Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

El castillo de Elmau, un lujoso y tranquilo lugar de pasado nazi

07/06/2015 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Enmarcado en un paisaje de cuento de hadas, el castillo de Elmau, en los Alpes bávaros, es un hotel de lujo con pasado nazi, transformado en zona de alta seguridad con motivo de la cumbre del G7.

A los pies de una colina, la residencia de cinco estrellas clasificada como monumento histórico ofrece la vista inalcanzable del macizo de Wetterstein, en la frontera con Austria, cuya famosa cima, el Zugspitze, constituye el punto culminante de Alemania a casi 3.000 metros de altitud.

Gracias al buen tiempo de este domingo, este paisaje que mezcla pradera, bosque y cimas cubiertas de nieve ofrece la imagen de postal que Angela Merkel desea proyectar al mundo y el marco propicio para un diálogo relajado pese a la cantidad de temas candentes que se anuncian para esta cumbre. "Queremos mostrar a nuestros invitados este espectacular lugar de Alemania. Semejante decorado es un aspecto importante para el éxito de este tipo de cumbres", declaró la canciller alemana.

La particular historia de este lugar, ejemplar en la manera en la que Alemania ha hecho frente a su pasado nazi de posguerra, ha influido en la elección de la canciller, según fuentes de su entorno.

El castillo de Elmau, situado a 1.200 metros de altitud en la comuna de Krun (sur de Alemania), fue construido entre 1914 y 1916 por el filósofo y teólogo protestante Johannes Müller, quien se convirtió bajó el Tercer Reich en un defensor de Hitler pero a la vez en opositor de su política antisemita, que consideraba como "una vergüenza para Alemania". A partir de 1942, esta lujosa residencia sirvió de lugar de descanso para los soldados de Wehrmacht (fuerzas armadas alemanas del Tercer Reich). Tras la caída del Reich, el castillo, tomado por Estados Unidos, sirvió de hospital militar norteamericano y después como refugio para los supervivientes del Holocausto. Desde los años 1990, el castillo acoge foros internacionales, con el acento puesto en la entente germano-estadounidense y germano-israelí.

Esta residencia totalmente renovada, con sus 123 habitaciones y suites, sus spas, piscinas al aire libre y salones con chimenea, pondrá a los dirigentes de las potencias económicas del mundo dentro de una burbuja, aislada de miles de manifestantes antiglobalización reunidos desde el jueves en los alrededores.

Más sobre

Varios helicópteros dirigirán a los mandatarios directamente al interior de esta "zona prohibida", rodeada por una valla metálica especialmente colocada para la cumbre, bajo fuerte dispositivo policial. Aparte de algunos senderos, solo existe una ruta de acceso, bajo control policial.

El dispositivo lo ponen a prueba las manifestaciones en Garmish-Partenkirchen, la estación de esquí situada a una quincena de kilómetros donde se encuentra el gran centro de prensa que acoge a centenares de periodistas de todo el mundo.

Mientras Baviera estima en 130 millones de euros el gasto de la cumbre y los medios alemanes hablan un dispositivo de 25.000 policías, las autoridades mantienen la confusión sobre el número total.

En espera de una importante caída del turismo, el castillo de Neuschwanstein, no lejos de Elmau, y el más visitado de Alemania, construido por el rey Luis II de Baviera y convertido en el logo de Walt Disney, será iluminado durante el G7 con los colores de los siete países participantes como símbolo de bienvenida.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3761
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.