desbordas y enfurecidas durante el tiempo necesario y conveniente al Proceso revolucionario. (IV) "Arrancar de los espíritus hasta la concepción de Dios"

"Encogeremos inexpertos en el arte de gobernar" Seleccionaremos entre el público, administradores con tendencias serviles e inexpertos en el arte de gobernar y los transformaremos en peones ..."

La libertad podría ser inofensiva y coexistir bajo un gobierno revolucionario, sin ser perjudicial a la prosperidad del pueblo. Pero con la libertad viene el inconveniente de los mercaderes de la fe, que inducen las masas a servir a Dios y a obedecerle, con los cual los pueblos quedan bajo el dominio de los pastores religiosos y esto no lo puede tolerar un gobierno revolucionario. Por ello el primer deber de la Jefatura Suprema es dictar las medidas para arrancar del espíritu de los cristianos hasta la concepción misma de Dios y sustituirla por creencias acordes con la fe revolucionaria que cumple el milagro de la liberación de los oprimidos. Las rivalidades, la lucha por la supremacía y las continuas especulaciones en el mundo de los negocios, van creando una sociedad desmoralizada, egoísta y sin corazón. Esta sociedad terminará por ser completamente indiferente frente a la religión y frente a la alta política pre-revolucionaria. Entonces en esa encrucijada, sin fe y sin orientación, el populacho, las clases inferiores, se unirán a la revolución y las clases cultas, junto a los profesionales rebeldes, tendrán que rendirse incondicionalmente o migrar, dejando atrás los bienes que aún posean. (V) "Todos los mecanismos del Estado deben estar en nuestras manos" "¿Qué clase de gobierno puede darse a sociedades donde la confusión y la corrupción se han generalizado por todas partes; en donde la riqueza no puede adquirirse mas que por la astucia, la sorpresa u otros medios fraudulentos; donde reina el desorden, sin moral, sin disciplina; donde debe prevalecer el castigo, con leyes severas y no por principios voluntariamente aceptados; donde los sentimientos de patria y de religión han desaparecidos gracias al desarrollo adquirido por las teorías cosmopolitas y monetaristas?

Nosotros queremos formar un gobierno central y fuerte, de modo que siempre podamos tener en nuestras manos las fuerzas sociales. Entonces, con nuevas leyes, reglamentaremos la vida política y económica de nuestros súbditos, como si cada uno de ellos formara parte de los engranajes de una máquina. Podrán decirnos que la clase de gobierno que yo sugiero no está de acuerdo con el progreso de la civilización actual, pero voy a demostrar lo contrario: en aquellos tiempos en que los pueblos creían que los gobiernos eran encarnación de la voluntad divina, se sometían tranquilamente al despotismo de sus monarcas. Pero desde que nosotros inoculamos al populacho la noción de sus propios derechos, miraron a los reyes como simples mortales. Y cuando perdieron la fe religiosa, se liberaron y arrojaron el Poder a la calle, para que nosotros lo recogiéramos... Durante cierto tiempo, una coalición general de todos los cristianos, podría ponernos en gran peligro, Pero la mejor protección será la que ellos mismo nos proporcionen con sus eternas contradicciones, sus rivalidades y sus odios, cuyas raíces no pueden extirpar... De modo que ningún gobierno encontrará apoyo en el de su vecino, para ir en contra nuestra, porque cada uno de ellos pensará que una acción contra nosotros, puede ser desastrosa para su existencia misma. Así es como todos los engranajes y mecanismos del Estado se mueven solamente por una fuerza que está en nuestras manos y que es el poder financiero y del oro. También es muy importante que nadie dude de nuestras ideas liberales, de las que haremos gala frente a todos los partidos y todas las tendencias. Y para asegurarnos la opinión pública, es necesario embarullarla por completo, haciéndole oír, por diferentes conductos, ideas y opiniones contradictorias, en párrafos muy largos, para que los cristianos se pierdan en el laberinto. También debemos multiplicar a tal punto los desaciertos, las bajas pasiones y las leyes cambiantes, para que nadie sea capaz de pensar con claridad y menos intentar rebelarse. (VI) "Para arruinar la industria debemos favorecer la inflación" Bien pronto comenzaremos la organización de grandes monopolios donde se acumularán riquezas colosales, tanto nuestras, como de los cristianos y de otros sedientos de ganancias.

Entonces nosotros provocaremos la crisis política, previo retiro de nuestros fondos, para llevar todo a la bancarrota, al hundimiento total de los capitales que especulan fuera de nuestro control. Aumentaremos los salarios con regularidad, lo que no proporcionará ventaja alguna a los obreros, puesto que al mismo tiempo elevaremos todos los productos de primera necesidad. Debemos desorganizar la producción en sus bases, sembrando los gérmenes de la anarquía donde haya capital, trabajo y productividad. Así obligaremos a los productores a abandonar las propiedades privadas ubicadas en los campos fértiles. Propiedades que pasan al Estado y que serán entregadas al proletariado revolucionario. Así justificamos las confiscaciones, simulando que hacemos justicia social cuando atacamos los monopolios de la tierra y damos un alivio pasajero a los desvalidos, quienes nada producirán... (VII) "El aumento de las fuerzas militares es esencial para nuestros planes"" La intensificación del servicio militar y el aumento de las fuerzas de policía, son esenciales para la realización de nuestros Planes. En toda Europa y con la ayuda de Europa, debemos suscitar en los demás continentes la sedición, las disensiones y la mutua hostilidad. Es previsible que para conseguir ese objeto nos hace falta recurrir a infinidad de engaños y artificios durante las negociaciones, pero cuando acudamos a eso que llaman 'la lengua oficial', adoptaremos una táctica opuesta, aparentando ser sumamente honrados y conciliadores. Tenemos que estar preparados por si algunos se opusieren a nuestros Proyectos. En caso necesario debemos llegar hasta la declaración de guerra al país vecino que pretendiera atravesarse en nuestro camino.

Pero si estos vecinos, a su vez, decidieran unirse en contra nuestra, será preciso desencadenar una guerra total. (VIII) "Tendremos a nuestro alrededor un ejército de economistas y banqueros" "Debemos conocer y estar seguros de todos los procedimientos y de todos los medios que manejan nuestros enemigos. Nos valdremos de recursos y argucias, los más oscuras y complicadas que existan en las leyes, en el caso de que nos veamos obligados a justificarnos y a tomar determinaciones que pudieran parecer atrevidas e injustas, porque será de gran importancia ejecutar tales decisiones de una manera tan enérgica que, a los ojos del pueblo, puedan aparecer de naturaleza completamente razonable y justa. Nuestro gobierno deberá, superada la fase inicial con el servicio de la burocracia servil e incompetente, rodearse de todos aquellos elementos más poderosos de la civilización: publicistas, abogados notables, procuradores, administradores y diplomáticos que hayamos formados y educados en nuestras escuelas especiales y guiados por la ideología revolucionaria. Tendremos a nuestro alrededor millares de banqueros, de negociantes y lo que es más necesario, millonarios, porque en realidad el dinero lo decidirá todo. Sin embargo, mientras no estemos seguros de que los altos puestos del gobierno sean desempeñados por nuestros hermanos revolucionarios, confiaremos dichos puestos a personas cuyos antecedentes y reputación sean tan malos, que se establezca una gran separación y repudio entre esos funcionarios y la nación. Los prontuarios de estos elementos, son la garantía de la lealtad a nuestro gobierno.

"Encogeremos inexpertos en el arte de gobernar" Seleccionaremos entre el público, administradores con tendencias serviles e inexpertos en el arte de gobernar y los transformaremos en peones ..."

Los profesores deben conocer los secretos de la vida social y deben ser maestros prácticos en todo lo que se refiere a la política en general. También deben ser conocedores del corazón humano, de sus fortalezas y debilidades. Ellos deben tocar diariamente las cuerdas más sensibles de esos corazones, para oír cada acorde y cada modulación. (IX) "Hemos embrutecido y corrompido varias generaciones " " Al aplicar los principios que orientan nuestro Proyecto, tenemos que poner mucho ciudadano en conocer el carácter particular de la nación, en el seno de la cual tenemos que vivir y trabajar. Es preciso que esa nación haya sido reeducada por nosotros. Sabemos por otras experiencias, que el carácter más obstinado cambiará, debidamente tratado, en un plazo de diez años y de ese modo podremos añadir un país más a aquellos que ya se nos han sometido. Gobernaremos por la fuerza, con una voluntad indomable, porque somos los restos de un gran partido que gobernó en otros tiempos. Somos el manantial del terror que se ha extendido por todas partes. Los pueblos están reclamando angustiados las indispensables soluciones a los problemas sociales. Las fallas y disensiones de los partidos han puesto esos pueblos en nuestras manos y para no destruir prematuramente las Instituciones civiles y militares, nosotros las hemos retocado con nuestra mano experta, al mismo tiempo que nos hemos adueñado de los principales resortes de sus mecanismos. De este modo todos verán que nuestro Poder llega a todas partes y que nos hemos mezclado en asuntos de justicia, en los manejos electorales, en la dirección y control de la prensa, en el desenvolvimiento de la libertad individual, y sobre todo, en aquello que más trascendencia tiene, como es la Instrucción y Educación general, que son los principales sostenes de la existencia libre. Con adecuados procesos didácticos, hemos embrutecido y corrompido varias generaciones, enseñándole a niños y jóvenes, principios y teorías que sabemos de antemano enteramente falsas, pero que nosotros mismos las hemos inculcado" (X) "Destruiremos la importancia de la familia y su valor educativo" "Empiezo hoy por repetir lo que ya he dicho: Los gobiernos y los pueblos no ven más que la apariencia de las cosas.

Y ¿cómo esperan ustedes que ellos desentrañen el sentido íntimo de las cosas y de los acontecimientos, cuando sus representantes o dirigentes, no piensan más que en divertirse, enriquecerse fácilmente y aumentar sus propias rivalidades, por llegar al Poder? Es muy necesario para nuestra política tener presente este detalle que nos ayudará cuando lleguemos a la discusión de la división del Poder, de la libertad de palabra y de prensa, de la libertad de conciencia, de la inviolabilidad de la propiedad privada y del domicilio, de los impuestos, de la fuerza retroactiva de las leyes. Todos estos puntos fundamentales para nosotros, no deben tratarse directamente delante del pueblo. Cuando demos nuestro golpe de Estado, diremos al pueblo que, 'todo marchaba espantosamente mal y por tal razón, todos ustedes han sufrido más allá de lo que se puede soportar. Nosotros venimos a destruir las causas de esos tormentos y podemos hacerlo logrando la mayor justicia para los pobres y la mayor condena para los culpables' Del sufragio universal haremos un instrumento para subir al Poder o para conservarlo, cuando estemos seguros de tener las condiciones más favorables. El sufragio popular cumplirá por última vez su papel, expresando el deseo unánime de todos.

El sistema de elegir debe cambiarse, porque la masa popular no tiene una criterio sensato y es engañada por charlatanes y demagogos. El populacho sólo intervendrá, bajo estricto control de nuestras autoridades, con el fin de hacerle creer que tiene poder como elector, para decidir la conformación del gobierno y de su propio destino... Alcanzada la fase de consolidación de nuestro sistema y lograda la reeducación de la mayoría de la población, pasamos a destruir la importancia de la familia cristiana y su valor educativo. Así quedará cerrado el ascenso de individualidades que puedan perturbar el orden impuesto al populacho, al que sólo orientarán nuestros dirigentes revolucionarios. En la nueva constitución restringiremos al mínimo el número de diputados y si entre ellos surge alguna discrepancia con las disposiciones de la Suprema Jefatura, reduciremos esos sedicentes a la nada, sometiéndolos al juicio popular. (XI) "La libertad, los derechos, el principio electivo, deberán desaparecer del repertorio humano" "

El Consejo de Estado servirá para confirmar el Poder del gobierno. Bajo las apariencias de un cuerpo legislativo, será en realidad un comité que redacte las leyes y decretos que convengan al gobierno. Se habla de la libertad de la prensa, del derecho de asociación, de libertad de conciencia, del principio electivo y de muchas cosas más que habrán de desaparecer del repertorio humano. Éstas son las formas culturales cristianas que debemos eliminar radicalmente en la nueva constitución. Si esos cambios operan en el sentido de la severidad rigurosa, pueden acarrear desesperación y si operan en sentido de complacencias ulteriores, se dirá que hemos reconocido nuestros errores y esto debilita la aureola de infalibilidad del nuevo Poder. Lo uno y lo otro perjudican el prestigio de la nueva constitución. Avancemos en movimientos uniformes, cuidando las apariencias formales. (XII) y (XIII) "Haremos una prensa para imbéciles" "Con la prensa obraremos del modo siguiente: ¿Qué papel representa actualmente la prensa? Sirve para encender las pasiones y para fomentar los egoísmos de los partidos. Es la prensa vana, injusta, mentirosa y la mayor parte de los hombres no comprende para qué sirve. Nosotros la marcaremos y le pondremos frenos, haciendo lo mismo con las demás obras impresas.(actualmente se agrava la descalificación, al tener las naciones otros medios de comunicación con gran poder de difusión del pensamiento: TV, radio, Internet). ¿De qué nos serviría el desembarazarnos de la prensa, si habríamos de servir de blanco en otras las publicaciones o libros? Entonces transformaremos la publicidad, que tan caro nos cuesta hoy, porque ella es la que nos permite censurar los periódicos, con los impuestos y otras limitaciones. Crearemos un impuesto especial para la prensa y exigiremos una participación oficial, cuando se funden periódicos o imprentas. De este modo y con otras presiones colaterales, nuestro gobierno quedará garantizado contra los ataques de la prensa y nada será dado a conocer a la gente sin nuestro visto bueno. Con estas medidas, el instrumento del pensamiento se convertirá en medio de educación controlado por nuestros agentes, que no permitirán a las masas divagar sobre los beneficios del progreso y la libertad. Y para bien de los espíritus favorables a la tendencia que habremos establecido, nuestras publicaciones serán baratas y leídas por todo el mundo.

La necesidad del pan cotidiano, hace callar a los pueblos y los convirtiéndolos en nuestros humildes siervos. También presentaremos en la prensa concursos de arte, de deportes de toda clase y con estos entretenimientos, los pueblos apartarán los ánimos de aquellos asuntos que pudieran causarnos conflictos. (XIV) "Los hombres preferirán el descanso de la servidumbre" "Cuando nuestro Poder se haya consolidado, no reconoceremos ninguna religión que pretenda dominar las masas y en consecuencia, para evitar perturbaciones, nosotros debemos destruir todas las creencias. Para descalificarlos resaltaremos los errores de administración o las fallas morales de los cristianos, que serán descritos con los más vivos colores por nosotros. Exitaremos la repugnancia contra ellos, para que los pueblos prefieran el descanso de la servidumbre, desechando los derechos a la famosa libertad, que alguna vez les causó inquietudes. (XV) "El derecho del más fuerte debe ser usado" "Cuando empecemos a gobernar, trataremos de que no haya complots contra nosotros. Para conseguirlos, condenaremos a severas penas a todos aquellos que atenten contra el gobierno establecido. Para que un gobierno sea inamovible, es necesario reforzar constantemente la aureola de su Poder y esta aureola no se obtiene mas que por medio de la inflexibilidad.

El pueblo respeta siempre al que lo hipnotiza con el valor y por la fortaleza del espíritu. ¡ Cuán clarividentes fueron nuestros sabios antiguos, al decir que 'para conseguir un objeto, no hay que detenerse ante ningún medio ni contar las víctimas que caen sacrificadas'. Expulsaremos el liberalismo de todos los puestos importantes en nuestra administración, dando el ejemplo y la debida educación a nuestros subordinados. Solamente serán admitidos en esos puestos, los revolucionarios que hayamos educado para cumplir misiones en el gobierno. Nuestro gobierno tendrá características de una tutela patriarcal, paternal y nuestros súbditos verán la autoridad suprema, como un padre que se preocupa por todas sus necesidades, de todas sus acciones y de todas sus relaciones. Se inculcará en la mente de los súbditos que sólo podrán vivir en paz y en calma, manteniendo esta tutela y dirección de la Jefatura que merece respeto y veneración por su justicia y sabiduría. (XVI) "Eliminaremos todo resto de pensamiento independiente" "Con el objeto de destruir todas las fuerzas colectivas, excepto las nuestras, estrangularemos las universidades antiguas y fundaremos otras con espíritu nuevo. Los profesores estarán preparados para su trabajo con Programas detallados y secretos, con el fin de enseñar dosificadamente a los jóvenes la doctrina nuestra. A los clasificaremos y seleccionaremos según las condiciones que demuestren para servir y para alcanzar jerarquías superiores dentro de la Revolución. Excluiremos de la enseñanza el derecho civil y el derecho político. Las lecciones sobre estas especialidades, sólo se impartirán a algunas docenas de estudiantes escogidos por sus facultades eminentes y por su afinidad con nuestro Proceso permanente. Cuando nosotros estemos en el Poder, separaremos de la educación todos los asuntos de enseñanza que puedan causar trastornos y haremos de la juventud muchachos obedientes a la autoridad e incondicionales de nuestros Proyectos. Borraremos de la memoria de los hombres todos los hechos pasados inconvenientes. De aquellos hechos conservaremos sólo los que describan las faltas de los cristianos. Nosotros también aboliremos toda enseñanza privada y abriremos nuevas posibilidades a la educación pública, donde fijaremos la fuente selecta de nuestros recursos humanos. En pocas palabras, habiendo aprendido por la experiencia, que los hombres viven y se conducen por ideales y que esos ideales son inculcados por la educación, nosotros asimilaremos y adaptaremos en nuestro provecho, los últimos destellos del pensamiento independiente. El sistema de represión del pensamiento ya está en vigor, por medio de la de enseñanza por imágenes, que transforma a los pueblos en animales dóciles, que no discurren y que esperan la representación de las cosas por imágenes para comprenderlas." (XVII) "Mejoraremos y aprovecharemos las cualidades de los abogados" "El Foro crea hombres fríos, crueles, tercos, sin principios, capaces de colocarse en todas las ocasiones en un terreno impersonal, puramente legal. Generalmente no rechazan ninguna defensa y tratan obtener la absolución de sus defendidos a toda costa, aprovechándose de las sutilezas de la jurisprudencia, para lograr convencer al juez que preside el tribunal.

Esta profesión permite sólo desarrollarse en límites muy estrechos, lo cual es conveniente para la operatividad de nuestro proyecto, que requiere profesionales con tales características. Por eso haremos de los mejores abogados, los funcionarios ejecutores de las leyes revolucionarias, cuyas formas y sentido variable, en cada caso, siempre apuntan en beneficio de la Revolución y en contra de cualquier síntoma que amenace nuestro Proceso. Aclaramos que, mientras no hayamos educado a la juventud en las nuevas creencias, durante la transición del viejo orden al nuevo, no iremos abiertamente contra las ideologías e instituciones existentes, que influyen en la Educación, tales como la Iglesia, en cambio lucharemos contra ellas con críticas profundas a su ejercicio, buscando crear disensiones entre los misioneros y separaciones de éstos con los pueblos. (XVIII) "Toleraremos a los conspiradores que no pasen de palabras" "Cuando sea necesario reforzar las medidas de protección policíaca, simularemos desórdenes y manifestaciones de descontento, expresadas éstas por buenos oradores contratados para tal simulación.

Como la mayor parte de los conspiradores obran por amor al arte y por ganas de impresionar con su charla, no les molestaremos, con tal de que se contenten con las palabras solas. Sí entre el pueblo hay alguno que se esfuerce en presentar una súplica al Jefe Supremo, los que estén en los primeros puestos deben acoger esa súplica y delante del solicitante, entregársela al Jefe, quien ordenará complacer al solicitante, lo cual aumenta la aureola del Poder y las bondades por servir al pueblo. (XIX) "Haciendo mártires engrosaremos nuestra filas" "Sí bien nosotros no admitimos que todos se ocupen de la política, estimularemos en cambio todo ofrecimiento a mejorar la condición del pueblo. Esto nos permitirá ver los defectos y las fantasías de nuestros súbditos, a quienes responderemos con la respuesta positiva a su petición o con una refutación sensata, que demostrará la falta de inteligencia de quienes piden al gobernante ayudas necias e injustificadas. Para quitar el valor físico y moral a los crímenes políticos, colocaremos a los acusados en el banquillo, en misma categoría de los ladrones, los asesinos y demás delincuentes comunes abominables. En contrario hemos inspirado la idea de que un condenado por delito político, pertenecientes a nuestras filas, es un mártir que morirá por un ideal noble, como es servir al pueblo y a la patria. (XX) "La suma de nuestros actos se resuelve en cifras" "Hablaremos del Programa financiero que he reservado para el final de mi disertación, como el punto más difícil, culminante y decisivo para nuestros Planes.

Al abordar este tema, les recuerdo lo que he dicho en forma alusiva: la suma de nuestros actos se resuelve en cifras. Cuando estemos en el Poder, nuestro gobierno evitará cargar demasiados impuestos a las masas populares. En nuestro gobierno el Jefe Supremo tendrá la ficción legal de ser propietario de todo...Podrá por tanto recurrir a la confiscación de todas las cantidades de dinero que juzgue necesarias... De ahí se desprende que la tributación consistirá en un impuesto progresivo a la propiedad. Los ricos deben comprender que su deber es poner a la disposición del Estado una parte de lo superfluo, ya que el Estado les garantizará la seguridad del remanente y el derecho a una ganancia honrada.. La caja de los fondos del Estado debe tener una determinada reserva y todo lo sobrante o excedente de ese capital, habrá de ponerse en circulación (cambio de ley del Banco Central, traspaso de reservas excedentarias para gastos corrientes). Los empréstitos, como la espada de Damocles, están suspendidos sobre la cabeza de los gobernantes, quienes prefieren soslayar los impuestos que deben pagar lo súbditos y van con las manos extendidas a pedir limosna a nuestros banqueros. Los empréstitos extranjeros son sanguijuelas que no se despegan del cuerpo del Estado vicioso y manirroto, al cual pronto reemplazaremos por el Estado popular eficiente. .. (XXI) "La deuda y su reconvenciones son producto de la corrupción" "Nuestro gobierno universal no tendrá vecinos a quienes dar dinero prestado. Hasta ahora nos hemos aprovechado de la corrupción de los administradores y de la negligencia de los gobernantes, para recibir cantidades dobles, triples y aún mayores, sólo por los intereses de cada préstamo. Para cubrir los intereses deben recurrir a nuevos empréstitos, que no se abonan al capital sino que aumentan la deuda, y a la vez, los intereses pendientes de pago, cuando los administradores agotaron el crédito, tratan de solventarlos con impuestos que caen sobre la espalda de quienes no tienen capacidad de pago ni han disfrutado de los bienes derivados de los créditos. Las consecuencias son obvias: mayor pobreza para los pobres y más desesperación para los desvalidos, a quienes hacemos llegar consignas contra sus gobernantes. Después vienen las conversiones, que disminuyen solamente el pago de intereses, sin extinguir las deudas. Desde el Poder suprimiremos las bolsas de fondos públicos, porque no dimitiremos que el prestigio de nuestro Poder se tambalee por alzas y bajas de nuestros valores. (XXII) "El sistema de represión del pensamiento ya está en vigor" "Tenemos en nuestras manos la mayor fuerza del mundo: el oro.

Podemos, en dos días, retirar de nuestros depósitos todo el oro que necesitemos. Sabremos demostrar que somos bienhechores del pueblo y así ganarnos su voluntad, lo cual nos permite utilizarlos, como cartas marcadas, en el juego político. Explicaremos al mismo tiempo que la libertad no debe confundirse con el desorden, que ha reinado durante siglos. El Programa de enseñanza será diferente para cada profesión y no se generalizará bajo ningún pretexto. Cada clase social ha de estar educada entre los límites convenientes, según el destino y el trabajo que deben cumplir. Nosotros aboliremos la enseñanza privada e impondremos nuevas teorías educativas, que serán dogmáticas y las aplicaremos para atraer a los hombres a nuestra fe. (XXIII) "Los sin trabajo son los más peligrosos" "Para que los pueblos se acostumbren a la obediencia, es necesario habituarlos a la modestia y a disminuir el uso y consumo de objetos de lujo. La embriaguez estará prohibida por ley y será castigada como un crimen contra la humanidad, ya que los hombres que se dan a ese vicio se transforman en brutos, bajo la influencia del alcohol. A los hombres y mujeres sin trabajo, hay que ocuparlos en actividades temporales diversas, por turnos, aunque estas actividades no sean productivas. Así se controla la desesperación de la gente con pequeñas asignaciones para adquirir un poco de pan para cada día. La persona desocupada se entrega a la vagancia y genera problemas de orden público, que obliga al gobierno a aplicar la represión policial contra masas de población, que debemos mantener bajo protección, como obsecuentes, para utilizarlos contra cualquier brote de disidencia". "Raro es el hombre que no aspire a gobernar y a ser el dictador; estando dispuesto el aspirante a sacrificar el bien de todos a cambio del Poder propio. Todas las ambiciones se originan en que la libertad política es un derecho, hasta ahora consagrado en las constituciones y por tal razón, muchos aspiran a ocupar los primeros sitiales del mando, lo cual por efecto de las rivalidades entre tantos aspirantes, lleva a las naciones que deseamos conquistar, a la fragmentación, a la anarquía y a la incoherencia y contradicciones para resolver sus problemas fundamentales. Entre tanto, el pueblo busca caminos viables y nosotros le abrimos las puertas en nuestras filas" ----------------- Léase y compárese el contenido de este escrito original, con elPrograma que se está cumpliendo en Venezuela desde 1999 bajo la dirección colegiada Fidel-Chávez. Súmese al análisis el contenido de los documentos titulados por Chávez: Gran Salto Adelante, con Diez Objetivos Estratégicos, presentado a sus seguidores en el Teatro de la Escuela Militar entre el 13 y 17/ Nov/2004. En el mismo tiempo y lugar, Chávez entregó otro documento fundamental para los revolucionarios, El Mapa de Navegación Estratégica y métodos de acción, para realizar la primera fase de la revolución hasta el año 2021...}

Fin de la Cita.{}

FUENTE:()

( www.Ruedalo.org

PUBLICADO EN EDICIÓN Diario La Nacion de mayor circulación en Los Andes Venezolanos

L A N A C I Ó N IMPACTO San Cristóbal, Edo. Táchira, lunes 17 de septiembre de 1990. Coordinador: Carlos Delgado Duarte Diseño Gráfico: Wilson Agudelo DE AQUELLA FECHA REPRODUCCIÓN DEL DOCUMENTO : Este documento lo leyó Ivan Ballesteros en su programa del jueves 16 de julio del 2009. )

Mi analisis obligado, por la claridad de la opresion que sufre hoy el pueblo Venezolano por Parte de la Familia Chavez Frias y la cupula de su mafia gobiernera, La Cupula Militar, La Cupula del Partido Unico Socialista de Venezuela; Y las Fuerzas de Ocupacion Cubanas; es que sirve este escrito como guia para la doctrina subversiva, militarista, facista, comunista y terrorista del Partido Socialista Unico de Venezuela (P.S.U.V.), derivado de la Logia Terrorista del Saman de Guere, el MBR-200, y Movimiento quinta Republica (M.V.R) .Guia aplicada al humilde y valiente pueblo Venezolano hoy exitosamente y desde el poder por Hugo Chavez Frias.Usan los miembros de este grupo criminal en el poder(La Logia Terrorista del SAMAN de GUERE), un camuflaje de Democratas y Humanistas, muchos Petrodollares, inclusive, estan en directa asociacion y con apoyo logistico a grupos terroristas Islamicos como Colombianos.Controlan con sus cupulas de Extremistas y acolitos fanaticos, todos los estamentos del poder. Es decir; los poderes publicos, morales, judiciales y economicos en Venezuela.

Paralelamente, Arias Cárdenas y Kléver Ramírez, prepararon otro Proyecto, que fue conocido por todos los conspiradores, civiles y militares, mientras el Plan ULA-Chávez se mantuvo ultra secreto

Dr. A.R. Pulgar, M.D.; MSc.C.M.; PhD.

FREEDOM FOR VENEZUELA


Sobre esta noticia

Autor:
Dr.a.r.pulgar M D Msc C M Phd. (3 noticias)
Visitas:
602
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.